Un robot ayuda a los niños autistas

 

AP

Eden Sawczenko solía retroceder cuando otras niñitas la tomaban de la mano y se ponía rígida cuando la abrazaban. Este año, la niña de cuatro años paciente de autismo, empezó a jugar con una muñeca robot que manifiesta emociones y promueve el contacto físico, y ahora abraza a todo el mundo.

"Es mucho más afectuosa con sus amiguitos y ahora ella es la que toma la iniciativa de abrazar'', dijo Claire Sawczenko, su madre.

La pequeña asiste a un jardín de infantes para niños con autismo en Stevenage, en el norte de Londres, donde los investigadores les llevan un robot humanoide, del tamaño de un niño, una vez por semana para una sesión supervisada. Los niños, cuyo autismo oscila entre leve a grave, juegan con el robot hasta por diez minutos junto con un científico que maneja el robot a control remoto.

El robot, llamado Kaspar, está programado para sonreír, fruncir el ceño, reír, guiñar el ojo y agitar los brazos. Fue construido por científicos en la Universidad de Hertfordshire a un costo de unas 1,300 libras (2,120 dólares).

Kaspar viene en varias versiones, incluso una suficientemente avanzada como para jugar el Wii de Nintendo. El robot está todavía en etapa experimental, y los investigadores esperan que algún día pueda ser producido en masa a un costo de pocos cientos de dólares.

"Los niños con autismo no reaccionan bien a la gente porque no comprenden las expresiones faciales'', explicó Ben Robins, un investigador en ciencia de computación en la Universidad de Hertfordshire, que se especializa en trabajos con niños autistas.

"Los robots son mucho más seguros para ellos porque hay menos que interpretar y son muy previsibles'', agregó.

Hay proyectos similares en marcha en Canadá, Japón y Estados Unidos, pero el británico es uno de los más avanzados, según otros expertos no vinculados con el proyecto.

Los científicos de Hertfordshire empezaron a usar una versión de Kaspar en el 2005. El nuevo modelo está cubierto con placas de silicona que semejan la piel humana para ayudar a los niños a que se acostumbren a tocar a otra gente. Hasta ahora, unos 300 niños en Gran Bretaña pacientes de autismo --un trastorno que afecta el desarrollo de la interacción social y la comunicación-- han jugado con un robot Kaspar como parte de la investigación científica.

El robot dice frases como "Hola, mi nombre es Kaspar. Juguemos juntos'', se ríe cuando le tocan los costados o los pies, alza y baja los brazos, o bien se tapa la cara con las manos y dice "Oh! Esto duele'', cuando se le abofetea.

Nan Cannon-Jones, una asesora de autismo en la escuela, dijo que el robot ayuda a los niños a comprender las emociones y el lenguaje.

Más de Salud

  • Nigeria confirma primera muerte por ébola

    Un brote de ébola que ha dejado más de 660 personas muertas en el África Occidental llegó al país más poblado del continente después de que un liberiano con fiebre vomitó a bordo de un avión rumbo a Nigeria, donde falleció, informaron el viernes las autoridades.

  •  

Foto de archivo. Un grupo de activistas, que abogan por promover la comida sana, escenificaron en el centro de Moscú la expulsión de la hamburguesa estadounidense en respuesta a las sanciones de Occidente por la anexión rusa de Crimea.

    Rusia: McDonald's pone demasiadas calorías

    La agencia de protección al consumidor de Rusia ha presentado una demanda contra McDonald's por supuestamente vender comida que no cumple con los estándares legales.

  •  

Fotografía de archivo del 18 de diciembre de 2007 de Lauren Fant (izquierda) mientras la enfermera Stephanie Pearson le inyecta la tercera y última aplicación de una vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) en Marietta, Georgia.

    Más chicas en EEUU reciben vacuna contra VPH

    Después de una fase sin cambios, la tasa de adolescentes estadounidenses que reciben la polémica vacuna contra el cáncer cervical ha subido de nuevo, pero apenas ligeramente, informó el gobierno el jueves.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria