Alarmante contaminación del agua en EEUU

 
 

EN EL CANAL Gowanus, en Brooklyn, Nueva York, la contaminación del agua es notoria y contiene hasta desperdicios 
vertidos por la población.
EN EL CANAL Gowanus, en Brooklyn, Nueva York, la contaminación del agua es notoria y contiene hasta desperdicios vertidos por la población.
SPENCER PLATT / Getty Images

The New York Times

Jennifer Hall-Massey sabe que en su ciudad, Charleston, Virginia Occidental, el agua de la llave no se puede tomar.

Su familia trata de evitar el contacto con el agua. Su hijo más pequeño tiene llagas en los brazos, las piernas y el pecho, causadas por el contacto con agua, contaminada con plomo, níquel y otros metales pesados. Y a otro de sus hijos han tenido que ponerle coronas en varias muelas para sustituir el esmalte erosionado.

Los vecinos se aplican lociones especiales después de bañarse porque la piel les arde. Las pruebas realizadas indican que el agua del grifo tiene arsénico, bario, plomo, manganeso y otros metales en concentraciones que según las autoridades federales normativas, podrían causar cáncer, afectar los riñones y el sistema nervioso.

"¿Cómo podemos tener cable digital e internet en casa, pero no agua limpia?" dice Hall-Massey, contadora de uno de los bancos más grandes del estado.

Ella y su esposo Charles no viven en cualquier rincón de los Apalaches. Charleston, la capital del estado, está a menos de 17 millas de su casa.

"¿Cómo es que eso sucede?" pregunta.

Cuando Hall-Massey y 264 vecinos demandaron a nueve empresas de carbón, acusándolas de verter desechos peligrosos en fuentes de agua, el abogado no tuvo que excavar mucho para encontrar pruebas. Según las leyes estatales, algunas compañías habían revelado a las autoridades que estaban vertiendo concentraciones ilegales de productos tóxicos, que a su vez contaminan el agua de los vecinos.

Pero las autoridades normativas estatales no castigaron, ni siquiera multaron, a las compañías por infringir las leyes contra la contaminación.

Es un patrón que no se limita a Virginia Occidental. Hace casi cuatro décadas el Congreso aprobó la Ley de Agua Limpia para obligar a los contaminadores a revelar los desechos tóxicos que vierten en las fuentes de agua y les da a esas autoridades potestad para multar o encarcelar a los infractores. Los estados han aprobado estatutos anticontaminantes por cuenta propia. Pero en años recientes las infracciones a esas leyes han aumentado en todo el país, concluyó un amplio estudio realizado por The New York Times.

Sólo en los últimos cinco años, fábricas de productos químicos, plantas de manufactura y otros han infringido las leyes contra la contaminación más de medio millón de veces. Las infracciones pueden limitarse a no declarar emisiones o verter sustancias tóxicas en concentraciones que según las normas establecidas pueden causar cáncer, defectos al nacer y otras enfermedades.

Pero la inmensa mayoría de esos infractores han evadido el castigo. Las autoridades estatales han ignorado repetidas veces los desechos ilegales y la Oficina de Protección Ambiental (EPA), que puede castigar a los infractores cuando los propios estados no toman medidas, frecuentemente no ha querido intervenir.

Como es difícil determinar qué causa enfermedades como el cáncer, es imposible saber cuántas enfermedades son resultado de la contaminación del agua o qué efectos tienen esas sustancias en enfermedades de individuos específicos.

Pero los temores a esas sustancias son de suficiente magnitud como para que el Congreso y la EPA hayan normado más de 100 contaminantes con la Ley de Agua Limpia y limitado estrictamente 91 productos químicos o contaminantes en el agua potable mediante otra ley.

Las propias autoridades reconocen los problemas. La nueva administradora de la EPA, Lisa P. Jackson, dijo en una entrevista que aunque se ha avanzado mucho desde que se aprobó la Ley de Agua Limpia en 1972, hoy el sistema de agua potable de Estados Unidos no cumple los requisitos de salud pública y las leyes contra la contaminación se hacen cumplir con una frecuencia inaceptable.

Jackson añade que fortalecer las medidas de pureza del agua potable es una de sus prioridades, pero las autoridades normativas estatales dicen que hacen lo que pueden con recursos insuficientes.

The New York Times obtuvo cientos de miles de documentos sobre aguas contaminada mediante la Ley de Libertad de Información, solicitados a cada estado y a la EPA, y compiló una base de datos de infracciones de contaminación de agua a nivel nacional más amplia que la de los estados o incluso la EPA.

Para una versión interactiva que muestra las infracciones en cualquier zona, visite www.nytimes.com/toxicwaters. Además, el Times entrevistó a más de 250 autoridades estatales y federales, administradores de sistemas de acueducto, defensores del ambiente y científicos.

El estudio muestra que, según los cálculos, uno de cada 10 estadounidenses ha bebido agua que contiene productos químicos peligrosos o que de algún modo no cumple las normas establecidas.

Esos contactos incluyen cancerígenos en el agua potable de grandes ciudades y productos químicos peligrosos en pozos cuyas aguas se usan para beber. En general, los pozos, que normalmente no están regulados por la Ley de Agua Potable, tienen más probabilidades de contener contaminantes que los acueductos municipales.

Los investigadores dicen que como las aguas contaminadas no tienen un olor o sabor particular, muchas personas no saben que están tomando una sustancia peligrosa, incluso cuando se enferman debido a ello.

Pero se calcula que 19.5 millones de personas se enferman todos los años por tomar agua contaminada con parásitos, bacterias o virus, según un estudio publicado el año pasado en la Reviews of Environmental Contamination and Toxicology. Esa cifra no incluye enfermedades causadas por otras sustancias químicas o tóxicas.

En los mayores estados lecheros del país, como Wisconsin y California, los granjeros han echado heces fecales de animales en terrenos y se han filtrado a los pozos, causando serias infecciones. El agua del grifo en zonas agrícola, que incluye ciudades en Illinois, Kansas, Missouri e Indiana, contienen pesticidas en concentraciones que algunos científicos han vinculado con defectos congénitos y problemas de infertilidad.

En partes de Nueva York, Rhode Island, Ohio, California y otros estados, en los que los sistemas de alcantarillado no son suficientes para hacer frente a un exceso de lluvias, desechos humanos sin procesar han llegado a ríos y finalmente a las playas. El agua potable en partes de Nueva Jersey, Nueva York, Arizona y Massachusetts contiene las mayores concentraciones de tetracloroetileno, un solvente que se usa para lavado en seco y vinculado con problemas renales y cáncer. (Ciertos tipos específicos de contaminación de agua se examinarán en artículos futuros del Times.

Las investigaciones del Times también muestran que el año pasado 40 por ciento de los acueductos locales infringieron la Ley de Agua Potable por lo menos una vez, según un análisis de datos de la EPA. Esas infracciones van desde el mantenimiento inadecuado de documentación hasta permitir que ciertas sustancias cancerígenas se filtren al agua potable.

Más de 23 millones de personas recibieron agua potable de sistemas municipales que infringieron alguna norma de salud.

En algunos casos las personas se enfermaron de inmediato; en otros, ciertos contaminantes, como productos químicos, toxinas inorgánicas y metales pesados se pueden acumular en el organismo durante años o décadas antes de causar problemas. Algunos de los contaminantes detectados con más frecuencia están vinculados al cáncer, defectos de nacimiento y trastornos neurológicos.

Documentos analizados por el Times indican que la Ley de Agua Limpia se ha infringido más de 506,000 desde el 2004 por más de 23,000 compañías e instalaciones, según informes sometidos por las propias empresas infractoras, que a veces analizan lo que vierten sólo una vez cada tres meses, de manera que la cifra real es mucho mayor. Y también se informa que hay muchas compañías que no informan sus vertimientos, algo que es ilegal, y no se pueden documentar sus emisiones de sustancias peligrosas.

Los grupos ecologistas dicen que las infracciones de la Ley de Agua Limpia han aumentado significativamente en los últimos 10 años. La información más amplios sólo data de hace cinco años y muestra que el número de instalaciones que han infringido la Ley de Agua Limpia aumentó más de 16 por ciento del 2004 al 2007, el año más reciente del que se tienen datos completos.

Más de Estados Unidos

  •  

Walter Unbehaun, de 73 años, un ex convicto de Rock Hill, Carolina del Sur, cuando robaba un banco en Niles, Illinois, según esta imagen de una cámara de seguridad, el 9 de febrero de 2013. Unbehaum fue capturado y el jueves le será dictada sentencia en Chicago. Unbehaum dijo que asaltó el banco porque quería regresar a la prisión. En un periodo de 50 años, Unbehaun sólo pasó seis fuera de prisión.

    EEUU: Hombre asalta banco para volver a prisión

    Un expresidiario de 74 años que pasó casi toda su vida de adulto tras las rejas regresará al lugar que considera su hogar: la cárcel.

  •  

Esta foto cedida por la agencia noticiosa semioficial ISNA, tomada el martes 15 de abril del 2014, muestra a Maryam Hosseinzadeh abofeteando al condenado de asesinar a su hijo antes de la ejecución. La mujer lo perdonó a último momento y las autoridades supendieron la ejecución.

    Mujer iraní perdona al asesino de su hijo

    La ejecución de un iraní condenado por asesinato fue suspendida a último momento esta semana cuando la madre de su víctima lo perdonó cuando el condenado ya tenía la soga al cuello.

  •  

 <span class="cutline_leadin">El presidente </span>Barack Obama anunció dos nuevos programas que no necesitan la aprobación del Congreso y que dedicarán fondos ya existentes en el presupuesto federal.

    Obama anuncia programas para la formación

    El presidente Barack Obama anunció el miércoles una inversión de $600 millones para ajustar la formación de los trabajadores a los empleos ofertados a través de alianzas entre las instituciones académicas y las empresas, una tarea que consideró “más urgente que nunca”.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria