Torre de la libertad: un símbolo para los cubanos

 
 

La Torre de la Libertad ha sido formalmente nominada a Monumento Histórico Nacional.
La Torre de la Libertad ha sido formalmente nominada a Monumento Histórico Nacional.
AL DIAZ / THE MIAMI HERALD

The Miami Herald

En 1965 Luz María Docampo se montó con todas sus esperanzas, sus miedos y su familia en un barco que la llevó de Cuba a la Florida. En los brazos llevaba un bebé de 24 días de nacido y una hija pequeña que Docampo temía que iba a morir a causa del mal tratamiento médico que había recibido en Cuba.

Ya en Miami, Docampo buscó ayuda para ella y su familia en la emblemática Torre de la Libertad del downtown, la primera escala para muchos de los miles de cubanos desorientados que llegaban huyendo del régimen comunista de Fidel Castro.

"Para mí la torre fue el paraíso'', dijo Docampo, que atribuye a los médicos allí la curación de su hija. Docampo dice que la niña enfermó por antibióticos vencidos que le administraron en Cuba. "Allí salvaron a mi hija''.

Miami ha dado la bienvenida a olas de inmigrantes durante generaciones, pero ningún lugar abrió los brazos con tanto calor humano como la Torre de la Libertad, donde equipos de intérpretes, médicos y voluntarios brindaron alimentos, servicios médicos y apoyo financiero a los 450,000 refugiados cubanos que pasaron por sus puertas entre 1962 y 1974.

El edificio estilo mediterráneo, pintado de color mostaza y muy parecido a la torre de la Giralda en Sevilla, España, acabó por conocerse simplemente como El Refugio, donde el Centro de Emergencia para Refugiados Cubanos tenía su sede.

Algunos refugiados pasaron poco tiempo en la torre. Durante los primeros años, cuando el Programa de Refugiados Cubanos se dedicaba fundamentalmente a la reubicación en otras partes del país, los trabajadores sociales a menudo sólo daban a los refugiados un abrigo, un boleto de ida a una ciudad del norte y una pequeña cantidad de dinero.

Para los que se quedaron en Miami, las visitas a la torre se convirtieron en una parte cotidiana de su vida. Allí iban a recoger cupones para las vituallas esenciales del mes, como queso, leche en polvo y mantequilla, así como a buscar oportunidades de empleo que les permitieron comenzar a ganarse la vida en la Florida.

"La torre es un símbolo de la ayuda brindada a los cubanos que vinieron aquí y nos sirvió de mucho'', dijo Octavio Donnell, de 87 años, que consiguió su primer trabajo, lavando platos en un hotel de Miami Beach, en el programa de empleos para refugiados. "Todos la recordamos con un profundo cariño''.

Con frecuencia Donnell tuvo que hacer largas filas en la torre para recibir los $100 mensuales que permitían a las familias pagar el alquiler hasta que encontraran trabajo. También iba en busca de artículos menos prácticos, pero no menos importantes: regalos de Navidad para sus tres hijas pequeñas.

Para Donnell, quien en Cuba era dueño de una empresa de construcción, la perspectiva de pasar los días festivos sin regalos para sus hijas era un recordatorio doloroso del enorme cambio que habían sufrido.

La ayuda que la familia recibía en la torre era "más importante para nuestros hijos que para mi mujer y para mí'', dijo. "En esa época no teníamos dinero para nada''.

Muchos cubanos valoraban también un artículo menos tangible que el centro les brindaba: la sensación de comunidad que encontraban allí en un momento en que en Miami había muchos menos cubanos que ahora.

"Yo pensaba que todo el mundo allí iba a ser americano, ¡pero todos eran cubanos!'', dijo Docampo, quien fue a la torre con su esposo y sus tres hijos. "Me sentía como en casa porque nos aceptaban y protegían''.

El personal del centro, mayoritariamente cubano, trabajaba largas horas durante los períodos de mayor demanda para atender a los numerosos refugiados que esperaban en filas que le daban la vuelta a la manzana.

Los refugiados "nos lo contaban todo, las cosas que les habían pasado y los hijos que habían dejado atrás en Cuba'', dijo Antoinette Gorrin, de 83 años, que trabajaba en la torre entrevistando a los refugiados.

"A veces llorábamos con ellos'', dijo Gorrin de los entrevistadores. "Fue el mejor trabajo que he tenido en mi vida porque para nosotros significaba mucho ayudar a nuestros compatriotas''.

La torre, construida en 1924 como sede del periódico The Miami Daily News, conocido más tarde simplemente como The Miami News, estuvo en desuso mucho tiempo cuando el programa concluyó en 1974.

En 1997 la familia del Jorge Mas Canosa, presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana, compró el edificio y gastó $20 millones --parte del dinero provino de donaciones de la comunidad-- para restaurarlo con la idea de convertirlo en un museo dedicado a la experiencia del exilio cubano.

En el 2005 la familia se lo vendió al urbanizador Pedro Martín, de Terra Group, quien causó una controversia con sus planes de construir un edificio de apartamentos de 62 pisos que requeriría la demolición de la parte trasera de la torre. Más tarde lo donó al Miami Dade College, que en estos momentos lo usa como galería de arte.

Los antiguos refugiados todavía van de vez en cuando a visitar las salas de la torre, llevados por la nostalgia.

Luz Docampo y su esposo Enrique llevaron allí a sus hijos hace una década.

"Ellos siempre tuvieron la idea de que se trataba de un lugar importante, pero eran tan pequeños cuando vinieron por primera vez que no lo recordaban todo'', dijo Enrique Docampo.

"Les dijimos que la torre representaba la libertad que vinimos a buscar aquí''.

cwoods@MiamiHerald.com

Más de Cuba

  •  

 <span class="cutline_leadin">La falta</span> de productos en Cuba es común y la escasez afecta todos los rubros, desde alimentos a medicinas. En la imagen de noviembre del 2013, los estantes de una farmacia de La Habana tienen poco que ofrecer.

    De cerveza a condones, se agrava la escasez en Cuba

    Primero, las papas desaparecieron de los mercados cubanos. Ahora están de vuelta, pero la policía lucha para mantener bajo control a multitudes de frenéticos compradores. Y hay una nueva escasez de cerveza y preservativos, con algunas tiendas cobrando hasta $1.30 por cada condón.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Una vendedora </span>de periódicos en La Habana lee un tabloide confeccionado por el diario oficialista Granma, donde se divulga la nueva Ley de Inversión Extranjera.

    Gobierno publica polémica Ley de Inversión Extranjera

    El gobierno de Cuba publicó el miércoles la nueva Ley de Inversión Extranjera y su correspondiente reglamento que regirá a partir de finales de junio y cuya principal novedad serán los beneficios fiscales que ofrece al capital foráneo.

  • Cuba acogerá evento de la comunidad gay

    Cuba acogerá la VI conferencia de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex para América Latina y el Caribe (ILGA-LAC), del 6 al 10 de mayo próximo, que reunirá a más de 400 representantes de esa comunidad en la región, informaron sus organizadores.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria