Ubican en Tampa a desertor cubano de alto rango

 

jtamayo@ElNuevoHerald.com

Uno de los funcionarios de más alto rango del gobierno cubano que ha desertado en años recientes --el ex jefe de una agencia que manejó miles de millones de dólares-- está viviendo en Tampa, informó el viernes un abogado cubanoamericano.

"Hace tres días me lo dijeron, y luego me lo confirmaron de forma independiente, que un hombre que se llama Pedro Alvarez es mi nuevo vecino en Tampa y uno de sus nuevos residentes'', escribió el abogado Ralph E. Fernández en una carta a la representante Kathy Castor, demócrata por Tampa.

Fernández declinó darle a El Nuevo Herald más detalles sobre la presencia de Alvarez en Tampa. Pero el tono de su carta, en la que urge a Castor a investigar el caso, sugiere que el desertor no se encuentra bajo el control del gobierno de EEUU.

Su información no se pudo confirmar de forma independiente. El FBI y la CIA, que usualmente interrogan a importantes desertores, dijeron que no hacían comentarios en casos así. El Departamento de Estado indicó que no tiene información sobre el paradero de Alvarez.

Pero la información de Fernández coincide con otros reportes sobre Alvarez, de 68 años, que han circulado durante el mes pasado: que una de sus hijas vive en Tampa, y que una embarcación con registro de Tampa lo sacó subrepticiamente de Cuba.

Oscar Suárez, un periodista de Miami, informó el 6 de enero, citando fuentes anónimas, que Alvarez había desertado entre el 27 y el 29 de diciembre. Desde entonces no se había dicho una palabra sobre su paradero.

Alvarez es considerado el más alto desertor cubano en varios años debido a su larga trayectoria como jefe de Alimport, la agencia del gobierno cubano a cargo de todas las importaciones de comida y otros productos agrícolas de la isla.

También se considera probable que haya recibido informes de inteligencia cubana sobre cualquier fechoría de visitantes importantes de Estados Unidos a La Habana --figuras políticas y líderes empresariales-- que podrían usarse para chantajear a los visitantes.

Bajo Alvarez, Alimport compró miles de millones de dólares en importaciones de Estados Unidos, lo que convirtió a Estados Unidos en el quinto mayor socio comercial del gobierno comunista. En el 2008, las exportaciones de Estados Unidos a Cuba llegaron a un récord de $711.5 millones.

Se ha alegado que Alimport también ha exigido a los empresarios estadounidenses que buscan contratos con Cuba que firmen acuerdos secretos para que hagan cabildeo en Washington en favor de aliviar las sanciones contra la isla, acuerdos que podrían haber violado las leyes estadounidenses.

Alvarez fue uno de los altos funcionarios implicados en una serie de escándalos de corrupción que han sacudido a la Habana en años recientes.

También se encuentran bajo investigación el general retirado Rogelio Acevedo, despedido en el 2009 como jefe del Instituto de Aviación Civil, y Max Marambio, un empresario marxista chileno y por mucho tiempo aliado de Fidel Castro.

Alvarez fue despedido como presidente de Alimport en el 2009 y se le designó como presidente de la Cámara de Comercio en La Habana, entre cuyos miembros se encuentran casi todas las compañías extranjeras que hacen negocios en Cuba. Pero el año pasado fue destituido de ese puesto.

Agentes de la Seguridad del Estado lo detuvieron dos veces el año pasado para interrogatorios, una vez en un vehículo que lo interceptó "con gomas chillando'', dijeron parientes a El Nuevo Herald, quienes pidieron el anonimato por temor a represalias por parte del gobierno.

Los parientes insistieron en que Alvarez no estaba involucrado en ninguna corrupción y dijeron que sospechaban algo sucio en la muerte de su esposa, Olga de la Cruz, una de las 68 personas que perdió la vida en el accidente en noviembre de un avión cubano de pasajeros cerca de la ciudad de Guasimal, en el este de la isla.

Los medios de información de Cuba, controlados por el gobierno, no han informado nunca de su deserción.

Fernández, un abogado cubanoamericano que se involucra a menudo en temas relacionados con Cuba, alegó en su carta a Castor que Alimport estaba conectada al "lavado de dinero'', pero declinó suministrar más detalles.

Fernández está preocupado con la presencia de Alvarez en Tampa, según escribió, porque en los dos últimos años el área ‘‘se ha convertido en el epicentro para la actividad criminal patrocinada por el gobierno de Cuba, y de actividades ilegales dirigidas por funcionarios deshonestos del gobierno cubano''.

El abogado hizo referencia a la creciente participación de cubanos recién llegados al sur de la Florida en fraudes al Medicare y otros seguros, así como en el negocio de casas para cultivar marihuana.

"La percepción de que Fidel Castro está en sus días finales'', agregó en la carta, "ha envalentonado a algunos de sus más experimentados agentes, que a su vez siguen el ejemplo de sus contrapartes en la ex KGB y controlan la actividad criminal en Rusia'', concluyó Fernández.

Más de Cuba

  • La llegada de turismo internacional a Cuba sigue en fase de desaceleración

    La llegada de turistas extranjeros a Cuba, una de las principales fuentes de ingresos para la isla, continúa en fase de desaceleración con una caída en junio del 1,4 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, de acuerdo a datos oficiales divulgados el miércoles.

  •  

El gobierno cubano en el 2011 permitió la descentralización de los precios de los productos agropecuarios no encargados por el Estado, pero las medidas no han tenido un impacto significativo en el desarrollo de la agricultura local.

    Ex ministro de Economía cubano resalta ineficiencia de las empresas estatales

    Pese a las medidas tomadas por Raúl Castro para dinamizar la economía cubana, la carga presupuestaria de las empresas estatales ha aumentado en un 31% en los últimos cuatro años, destacó José Luis Rodríguez, ex Ministro de Economía y Planificación entre los años 1995 y 2009, en un artículo publicado este lunes en la prensa digital cubana.

  • Herencia de una cubana se esfuma en las Bahamas

    Kenia Batista Mir afirma que ella tuvo una vida feliz con su esposo alemán, quien llevó a la cubana a vivir con él en las Bahamas. “Estaba fuera de Cuba, y a la vez cerca”, dijo ella. El falleció despues, dejándole un patrimonio que se estima en unos $10 millones.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria