LLENE LA ALACENA

No malgaste: compre comida no perecedera que le guste

 

tmears@mindspring.com

pueden conservarse durante varios días sin refrigeración, como manzanas, zanahorias, naranjas, mangos y queso duro. También úselos y repóngalos.

•  No acumule carnes, leche, yogurt, alimentos congelados y otros productos que se echan a perder fácilmente. Compre la cantidad que necesita hasta su próxima visita al supermercado. Es posible que tenga que pagar un poco de más para comprar carne cuando no está en oferta, pero es preferible pagar de más que no perder toda la carne. El verano es una buena época para usar todo lo congelado.

•  Piense en productos que no suele comer o comprar aunque le gustan. Por ejemplo, raras veces come mantequilla de maní aunque le gusta mucho. Si compra un pote y ni siquiera lo abre, puede donarlo al final de la temporada de huracanes. También puede hacer una pasta de mantequilla de maní. Esta categoría incluye paquetes de alimentos que se comen de una vez, latas de frutas, salsas para pastas, sopas instantáneas, frutas secas, arroz envasado, así como atún pollo, vegetales y frutas enlatados.

•  Compre algunos productos que le gusten. Esto no es fácil, ya que si compra chocolate no dura hasta el próximo huracán. Por lo general resuelvo este problema no comprándolo. Pero cuando uno llega al séptimo día sin aire acondicionado, televisión ni internet, seguramente tendrá ganas de comer chocolate.

•  Adquiera botellas individuales de agua, cajas de jugos y otras bebidas. Si no las consume durante la temporada de huracanes, puede hacerlo después.

No se olvide de los utensilios. Pensamos que estábamos preparados para la falta de corriente después del huracán Wilma porque teníamos una estufa de gas y podíamos hacer café, pero olvidamos que hace falta moler el grano. Usamos un mortero, pero después de esta experiencia nunca olvidamos comprar una bolsa de café molido cuando se acerca una tormenta y lo consumimos, con o sin ciclón. El café instantáneo y las bolsitas de te también son útiles.

Si usted tiene una estufa de gas, asegúrese de tener fósforos para encenderla. Otros utensilios útiles son un abridor manual de latas, sacacorchos, abridor de botellas y platos desechables. Guarde los cubiertos plásticos que le den. Si no tiene una estufa de gas, piense en una parrilla, sobre todo si es algo que de todas formas debe usar.

El personal especializado en emergencias aconseja disponer de alimentos no perecederos que permitan alimentar a su familia por lo menos durante tres días. Tenga en cuenta, sobre todo, los alimentos más nutritivos. Necesitará fuerzas para limpiar su jardín.

Más de Huracanes

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria