Reacción al concierto de Juanes

Los ánimos se caldearon en la Calle Ocho

 
 

Miembros de la organización anticastrista Vigilia Mambisa manejan una aplanadora con la que destruyeron CD de los artistas que se unieron a Juanes en el concierto Paz sin Fronteras de La Habana.
Miembros de la organización anticastrista Vigilia Mambisa manejan una aplanadora con la que destruyeron CD de los artistas que se unieron a Juanes en el concierto Paz sin Fronteras de La Habana.
Pedro Portal / El Nuevo Herald

vmunoz@elnuevoherald.com

Exiliados cubanos se mostraron divididos el domingo respecto al concierto del cantante colombiano Juanes en la Plaza de la Revolución, en La Habana, que hasta último momento encendió pasiones y enfrentamientos en Miami.

En la esquina del tradicional restaurante Versailles, los ánimos se desbordaron y las opiniones se dividieron claramente de acuerdo a diferencias generacionales.

Con banderas de Cuba en sus manos, los jóvenes gritaban "¡Viva Juanes!'' mientras que frente a ellos exiliados cubanos de mayor edad, convocados por la organización anticastrista Vigilia Mambisa, expresaban su rechazo al evento y gritaban proclamas, levantando carteles que pedían la libertad de Cuba.

"¡Estoy en contra!'', gritó enfurecida, Matilde Correa, de 65 años, mientras no quitaba la vista a los jóvenes que exclamaban a coro: "¡Juanes, Juanes!''

"Cien por ciento estoy con Juanes. Por su valentía y su amor a Cuba'', dijo con lágrimas en los ojos Diosele Muñoz, un muchacho cubano de 18 años.

"¡Estamos con él [Juanes]!'', exclamó agitando una pequeña bandera cubana la adolescente Yanisel Ortegosa, de 16 años. "Porque todos queremos la paz''.

A medida que pasaba el tiempo, más y más personas se sumaban a ambos grupos, en aceras opuestas de la avenida 36, esquina a la Calle Ocho del SW, en La Pequeña Habana.

Casi sin voz, y en medio de un mar de fragmentos de discos compactos y fotos de Juanes rotos por una aplanadora, Miguel Saavedra, el presidente de Vigilia Mambisa, seguía minuto a minuto la manifestación.

"Esto ha sido lo más grande que se ha visto'', expresó Saavedra.‘‘El 80 por ciento del pueblo cubano en Miami ha reaccionado contra el concierto. Sólo el 20 por ciento lo ha apoyado. Pero todos queremos la libertad de Cuba'', dijo Saavedra.

"Juanes traidor, amigo de Fidel Castro'', decía una de las pancartas de miembros de Vigilia Mambisa.

"Estoy aquí por la libertad de Cuba'', manifestó Maritza Rodríguez, una cubana de 59 años.

Agentes del Departamento de Policía de Miami realizaban esfuerzos por mantener el orden y el tráfico estaba prácticamente paralizado.

"Esta gente son extremistas. En Miami los que están contra el concierto son muy pocos'', dijo Camilo Hernández, un joven cubano residente en La Pequeña Habana.

La diferencias entre unos y otros generaron en un momento un breve enfrentamiento con empujones e intercambio de insultos que exigió la intervención de la policía. Una persona no identificada fue arrestada.

"Es algo totalmente iluso pensar que en un país aplastado por una tiranía de 50 años, unos músicos vestidos de blanco puedan hacer un cambio con sus canciones'', declaró Calixto García, de 52 años y originario de Güines, Cuba, quien observaba el concierto en su residencia, en Miami.

Marta Bacallao, de La Habana, también reaccionó al concierto que siguió desde su casa, en Miami.

"Yo creo que los músicos se mantuvieron en un nivel profesional, aunque no creo que el concierto vaya a representar un cambio en Cuba'', dijo.

A Elena Chomat, de 78 años, le sorprendió que algunas canciones tuvieran un mensaje ‘‘subliminal'' para el pueblo cubano.

"Pero esto sólo fue un paréntesis para la terrible realidad de los cubanos'', dijo.

Miembros de otras comunidades de Miami también comentaron sus impresiones sobre el megaconcierto de la Plaza de la Revolución.

"Definitivamente, un momento histórico y maravilloso para Cuba. Una expresión artística, un llamado a la paz, que no debe politizarse'', subrayó Waldo Pérez, peruano, de 45 años.

Alex Valenzuela, un chileno de 58 años, dijo que le parecía una iniciativa justa para el pueblo de Cuba, "que está recibiendo un mensaje de paz, reconciliación y hermandad''.

Más de Boletín de Cuba

  •  

 <span class="cutline_leadin">Edward MacDougall </span>durante el encuentro con Junta Editorial del Miami Herald/El Nuevo Herald el jueuves.

    Candidatos al Congreso dicen que campaña va más allá del tema de Cuba

    El alcalde de Cutler Bay, Edward MacDougall, rechazó el jueves que impulse una campaña racista contra los candidatos cubanoamericanos que junto con él compiten en las primarias republicanas de agosto para reemplazar al demócrata Joe García en el escaño del Distrito 26 en el Congreso Federal.

  •  

El experto forestal Reynier Samón planta semillas de mangle en Batabanó, Cuba, donde las autoridades están tratando de revivir la barrera que forman los manglares y que ayuda a frenar las aguas.

    Cuba le pone una muralla al avance del mar

    Los pescadores aún recuerdan cuando la línea costera de este pequeño poblado al sur occidente de la isla estaba 100 metros más lejos. En el fondo de las aguas que avanzaron quedaron casas rústicas, una ruta paralela al mar y hasta un tanque de guerra que ahora los vecinos utilizan para medir, preocupados, cuánto retrocede la tierra cada año.

  •  

Imagen del fotógrafo Willy Castellanos titulada “La caída”. Con el objetivo de recobrar las memorias de la Crisis de los Balseros de 1994, el Centro Cultural Español de Miami y el Colectivo Curatorial Aluna convocaron a los cubanos que hicieron parte de esta masiva ola migratoria a sumarse a un proyecto artístico. Ambas organizaciones esperan recolectar los testimonios de algunos de los cerca de 50.000 balseros cubanos que realizaron la travesía marítima hacia Estados Unidos y que será documentada en la instalación artística interactiva “Éxodo: Documentos Alternos”. La exhibición se inaugurará en la segunda semana de septiembre con motivo del vigésimo aniversario de la Crisis de los Balseros, que se produjo entre el 11 de agosto y el 13 de septiembre de 1994, cuando el Gobierno cubano autorizó la salida de quienes desearan irse por sus propios medios de la isla.

    Proyecto artístico en Miami busca recolectar testimonio de balseros cubanos

    Con el objetivo de recobrar las memorias de la Crisis de los Balseros de 1994, el Centro Cultural Español de Miami y el Colectivo Curatorial Aluna convocaron a los cubanos que hicieron parte de esta masiva ola migratoria a sumarse a un proyecto artístico.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria