Reich arremete contra Bardach en juicio a Posada

 
 

Otto Reich
Otto Reich
Roberto Koltun/El Nuevo Herald / FotografĂ­a de archivo

achardy@ElNuevoHerald.com

Otto Reich, ex embajador de los Estados Unidos en Venezuela, declaró el viernes en el juicio del activista anticastrista Luis Posada Carriles que una ex reportera de The New York Times que lo entrevistó está prejuiciada contra los cubanoamericanos.

La reportera Ann Louise Bardach es testigo estrella de la fiscalía contra Posada. Bardach entrevistó a Posada en Aruba en 1998. Un mes después escribió un artículo con su colega Larry Rohter en The New York Times en el cual Posada se responsabilizaba de una serie de atentados con bombas en sitios turísticos de Cuba en 1997.

Bardach concluyó su testimonio el miércoles, después de reafirmar la conclusión de su artículo.

Posada no está acusado de organizar los atentados en Cuba, sino de mentir a funcionarios de inmigración acerca de su presunto papel en estos. Extractos de la entrevista grabada con Posada son ahora pieza clave de la evidencia federal en el juicio por perjurio contra Posada, que tiene 83 años.

Reich, un prominente cubanoamericano que fue aceptado por el tribunal como experto en asuntos cubanos, también denunció a Bardach como periodista prejuiciada que no se ajusta a la realidad en su trabajo y cuyos artículos en ocasiones contienen ficción. Su testimonio se produjo cuando el principal abogado defensor de Posada, Arturo V. Hernández, le preguntó si Bardach estaba en lo cierto cuando se describió asimisma como justa y exacta en sus escritos.

"En base a lo que he leído, que es bastante, yo diría que no es ninguna de esas cosas'', respondió. ‘‘Sus escritos constan de distorsión, tergiversación de hechos y, en algunos casos, fabricación''.

Reich, sin embargo, no citó ninguna instancia específica de fabricación en el trabajo de Bardach.

"Ella tiene un prejuicio, en general, contra los cubanoamericanos y los cubanoamericanos anti- castristas en particular'', declaró Reich.

En un correo electrónico a los reporteros que cubren el juicio, Bardach negó rotundamente las acusaciones de Reich.

"Negación categórica contra esta calumnia indignante'', escribió Bardach. "El récord de Otto Reich de calumniar a periodistas habla por sí mismo. De hecho fue reprendido y amonestado por sus tácticas desagradables en ese sentido''.

También dijo que ella siempre ha tratado de ponerse en contacto con Reich por teléfono y fax, pero que nunca le respondió sus llamadas. Reich afirmó que Bardach nunca lo había contactado.

En la década de los años 80, Reich fue coordinador de la Oficina de Diplomacia Pública del Departamento de Estado, que difundía información a los periodistas para publicitar las políticas de la administración del presidente Ronald Reagan en América Central. En 1987, la Contraloría General de Estados Unidos encontró que las actividades de la Oficina de Diplomacia "violaron las restricciones sobre el uso de los fondos asignados para fines de publicidad o propaganda''.

Reich también atacó a The New York Times como prejuiciado contra los exiliados cubanos.

"Hay un prejuicio en el New York Times contra los cubanoamericanos en general, y los cubanoamericanos anticastristas en particular'', dijo Reich.

Eileen Murphy, vicepresidente de comunicaciones corporativas de The New York Times, negó la afirmación de Reich en un correo electrónico a los periodistas que cubren el juicio.

"Otto Reich no ha demostrado ningún error de hecho en los artículos de The New York Times, ni tampoco nadie más lo ha hecho en los 13 años transcurridos desde su publicación'', dijo Murphy, refiriéndose a la serie de artículos de Bardach y Rohter en 1998. "En cambio, ha lanzado ataques que no son dignos de una respuesta''.

Más de Cuba

  •  

 <span class="cutline_leadin">Los jugadores</span> cubanos de los Senadores de Washington en 1950, de izq. a der.: Conrado Marrero, Saudalio Consuegra, Roberto Ortiz y Limonar Martínez.

    Fallece a los 102 años Conrado Marrero, leyenda del béisbol cubano

    Como la última brizna de fuego en uno de sus eternos tabacos, así se apagó el miércoles en la tarde, en La Habana, la vida de Conrado Eugenio Marrero Ramos, el pelotero de Grandes Ligas más longevo del mundo y el ejemplo más claro de que no siempre es necesario un físico impresionante ni el vigor de la juventud para alcanzar una meta.

  •  

ARCHIVO - En esta imagen del 27 de noviembre de 2012 cedida por James L. Berenthal, el estadounidense Alan Gross, preso en Cuba, posa para una foto durante una visita del rabino Elie Abadie y el abogado estadounidense James L. Berenthal en el Hospital Militar Carlos J. Finaly, donde cumple una sentencia de prisión en La Habana, Cuba.

    Alan Gross dice que este será su ‘último cumpleaños en Cuba’

    El subcontratista estadounidense Alan P. Gross “no está en buen estado” luego de pasar cuatro años y medio en una cárcel cubana, y ha jurado que “regresará a EEUU antes de su cumpleaños 66, vivo o muerto”.

  • Cuba sigue en lista negra por derechos humanos

    Cuba, Honduras y Venezuela integran un año más la “lista negra de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como los países que necesitan hacer una especial mejora en esta materia.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria