Citan a Uribe a declarar en juicio en EEUU

 
 

Alvaro Uribe , ex Presidente de Colombia, habla durante el evento de Latin Trade que se celebró en el hotel Four Season en Brickel Ave. Miami Downtown, el viernes 29 de Octubre de 2010.
Alvaro Uribe , ex Presidente de Colombia, habla durante el evento de Latin Trade que se celebró en el hotel Four Season en Brickel Ave. Miami Downtown, el viernes 29 de Octubre de 2010.
Roberto Koltun / El Nuevo Herald

greyes@elnuevoherald.com

El ex presidente de Colombia, Alvaro Uribe Vélez, se llevó el jueves una sorpresa cuando ingresaba a impartir clases en la Universidad de Georgetown, en Washington: una mensajera le entregó una orden de comparecencia para que declare en un proceso en Estados Unidos relacionado con la presunta muerte de civiles a manos de paramilitares.

Visiblemente molesto, según lo explicó a El Nuevo Herald el abogado de la parte demandante, Uribe se negó a firmar los documentos, pero se procedió, como es costumbre judicial, a dejárselos a los pies, lo cual significa que quedó formalmente notificado.

Uribe ha sido emplazado para rendir testimonio bajo juramento en Washington, D.C., el 22 de noviembre en el marco de un proceso civil en curso en una corte federal de Alabama contra la multinacional estadounidense Drummond, una firma que explota una extenso yacimiento carbonífero en Colombia.

La demanda alega que Drummond cooperó y conspiró con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en una campaña de ejecución de vecinos del corredor que marca la línea de ferrocarril operada por la empresa, entre ellos los familiares de los demandantes.

"Estamos en una situación en la que yo creo que la relación íntegra entre las AUC y empresas como Drummond, Chiquita, etc., va a ser denunciada, y la persona que tenía el poder para facilitar o para detener [esa relación], era el señor Uribe'', dijo el abogado demandante Terry Collingsworth, de Washington.

Según Collingsworth, Uribe será interrogado sobre el papel que habría jugado el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), a su cargo, en la búsqueda e identificación de los civiles que fueron asesinados; qué sabía el presidente sobre la operación de un batallón del ejército colombiano en los predios de la empresa al mismo tiempo que funcionaba un frente de las AUC, y si Uribe tiene una relación directa con Drummond.

Esto último, agregó el abogado, será motivo del interrogatorio por cuanto la empresa recibió un tratamiento favorable del gobierno colombiano y dado que hay indicios de que Fabio Echeverri Correa, uno de los asesores del presidente, recibía pagos de la Drummond.

Collingsworth dijo que Uribe también deberá responder por su amistad con Augusto Jiménez, quien ha sido presidente de Drummond en Colombia.

El abogado de Uribe, Jaime Lombana, dijo telefónicamente a la Associated Press que el ex mandatario aún evalúa si asiste o no al interrogatorio.

"El recibió esa notificación tranquilo, él tampoco se deja ‘torear' [provocar] tan fácil'', afirmó Lombana.

En la demanda civil, entablada en el 2009 en el distrito norte de Alabama, 254 familiares de 67 víctimas piden una indemnización de la compañía. Además de la empresa, los acusados son Jiménez, Alfredo Araújo Castro, gerente de relaciones comunitarias de la empresa, y James Atkins, jefe de seguridad.

La demanda de 80 páginas alega que la Drummond financió al bloque Juan Andrés Alvarez de las AUC para proteger el corredor de la línea de ferrocarril.

"Centenares de personas fueron ejecutadas por el frente Juan Andrés Alvarez'', desde 1999 hasta el 2006, afirmó la demanda.

Los abogados de la empresa sostienen que los demandantes no han aportado ninguna prueba de que los acusados "autorizaron, dieron instrucciones, conocieron o participaron en el asesinato o desaparición'' de los civiles.

El juez de Alabama aceptó la demanda. No obstante en esta misma jurisdicción un jurado federal exoneró a la Drummond en el 2007 en una querella similar en la que se acusaba a la firma de complicidad en el asesinato de líderes sindicales. Una corte de apelaciones confirmó el fallo.

Uribe empezó a dictar clases este semestre en la Escuela de Servicio Exterior de la Universidad de Georgetown como "Distinguido Catedrático en la Práctica de Liderazgo Global''.

El nombramiento desató un debate entre estudiantes del centro docente que defienden su legado de pacificación y desarrollo económico y otros que consideran que facilitó la violación de derechos humanos.

Después de ser notificado, el ex presidente ingresó al aula de clases e impartió la lección del día.

Más de Gerardo Reyes

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria