Arrestan a hombre que huyó tras choque que dejó una niña muerta

 

msanchez@elnuevoherald.com

La policía arrestó a un hombre que huyó a pie tras causar un choque que dejó una adolescente muerta en el área de Perrine en la madrugada del viernes.

Sandor Guillén, de 38 años, conducía su Range Rover Sport del 2010 hacia el sur por el Busway — una senda reservada a los autobuses — alrededor de las 5 a.m.

El detective Alvaro Zabaleta, vocero del Departamento de Policía de Miami-Dade, dijo que Guillén iba por encima del límite de velocidad hacia el sur cuando llegó a la intersección con la calle 184 del suroeste.

Allí se estrelló contra una camioneta minivan Chrysler Town & Country del 2002 que se dirigía hacia el este, en la que viajaban Kirk Camacho con sus hijas Breann y Kaely. Zabaleta dijo que la camioneta aparentemente tenía la luz verde y casi quedó partida en dos.

Kaely, de 13 años, que estaba sentada en el asiento de atrás, llevó la peor parte en el impacto. Germán Pascual, un testigo, dijo al Canal 4 de la cadena CBS en Miami que escuchó el estruendo del choque y los gritos. Después ayudó a Camacho a sacar a Kaely de la camioneta.

“Su padre la tenía en sus brazos”, dijo. “La acostó en el pasto, al lado de un árbol, y dijo una y otra vez: ‘No te vayas. No te vayas’”.

Kaely fue aerotransportada al Centro de Trauma Ryder del Hospital Jackson Memorial, donde murió, según un informe policial. Camacho, de 47 años, y la pasajera delantera, Breann Camacho, de 16 años, fueron hospitalizados con heridas menores y luego dados de alta.

Zabaleta dijo que cree que Camacho llevaba a sus hijas a la escuela.

Aunque los Camacho viven a una milla de una secundaria, Kaely probablemente asistía a la de Southwood en Palmetto Bay, que tiene un programa piloto de arte. Gemma Carrillo, vocera del Distrito Escolar de Miami-Dade, dijo que no podía identificar la escuela de Kaely debido a leyes para la protección de la identidad de los menores. Sin embargo, confirmó que Southwood pidió la intervención de un equipo de crisis para los alumnos.

Tras chocar contra la camioneta, Guillén bajó de su Range Rover e intentó huir a pie. Las autoridades establecieron un perímetro en la zona y lo arrestaron poco después.

Guillén, quien vive en Coral Gables, está bajo custodia policial pero aún no ha sido acusado de homicidio vehicular, abandonar la escena de un accidente grave u otro cargo.

Zabaleta dijo que los detectives quieren averiguar por qué Guillén conducía por la senda especial para autobuses de dos carriles.

“A esa hora, no hay congestión sobre la US 1”, comentó. “Es decir, no estaba tratando de evitar la congestión”.

El viernes por la tarde, dos ramos de flores reposaban en la acera frente al lugar del accidente. Trabajadores del área dijeron que las autoridades habían permanecido allí por horas.

La familia no se encontraba en su casa de dos pisos en un vecindario tranquilo al oeste de ZooMiami el viernes por la tarde. Un cuñado de Camacho, quien estaba cuidando a otros niños pequeños, dijo que éste permanecía en el hospital, terminando con el papeleo.

Agregó que los padres de Kaely están divorciados y que Camacho es natural de las islas de Trinidad y Tobago. Una vecina dijo que la familia se había mudado a la casa hace unos seis meses.

Guillén tuvo una licencia como asistente de terapia física en Florida desde el 2000 al 2009.

Récords de la Oficina del Secretario de los Tribunales del Condado Miami-Dade indican que alguien con el nombre Sandar E. Guillén, y la misma fecha de nacimiento del detenido, ha sido multado nueve veces en incidentes de tránsito desde 1998. Estos incluyen multas por exceso de velocidad en el 2007 y el 2011.

También fue arrestado en el 2008 y el 2009 por cargos menores de asalto con agresión.

Zabaleta dijo que la tragedia puede servir para educar a la comunidad del peligro de conducir a alta velocidad.

“Estamos todos rezando por la familia Camacho”, dijo. “En cualquier momento que una niña de 13 años muere en accidente así, va a afectar a toda la comunidad”.

Más de Sur de la Florida

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria