La pelota cubana se desangra

 

jebro@elnuevoherald.com

Temerosos de que se les asociara con la amenaza comunista durante la era McCarthy en los años 50, los Rojos de Cincinnati se cambiaron oficialmente el nombre a Redlegs de Cincinnati.

Varias décadas después y tras la firma de Aroldis Chapman por $30 millones, nadie puede acusarlos de hacerle el juego a la ideología de Carlos Marx y Vladimir Lenin, sino todo lo contrario.

Chapman es el último pelotero cubano de una verdadera estampida que ha desangrado el más querido de los deportes de la mayor de las Antillas, al punto de convertir a su poderoso equipo nacional en un club destinado al fracaso.

Desde que perdiera la corona en el mundial de Taiwan en el 2007, Cuba no pudo subir a lo más alto del podio ni en los Juegos Olímpicos de Pekín en el 2008 ni en el II Clásico Mundial, celebrado un año después.

A todo eso se suman otros descalabros en categorías inferiores que ensombrecen el panorama de una pelota antillana que solía dominar los eventos del orbe con facilidad antes de la entrada de los profesionales.

"Las deserciones han arreciado en los últimos años y esta tendencia será irreversible'', expresó Juan Alvarez, un conocido evaluador de talento de los Rangers de Texas para el área de la Florida. "Los peloteros cubanos tienen las mismas necesidades que el resto de la población. Ellos han visto el éxito de los que han triunfado y también quieren ser remunerados en base a su talento''.

Entre 1939 y el 2006, conjuntos cubanos llegaron a discutir el oro en 48 torneos internacionales, con 38 títulos y 40 finales consecutivas hasta el I Clásico Mundial de Béisbol, cuando terminaron segundos ante Japón.

El gobierno de Fidel Castro prohibió la llamada "pelota esclava'' del capitalismo en 1961, pero la principal escuadra de béisbol encarnaba la imagen viva de los éxitos del socialismo en el país caribeño.

Desde que en 1991 el lanzador René Arocha desertara, la isla ha sufrido una fuga, primero a cuentagotas y luego a borbotones, que sólo en el 2009 sobrepasó la cifra de 35 jugadores.

Varias fuentes consultadas indican que el número de peloteros cubanos que han salido de la isla en los últimos años rebasa los 300. Al momento de redactar este artículo se contaban 15 cubanos en los rósters oficiales de 40 jugadores en equipos de Grandes Ligas.

Otras decenas de antillanos se encontraban en distintos pasos de la firma de contratos -existe un grupo importante en la República Dominicana- o del proceso de declararse agentes libres, una condición imprescindible para poder negociar pactos con clubes de las Mayores.

"No cabe duda de que estas ausencias han afectado muchísimo a la escuadra cubana en eventos internacionales'', expresó Jaime Torres, quien es uno de los más conocidos representantes de beisbolistas cubanos. "Pero esto es algo imparable. Allá se filtran las noticias y se sabe de los éxitos de un Kendry Morales, de un Alexei Ramírez. Los peloteros de la isla sacan sus cuentas. Y la cuenta en Cuba no da''.

Torres, una especie de Bestia Negra para las autoridades de la isla por ser el ingeniero de contratos millonarios para figuras como Ramírez, Yuniesky Betancourt y José Ariel Contreras, lanzó una verdadera bomba cuando logró un acuerdo de $11 millones para al entonces juvenil Dayán Viciedo.

La firma de Viciedo provocó una especie de revulsivo en Cuba.

"Se trataba de un pelotero de tremendo talento, pero joven'', explicó Torres, quien negoció el pacto con los Medias Blancas de Chicago y ayudó a lograr la agencia libre de dos prospectos como José Iglesias y Noel Argüelles. "Si un joven así ganaba tanto dinero, qué esperar entonces de los consagrados''.

El efecto de las deserciones pone también al descubierto la debacle de las estructuras que sostienen el desarrollo del béisbol cubano y de su Serie Nacional, un torneo al que muchos expertos le otorgan categoría de Doble A.

Kendry Morales, quien completó una formidable campaña con los Angelinos y brilló con los Industriales de la capital cubana, reconoció en entrevista con El Nuevo Herald que la maquinaria de béisbol se hunde.

"He estado viendo unos cuantos juegos. No quiero criticar ni nada, pero yo creo que ha bajado, que ha mermado muchísimo el nivel del béisbol cubano'', indicó Morales. "No sé cuáles son los motivos, pero ha mermado bastante''.

Su compatriota y torpedero de los Bravos de Atlanta, Yunel Escobar, estima que las grietas pueden apreciarse en todos los niveles.

"Aquí, al comparar, uno puede apreciar el bajón de la enseñanza del béisbol desde las categorías infantiles'', comentó Escobar. "A veces faltan implementos deportivos, a veces los entrenadores no tienen la mejor formación. Y los mejores se van al extranjero para buscar dólares y poder vivir. En general, las condiciones no son las ideales y muchos más vendrán en busca del sueño de las Grandes Ligas''.

Eso también espera Torres, quien afirma que, de abrirse las puertas del mercado, los peloteros cubanos superarían en calidad y cantidad a los dominicanos en un lapso de cinco años.

"No hablo por hablar, sino tras haber visto mucha pelota cubana durante años y años'', expresó el abogado puertorriqueño, que está muy cerca de lograr un pacto millonario para el jardinero Leslie Anderson. "Eso sería la reanudación de lo que sucedía antes de 1959, cuando la pelota cubana era la mejor del Caribe sin discusión. Pero tendría que haber cierta normalización''.

Chapman, como muchos otros, no tenía intención de esperar por ese escenario y abandonó la selección nacional en julio pasado durante un torneo en Holanda, con el dolor de saber que le tomará un tiempo indeterminado para ver de nuevo a su esposa, su hija y el resto de su familia.

"Fue una decisión muy difícil'', reconoció Chapman. "Sin embargo, en Cuba me dijeron que tenía que ser valiente y tomar la decisión''.

Tony Fossas, un ex lanzador cubano que asesora la transición de Chapman en los entrenamientos de primavera, no duda ni por un minuto de su valentía.

"Aroldis no le va tener miedo a ningún bateador, sea quien sea'', recalcó Fossas. ‘‘Si vienes de Cuba y pasas por todo lo que él pasó, y tienes como meta principal el futuro de tu familia, el miedo no tiene cabida en tu mente''.

Más de Boletín de Cuba

  •  

 <span class="cutline_leadin">Edward MacDougall </span>durante el encuentro con Junta Editorial del Miami Herald/El Nuevo Herald el jueuves.

    Candidatos al Congreso dicen que campaña va más allá del tema de Cuba

    El alcalde de Cutler Bay, Edward MacDougall, rechazó el jueves que impulse una campaña racista contra los candidatos cubanoamericanos que junto con él compiten en las primarias republicanas de agosto para reemplazar al demócrata Joe García en el escaño del Distrito 26 en el Congreso Federal.

  •  

El experto forestal Reynier Samón planta semillas de mangle en Batabanó, Cuba, donde las autoridades están tratando de revivir la barrera que forman los manglares y que ayuda a frenar las aguas.

    Cuba le pone una muralla al avance del mar

    Los pescadores aún recuerdan cuando la línea costera de este pequeño poblado al sur occidente de la isla estaba 100 metros más lejos. En el fondo de las aguas que avanzaron quedaron casas rústicas, una ruta paralela al mar y hasta un tanque de guerra que ahora los vecinos utilizan para medir, preocupados, cuánto retrocede la tierra cada año.

  •  

Imagen del fotógrafo Willy Castellanos titulada “La caída”. Con el objetivo de recobrar las memorias de la Crisis de los Balseros de 1994, el Centro Cultural Español de Miami y el Colectivo Curatorial Aluna convocaron a los cubanos que hicieron parte de esta masiva ola migratoria a sumarse a un proyecto artístico. Ambas organizaciones esperan recolectar los testimonios de algunos de los cerca de 50.000 balseros cubanos que realizaron la travesía marítima hacia Estados Unidos y que será documentada en la instalación artística interactiva “Éxodo: Documentos Alternos”. La exhibición se inaugurará en la segunda semana de septiembre con motivo del vigésimo aniversario de la Crisis de los Balseros, que se produjo entre el 11 de agosto y el 13 de septiembre de 1994, cuando el Gobierno cubano autorizó la salida de quienes desearan irse por sus propios medios de la isla.

    Proyecto artístico en Miami busca recolectar testimonio de balseros cubanos

    Con el objetivo de recobrar las memorias de la Crisis de los Balseros de 1994, el Centro Cultural Español de Miami y el Colectivo Curatorial Aluna convocaron a los cubanos que hicieron parte de esta masiva ola migratoria a sumarse a un proyecto artístico.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria