Masiva redada contra las drogas en Puerto Rico

 

frobles@MiamiHerald.com

La mayor investigación de corrupción policial en los 102 años de la historia del FBI llevó el miércoles a la captura de más de 130 personas en Puerto Rico, la mayoría de ellos agentes de policía acusados de dar protección a los traficantes de drogas.

Los arrestos fueron el golpe más reciente a un departamento de policía abrumado por los escándalos, enfrentado a una criminalidad creciente y a policías corruptos que supuestamente aceptaban de $500 a $4,500 para proteger cargamentos de cocaína.

Se afirma que los agentes fueron filmados jactándose de meter marihuana de contrabando a las cárceles, vendiendo balas llamadas "matapolicías'' y de matar y enterrar gente en lejía, dijo Luis Fraticelli, agente especial a cargo del FBI en Puerto Rico. Una agente planeaba usar su soborno para una causa noble: la mujer les pidió a los agentes encubiertos dinero para los uniformes de los niños de la liga atlética de la policía.

Debido que es un importante punto de transferencia para la cocaína colombiana, Puerto Rico se ha visto afectado por mucho tiempo por la violencia relacionada con el tráfico de drogas. Los arrestos del miércoles subrayan el fracaso de los intentos de un control policial adecuado en un estado asociado de EEUU donde la necesidad de más policías sirvió para llenar la isla de agentes mal supervisados y peor pagados con antecedentes dudosos, admitieron oficiales de la policía y funcionarios federales.

"Durante todo el tiempo que llevo participando en estos casos, nunca ha habido un sentido de responsabilidad en el departamento de policía'', dijo la abogada de San Juan Judith Berkan, quien se ha especializado en casos de corrupción y brutalidad policial durante más de 35 años.

"Lo que existe es una impunidad absoluta, tanto, que es muy común para los agentes de policía en Puerto Rico violar la ley abiertamente. . . Yo he visto policías corruptos, policías violentos, pandillas operando dentro de la policía'', dijo Berkan. "Con estos arrestos no han pasado de la superficie''.

La policía de Puerto Rico ha estado plagada durante años de acusaciones de corrupción. Las investigaciones federales fueron obstruidas generalmente por filtraciones de información en el departamento de policía local. La semana pasada, dos agentes de la policía de Puerto Rico fueron acusados de asesinato en incidentes no relacionados entre sí.

Los resultados de la investigación de dos años fueron anunciados el miércoles en Washington por el secretario de Justicia, Eric Holder, flanqueado por la principal fiscal federal de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez.

El subdirector del FBI, Shawn Henry, dijo que la investigación necesitó un "nivel de coordinación sin precedentes'' de 30 de las 56 oficinas de campo del FBI. El Departamento de Justicia dijo que casi 750 agentes del FBI fueron enviados a San Juan de todas las regiones del país para llevar a cabo la redada de la "Operación Garita''.

El FBI envió además de todo, desde cirujanos hasta ambulancias y aviones en caso de que fueran necesarios, dijo Fraticelli.

Los cargos se basan en 125 transacciones encubiertas de tráfico de drogas filmadas en todo Puerto Rico desde julio del 2008 hasta septiembre del 2010, dijo Holder en una conferencia de prensa celebrada en vivo en la televisión. "Los agentes brindaron protección durante transacciones de drogas encubiertas a cambio de pagos que iban desde $500 a $4,500 por transacción --más de medio millón de dólares en total'', dijo Holder.

"Este es el mayor caso de corrupción policial en la historia de Puerto Rico, Estados Unidos y el FBI'', dijo Fraticelli en una conferencia de prensa aparte en San Juan, transmitida en vivo por la internet.

De las 133 personas acusadas, 61 eran miembros de la Policía de Puerto Rico, una fuerza a nivel de la isla, que fueron arrestados en 27 estaciones de policía. Sólo en el precinto de Bayamón se arrestó a 19 agentes.

También se acusó a 16 agentes de policía de departamentos municipales, seis ex agentes de la policía estatal, 12 guardias de prisión y tres miembros de la Guardia Nacional de Puerto Rico. Dos soldados del Ejército de EEUU y 30 civiles fueron acusados asimismo.

Se les acusó de conspiración de posesión con intención de distribuir más de cinco kilogramos de cocaína, intento de posesión con intención de distribuir más de cinco kilogramos de cocaína, y el uso de un arma de fuego mientras se cometía un delito de tráfico de drogas.

"Los cargos que enfrentan son muy serios'', dijo Fraticelli. "La evidencia disponible no puede ser más contundente''.

Fraticelli dijo que la investigación fue iniciada por el superintendente de Policía José Figueroa Sancha en junio del 2008, cuando era el director interino del FBI en Puerto Rico.

Figueroa admitió que se necesitaba hacer algo más para supervisar a policías delincuentes. El departamento, dijo, ha detenido los métodos de reclutamiento en masa que permitieron a menudo a individuos con antecedentes criminales cuestionables entrar al mismo.

"Yo los llamo individuos, porque nunca he podido aceptar la expresión ‘corrupción policial' '', dijo Figueroa en la conferencia de prensa de San Juan. "O sé es un agente de policía, o sé es un criminal''.

El gobernador Luis Fortuño se mostró de acuerdo: "Estos no son policías; estos son criminales que vistieron uniformes de policía durante algún tiempo''.

La corresponsal especial de The Miami Herald Omaya Sosa contribuyó a este reportaje desde San Juan.

Más de Estados Unidos

  • California: Condados piden formar estado separado

    Representantes de dos condados del extremo norte de California solicitaron oficialmente a las autoridades el derecho a firmar el estado 51 del país, al pedir oficialmente a los legisladores que sometan a voto la propuesta.

  • Obama: EEUU no tiene aún una estrategia contra yihadistas en Siria

    El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este jueves que no habrá ataques aéreos inmediatos en Siria, y explicó que Washington aún estaba diseñando una estrategia para el conflicto en ese país.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Las fuerzas</span> militares estadounidenses efectuaron el miércoles tres ataques aéreos contra las posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak.

    EEUU lanza tres nuevos ataques aéreos cerca de presa de Mosul

    Las fuerzas militares estadounidenses efectuaron el miércoles tres ataques aéreos contra las posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, concretamente en las proximidades de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, y cerca de la presa de Mosul.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria