Venezuela, dictadura y democracia

 
 

Un trabajador de la refinería petrolera de Amuay, en Venezuela, es la mayor de América Latina.
Un trabajador de la refinería petrolera de Amuay, en Venezuela, es la mayor de América Latina.
Bloomberg News

El Nuevo Herald

Descubierta para el mundo occidental en 1498 por Crist√≥bal Col√≥n, y bautizada por Am√©rico Vespucio como una Venecia de peque√Īas proporciones, Venezuela ha encarnado una geograf√≠a privilegiada con recursos que han servido de plataforma para el surgimiento de las m√°s grandiosos sue√Īos de libertad y prosperidad, pero tambi√©n para sangrientas aventuras dictatoriales que han llevado al pa√≠s a las fronteras de la barbarie.

Mucho antes de que el petr√≥leo pusiera a Venezuela en el mapa de la geopol√≠tica mundial, a principios del siglo 20, la ambiciosa campa√Īa de Sim√≥n Bol√≠var hab√≠a logrado un lugar para el pa√≠s en la historia universal.

A diferencia de Bogot√°, con una destacada vida cultural universitaria, y Quito, con la sapiencia de los seminarios, Caracas era considerada la capital de los cuarteles, una caracter√≠stica que convirti√≥ a la entonces Capitan√≠a General de Venezuela, a principios del siglo 19, en la plaza militar espa√Īola m√°s levantisca de Sudam√©rica, y donde de hecho se inici√≥ la enorme epopeya por la independencia de Espa√Īa, liderada por Bol√≠var, que se extendi√≥ a media docena de pa√≠ses.

Bolívar reunió en sí mismo las contradicciones de la joven nación que terminó por nacer con la primera proclamación de independencia, el 5 de julio de 1811, y el triunfo de la Batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1821.

Al mismo tiempo, el Libertador era un amante de la libertad y del gobierno de los virtuosos, pero impuso una dictadura férrea para llevar a cabo una empresa que selló la independencia de seis países, sin lograr su ambición más preciada, la de unificar las naciones hispanoamericanas en una sola.

Como Bolívar, Venezuela ha sido un país debatido entre su amor a la libertad, y su tendencia a aceptar la imposición caudillesca y dictatorial.

La misma combinaci√≥n de altos prop√≥sitos y maneras autocr√°ticas, distinguir√≠a como un traje a la medida a muchos gobiernos venezolanos de los siglos XIX y XX, especialmente las dictaduras de Juan Vicente G√≥mez, que se extendi√≥ por 28 a√Īos hasta 1935, y la del coronel Marcos P√©rez Jim√©nez, una dictadura de una d√©cada que llev√≥ el idealismo militar bolivariano y la represi√≥n pol√≠tica a niveles nunca vistos hasta entonces, y limit√≥ la libertad de expresi√≥n como nunca antes.

Es el mismo traje, seg√ļn analistas e historiadores, visible actualmente en las reformas constitucionales planteadas hoy en Venezuela, que busca acumular como nunca antes la mayor cantidad de poder posible en manos de una sola persona.

En medio de las autocracias personalistas, los gobernantes venezolanos nunca perdieron la vieja costumbre de los proyectos desmedidos y ambiciosos, un hábito que con la llegada del petróleo alcanzó niveles estratosféricos.

Francisco de Miranda, considerado el venezolano m√°s universal, hab√≠a concebido primero que nadie la independencia del continente de manos de los espa√Īoles a fines del siglo XVIII. Pele√≥ en tres revoluciones, fue amigo de Washington, Pitt y Catalina de Rusia, pero no pudo lograr su sue√Īo.

Bol√≠var mismo hab√≠a so√Īado liberar la Florida del dominio espa√Īol e incorporarla a su mandato, una aventura de seis meses que termin√≥ en el fracaso en 1817, con la fugaz creacion de la Rep√ļblica de las Floridas, que tuvo como presidente al venezolano Pedro Gual, y como capital provisional la peque√Īa isla de Amelia, pocas decenas de millas al este de Tallahassee.

A mediados de la segunda mitad del siglo XIX, el gobernante Antonio Guzmán Blanco, trató de convertir a Caracas en el París latinoamericano, fabricando incluso un Arco del Triunfo a escala e imponiendo el francés en los círculos sociales de la capital venezolana.

Otro aut√≥crata, Juan Vicente G√≥mez, impuso con habilidad y mano dura la dictadura m√°s larga conocida en Venezuela hasta ahora, 28 a√Īos de dominio entre 1908 y 1935, que seg√ļn el historiador Manuel Caballero impuso la paz en medio de una constante lucha de caudillos, pero retras√≥ en 35 a√Īos la llegada del siglo XX al pa√≠s sudamericano.

El inesperado surgimiento del petróleo abrió el país, al mismo tiempo y paradójicamente, a la más inimaginable riqueza, y a una creciente miseria que todavía pervive.

El oro negro trajo la prosperidad que no llegó con los caudillos ni los autócratas, y puso a Venezuela en el horizonte de la economía internacional, y del consumismo capitalista.

Al mismo tiempo que abrió un mundo de posibilidades nunca vistas para los venezolanos de a pie, el petróleo también sirvió desde el principio para afianzar las dictaduras personalistas y los gobiernos despóticos.

La dictadura de Juan Vicente Gómez sostuvo su garra represiva en gran medida gracias a los crecientes créditos que provenían de la explotación petrolera.

Venezuela alcanzó por primera vez el fugaz esplendor de país de primer mundo a mediados de la década de los 50, cuando la Guerra de Corea y la naciente inestabilidad del Medio Oriente, catapultaron los precios internacionales del crudo, generando para la nación sudamericana recursos nunca antes vistos, y que generaron una fiebre megalómana de construcciones e importaciones de productos de consumo masivo, dando inicio al famoso consumismo de los venezolanos.

El petróleo también ayudó a sentar las bases de la democracia en Venezuela, cuando los recursos abundantes comenzaron a circular gracias a las políticas redistributivas de los gobiernos en la década de los 60 y 70, especialmente la administración del presidente Carlos Andrés Pérez, que vivió la bonanza de un nuevo repunte de los precios del crudo luego de la Guerra del Yom Kippur en 1973.

Al mismo tiempo, el oro negro también ha sido factor de pesadillas para la sociedad venezolana.

En 1983, cuando los precios del petróleo ya no podían financiar el creciente gasto fiscal, el país experimentó su primera gran crisis económica, cuando el bolívar debió sufrir una importante devaluación que hizo quebrar numerosas empresas y muchos venezolanos quedaron en la bancarrota.

En 1989, el anuncio de incremento en el precio de la gasolina produjo el primer sacudi√≥n social conocido como el Caracazo, que puso al pa√≠s al borde del caos y produjo centenares de muertos. Tres a√Īos despu√©s, en 1992, el fantasma del Caracazo inspir√≥ dos golpes de estado, uno de ellos comandado por un entonces desconocido teniente coronel Hugo Ch√°vez.

El comandante Chávez fracasó en su levantona, pero estableció un hito que tendría importantes consecuencias para la vida de Venezuela.

Los bajos precios del crudo, que se lleg√≥ a cotizar a $9 el barril, llevaron en 1998 al gobierno de Rafael Caldera al borde de la par√°lisis, y seg√ļn analistas, abri√≥ las puertas al triunfo del comandante golpista en las elecciones de ese a√Īo, y una nueva era para la pol√≠tica venezolana.

El nuevo repunte de los precios del petr√≥leo, que comenz√≥ en el 2000 en un ascenso que todav√≠a no culmina, han significado el mejor aliado del gobierno de Hugo Ch√°vez, que ya lleva, en 2007, ocho a√Īos en el poder.

Seg√ļn un consenso com√ļnmente repetido entre intelectuales y especialistas en Venezuela, hist√≥ricamente la popularidad de los gobiernos venezolanos ha sido directamente proporcional a los precios del petr√≥leo.

De la misma forma, estiman los expertos, la salud de la democracia es con frecuencia inversamente proporcional a los precios del crudo, en la medida en que con abundantes recursos económicos, los gobiernos tienden a aplicar un estilo autocrático de mandato.

¬ŅVolver√° una variaci√≥n en los precios del crudo a modificar el futuro pol√≠tico de los venezolanos? La respuesta, que para algunos es clara, todav√≠a est√° por verse.

Más de Reportes

  •  

 <span class="cutline_leadin">El Dr. Dileep</span> Yavagal, de la University of Miami Miller School of Medicine, está llevando a cabo un estudio para el tratamiento de accidentes cerebrovasculares con células madre.

    Células madre podrían ayudar después de un accidente cerebrovascular

    Las células madre bajo investigación para determinar si ayudan a la movilidad después de un accidente cerebrovascular

  •  

 <span class="cutline_leadin">Jesse Reeves-García</span>

    La falta de sueño puede causar aumento de peso

    La falta de sueño puede ser la culpable de esas libras de más. Al mismo tiempo, el aumento de peso y la obesidad pueden producir falta de sueño o trastornos del sueño potencialmente letales como la apnea obstructiva del sueño, un problema causado cuando los músculos en la parte de atrás de la garganta no pueden mantener abiertas las vías respiratorias. Esto provoca que se detenga la respiración repetidamente durante el sueño interrumpiendo el tan necesario sueño reparador profundo REM.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Charlotte Thies,</span> de 8 años, sufrió una contusión al caer de la barandilla de una escalera. El Dr. John Kuluz, director de lesiones traumáticas del cerebro del Miami Children’s Hospital la examina 6 semanas después.

    Más peligrosos los golpes entre los atletas jóvenes

    Los atletas jóvenes necesitan más exámenes y entrenamientos para atender las contusiones

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria