Valor de las casas en Miami-Dade cae más de lo esperado

 
 

UNA CASA a la venta en Miami en el 2009.
UNA CASA a la venta en Miami en el 2009.
Getty Images

mhaggman@MiamiHerald.com

La reducción más severa en el valor gravable de las propiedades del condado Miami-Dade en por lo menos 40 años, es en realidad algo peor de lo que en un principio se pensaba.

Los últimos registros de propiedades dados a conocer esta semana muestran que la caída fue del 9.5 por ciento a nivel del condado, y no del 9.2 por ciento.

Y las ciudades más golpeadas, como Homestead, salieron muy mal paradas: en vez de la reducción del 18 por ciento que se reportó en un análisis preliminar del mes pasado, las propiedades de la ciudad perdieron el 25 por ciento de su valor en libros, en el marco de la recesión económica.

En todo Miami-Dade, la reducción hizo que se perdieran $23,000 millones en el valor de las propiedades inmobiliarias, lo que hizo que el valor total de los bienes raíces en el condado cayera a $222,000 millones, según una evaluación del registro del impuesto a la propiedad dado a conocer por el tasador de propiedades del condado, Pedro J. García.

Broward enfrenta una situación similar, con una caída en el valor gravable de un 10.6 por ciento en el condado, según anunció esta semana Lori Parrish, tasadora de la propiedad. Esta cifra es prácticamente la misma que la de la estimación preliminar.

La pronunciada caída de los valores inmobiliarios --sobre las que gobiernos locales, escuelas, bibliotecas y autoridades gubernamentales imponen gravámenes para obtener fondos-- augura un verano difícil para la confección del presupuesto en ambos condados.

Los administradores y los funcionarios electos deben decidir qué es lo que se puede recortar, al tiempo que determinan qué programas y servicios son lo suficientemente importantes como para ameritar un aumento en el impuesto a la propiedad. Y esto ocurre en momentos en que los contribuyentes, enfrentados a la recesión, no están dispuestos a pagar más impuestos a las entidades públicas que crecieron desordenadamente durante el auge inmobiliario.

Por ejemplo, el presupuesto operativo del condado Miami-Dade aumentó un 32 por ciento en los últimos cinco años gracias al desarrollo inmobiliario.

"El gobierno está a dieta y debía haberlo hecho hace mucho tiempo'', dijo Charles Burkett, alcalde de Surfside, quien se opone a un aumento a los impuestos de la propiedad a pesar de la reducción del 16 por ciento en el valor gravable en su ciudad. "Haremos lo que todos los contribuyentes están haciendo en el condado Dade, es decir, equilibraremos el presupuesto con los ingresos que tenemos''.

Los anuncios con las tasas impositivas propuestas se enviarán a los propietarios en agosto. Por regla general, los gobiernos locales aprueban los presupuestos del nuevo año fiscal en septiembre. Después se envían por correo las facturas finales de los impuestos.

De los 45 distritos fiscales en el condado Miami-Dade, sólo uno, el del Miami Downtown Development Authority, registró crecimiento. Esa institución gubernamental, que cubre el núcleo urbano de Miami, vio un crecimiento de 9.5 por ciento en su base gravable el pasado año, debido a una ola sin precedentes de construcciones que produjo 23,000 condominios en el centro de la ciudad.

Pero son pocos los casos semejantes. Los valores gravables en Cutler Bay se desplomaron un 20 por ciento. North Bay Village diminuyó un 19 por ciento. Florida City, un 13 por ciento.

Las zonas no incorporadas de Miami-Dade sufrieron reducciones del 11 por ciento. A la ciudad de Miami no le fue tan mal, pues sólo cayó un 6 por ciento.

"Nuestra meta es no aumentar los impuestos'', dijo Jason Walter, administrador de El Portal. ‘‘Recomendaré eliminar puestos y utilizar fondos de reserva''.

A muchas ciudades de Broward les fue peor que al promedio del condado, incluyendo a Parkland, con un descenso del 17 por ciento.

Para el gobierno condal de Broward, las pérdidas de los valores inmobiliarios se traducen en un déficit de unos $100 millones. En junio, los comisionados rechazaron una propuesta de la administradora del condado, Bertha Henry, de elevar la tasa impositiva con el objetivo de recuperar algunos de esos fondos perdidos, lo que significa que los comisionados tendrán que aprobar mayores reducciones de servicios en septiembre.

Las ejecuciones hipotecarias y las ventas en corto (en las que un acreedor permite que una casa se venda por una suma menor a la que se debe por la hipoteca) son los principales responsables por la drástica caída.

La reducción se basa en las ventas de casas en el 2008 y la caída es más del doble de la registrada el año anterior. Parrish incluyó las ejecuciones y las ventas en corto si aparecían en las listas del MLS que utilizan los agentes inmobiliarios. Miami-Dada sólo incluyó las ventas en corto, pero no la ejecuciones hipotecarias.

En Miami-Dade se considera que la reducción creó un hueco de entre $350 y $400 millones en el presupuesto. En su intervención del martes ante la Cámara de Comercio del Gran Miami, el administrador del condado, George Burgess, dijo que en los 27 años que lleva trabajando en el gobierno "nunca había visto mayores dificultades presupuestarias que ahora''.

Carlos Alvarez, alcalde del condado Miami-Dade, ha insinuado que propondrá un aumento de la tasa del impuesto a la propiedad y, en una entrevista el mes pasado, afirmó que "es casi imposible que sólo haciendo recortes consigamos un presupuesto aceptable''.

No obstante, algunos comisionados del condado se han comprometido a oponerse a los aumentos de impuestos. Como reflejo de las dificultades presupuestarias, Alvarez decidió demorar el anuncio de su propuesta de presupuesto hasta que se publicar el valor gravable de las propiedades.

García, el tasador de propiedades del condado, dijo que entiende el dilema de los funcionarios electos a la hora de confeccionar un presupuesto con una base fiscal considerablemente menor. Pero añadió que le preocupa mucho más la lucha diaria de los residentes por salir de la crisis.

"Recuerden a los contribuyentes'', dijo García el jueves ante la Comisión de Miami-Dade.

Mientras tanto, los valores inmobiliarios podrían reducirse aún más el próximo año.

"Estamos viendo muchas más ventas, pero el precio de las propiedades es hasta ahora un tercio más bajo'', dijo Parrish, tasadora de Broward. "Todavía no veo el fondo. Esto es sólo lo que sabemos hasta ahora''.

Más de Espacios

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria