Los destrozos del huracán Andrew

  • El huracán Andrew causó más de 30 millardos de dólares en daños en el Sur de la Florida. Florida City, aqui en la foto, encabezaba la lista de poblaciones más afectadas.

  • Los vientos y la lluvia se llevaron a su paso ventanas, paredes, balcones y hasta las fachadas completas de algunos edificios. (Chuck Fadely/Herald Staff)

  • La histórica mansión de Deering State, en Palmetto Bay, quedó sepultada bajo una montaña de escombros.

  • El paso de Andrew dejó sin hogar a más de 180 mil familias que, en la mayoría de los casos, apenas pudieron escapar con lo que llevaban puesto. (C.M. Guerrero//El Nuevo Herald)

  • El huracán arrasó manzanas enteras de casas y edificios en el sur de Miami, Homestead y Florida City. (Joe Rimkus Jr/Herald Staff)

  • Pueblos enteros como Naranja Lakes, cerca de Homestead, quedaron convertidos en poblaciones fantasmas. (Tim Chapman/Herald Staff)

  • Las casas del centro histórico de Cauley Square, cerca de Goulds, quedaron arrasadas con la fuerza de los vientos del huracán Andrew. (Chuck Fadely/Herald staff)

  • Los "trailers" o casas móbiles se convirtieron en proyectiles con la fuerza de los vientos, causando daños a varias millas a la redonda. (Patrick Farrell/Herald Staff)

  • El huracán causó destrozos todas las casas de Country Walk, al sur del Condado Miami-Dade. (Tim Chapman/Herald Staff)

  • Miles de personas trataron de volver a sus casas en los días siguientes al huracán pero no consiguieron sino escombros. Diane Clark y su hija Sheena se contaban entre las afortunadas porque encontraron con vida a su mascota. (Peter Andrew Bosch/Herald Staff)

  • Los vientos del huracán Andrew superaron las 145 millas por hora, con ráfagas de hasta 175 millas por hora. (Bill Frakes/Herald Staff)

  • El huracán Andrew tocó tierra a las cinco de la mañana del 24 de agosto de 1992. El ojo de la tormenta pasó por la ciudad de Homestead, destrozando todo lo que consiguió a su paso (Foto cortesía del Centro Nacional de Huracanes)