BOXEO

Gamboa muestra su clase y le envía un reto a Manny Pacquiao

 

jebro@elnuevoherald.com

Ni aunque se las regalen ahora, Yuriorkis Gamboa está dispuesto a aceptar las coronas que vilmente le arrebataron en las 126 libras. Después de todo, él se considera el verdadero rey de la división pluma y muchos se suman a esa creencia luego de ver su actuación ante el mexicano Daniel Ponce de León.

Gamboa (21-0, 16 KO) no estuvo en la mejor de sus noches en cuanto a explosividad, pero le dio una lección de boxeo a un rival que vino con mucha garra, pero nada de organización y técnica el sábado en el Boardwalk Hall de Atlantic City, donde el cubano se está convirtiendo en una celebridad.

El guantanamero derrotó por nocaut técnico en el octavo asalto a Ponce de León en la que pudo haber sido su última pelea en las 126 libras, porque considera que ya no existen oponentes de calibre en el peso, e incluso se atrevió a lanzarle un reto frontal al legendario Manny Pacquiao.

“Quiero ir tras Manny Pacquiao y todos los grandes boxeadores que quedan por ahí’’, expresó Gamboa a la prensa en Atlantic City. “En esta división ya no me quedan retos. Sí [los mejores púgiles] están listos para mí, yo estaré listo para ellos. No me interesa más la división de las 126 libras. Terminó para mí’’.

El ascenso de Gamboa a las 130 o 135 libras pondría punto final a los rumores sobre un posible enfrentamiento con el filipino Nonito Donaire y mucho menos con el puertorriqueño Juan Manuel López, aunque se especula que este último también haría el recorrido –eventualmente- hacia la división superior.

Tras esta demostración, los ejecutivos de Top Rank y de Arena Box planean reunirse para determinar el futuro del cubano, pero todo parece indicar que reaparecería en los cuadriláteros –y especialmente en HBO- en algún momento de junio y frente a un púgil de mayor calibre que el mexicano.

El triunfo ante Ponce de León (41-4, 34 KO) no finalizó de la forma más esperada por Gamboa y la mayoría de los miles de espectadores presentes en la sala, pues un choque de cabezas provocó en el octavo asalto una herida en la frente del mexicano que obligó a acudir a las tarjetas de los jueces.

Por esta vez, la Comisión Atlética de Nueva Jersey se aseguró de presentar tres jueces de calidad para evitar un escándalo como el sucedido en el combate de Erislandy Lara contra Paul Williams y las tarjetas mostraron fielmente lo que acontenció encima del cuadrilátero: 80-72, 80-72 y 79-73.

Sin excederse mucho, Gamboa jugó contra Ponce de León, le hizo quedar mal, expuso sus carencias defensivas y colocó los mejores golpes. A veces regresó a ese estilo de sus primeros días como profesional con el riesgo de bajar demasiado la guardia, pero esta estrategia, por esta vez, funcionó. El mexicano se desesperaba y abría su anatomía a los impactos del cubano que mejoraba a medida que avanzaban los asaltos.

“Yo escuché los comentarios que decían que si esta pelea iba más allá del quinto round, iba a estar en problemas’’, agregó Gamboa. “Por eso me dediqué a boxear y mi plan era derribarlo en los asaltos finales, pero desde el principio me di cuenta que no traía nada de interés, y que yo iba a estar en control de la acción. No siempre tengo que noquear a mi rival ni volverme una máquina de tirar golpes. También puedo hacer otras cosas y ganar’’.

Más de Boxeo

  • BOXEO

    El cubano Alexei Collado pierde la brújula en el ring

    De seguro no será la última, pero Alexei Collado desperdició una oportunidad de presentarse ante el gran público estadounidense con credenciales de triunfador y ahora tendrá que sentarse a meditar sobre lo que falló en una noche que debió ser suya.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Guillermo Rigondeaux</span> ya tiene separado el 19 de julio en Macao, China, para su última pelea bajo la bandera de Top Rank, con la cual ha sostenido una tormentosa relación

    Rigondeaux con fecha para pelear; Dorticós vuelve a noquear

    Las noticias no pueden ser mejores para Caribe Promotions por estos días: un campeón establecido como Guillermo Rigondeaux ya tiene fecha para pelear y un futuro campeón como Yunier Dorticós crece como la espuma y con un plan establecido hacia el estrellato.

  •  

El campeón del peso semicompleto, Bernard Hopkins, izquierda, encara a Beibut Shumenov en el pesaje de su pelea el viernes, 18 de abril de 2014, en Washington.

    Hopkins dice que pelea por los cuarentones

    Cuando Bernard Hopkins agarró dos cinturones colocados frente a Beibut Shumenov y los ubicó frente a su puesto, el campeón del peso semicompleto oriundo de Kazajistán permaneció sentado sin inmutarse, aparentemente despreocupado por el descaro del púgil estadounidense.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria