Se entrega mujer acusada de fraude con boletas

 

msanchez@elnuevoherald.com

Tras una semana de especulaciones sobre una investigación fiscal por fraude electoral en Hialeah, la mujer acusada de ser una “boletera” se entregó a las autoridades el jueves por la mañana.

Horas más tarde, la fiscal Katherine Fernández-Rundle anunció que su oficina se separará del caso tras recibir información de que una persona que “ayuda” en su propia campaña para la reelección podría estar vinculada a los hechos.

“Estoy tomando esta acción para evitar cualquier posibilidad de que mi pendiente elección cause algún tipo de distracción para el enjuiciamiento de este caso”, dijo Fernández-Rundle, quien no reveló el nombre de la persona aludida.

Mientras tanto, Deisy Pentón de Cabrera, de 56 años, fue liberada luego de pagar una fianza de $6,000. Está acusada formalmente de un cargo grave por falsificar una boleta ajena y dos cargos menores por poseer decenas de boletas ausentes en contra de una ordenanza condal.

También el jueves, una votante reveló que a pesar de que depositó su boleta ausente en el buzón de su casa, de alguna manera ésta terminó en manos de Cabrera. Es un delito federal robar el correo.

“Yo llené mi boleta. Yo firmé mi boleta. Yo la puse en el buzón”, dijo Bernarda Sosa, una viuda de 90 años. “No sé lo que pasó”.

Sosa es una de 31 votantes de Hialeah cuyas boletas ausentes han estado en el centro de un escándalo que ha estremecido la política local desde que las autoridades descubrieran a Cabrera la semana pasada.

La investigación empezó el 23 de julio cuando el detective privado Joe Carrillo entregó evidencia contra Cabrera a la Unidad de Corrupción Pública del Departamento de Policía de Miami Dade.

Los detalles del operativo policial salieron a la luz dos días después, cuando Cabrera fue detenida en Hialeah con 12 boletas en sus manos a una cuadra de una de las tres oficinas de la campaña para la reelección del alcalde condal Carlos Giménez.

A lo largo de dos días, Cabrera fue vista por detectives cuando entraba a la oficina de Giménez, cuya candidatura promovía desde hace semanas.

Las autoridades no presentaron cargos inmediatamente, lo cual provocó una ola de críticas contra Fernández-Rundle y Giménez por un aparente conflicto de interés. Ambos emplean al mismo consultor político, Al Lorenzo, en sus campañas para la reelección.

No está claro si Lorenzo es la razón por la cual Fernández-Rundle renunció a investigar el caso y pidió que el gobernador Rick Scott lo reasignara a otra fiscalía. Desde el martes Lorenzo no ha respondido a las llamadas de El Nuevo Herald.

Fuentes familiarizadas con el caso indicaron que a Cabrera se le incautó una libreta con los nombres de otros boleteros y las personas que les pagaban.

Por su parte, Giménez aplaudió el arresto de Cabrera.

“Debe servir como ejemplo a aquellos que deliberadamente violan el proceso electoral”, dijo en un comunicado de prensa. “Nuestra democracia no debe ser manipulada y aquellos que deciden hacerlo deben ser procesados con todo el rigor de la ley”.

El caso había levantado una nube de sospechas sobre la campaña de Giménez, quien ha criticado el empleo de los llamados “boleteros”. Giménez ha negado repetidamente que Cabrera trabajara para su campaña y pidió que los miembros de su equipo y consultores políticos firmaran declaraciones juradas indicando que jamás la habían contratado.

El escándalo también provocó críticas dentro del círculo más cercano a Giménez. Algunos cuestionaron la decisión de abrir una oficina de campaña en Hialeah y buscar el respaldo de varios líderes municipales debido a la mala reputación por el fraude electoral en esa ciudad.

El jueves, la oficina de campaña de Giménez en Hialeah fue convertida en un centro de apoyo logístico.

Durante las elecciones municipales del pasado noviembre, la oficina sirvió como la sede de la campaña para la reelección de la concejal Vivian Casals-Muñoz. En el mismo edificio se encuentra la oficina del senador estatal René García.

Desde hace años, Cabrera ha promovido las campañas de Casals-Muñoz, García y el representante estatal Eddy González, quienes integran una alianza política en Hialeah.

Un funcionario de la fiscalía familiarizado con el caso dijo que, por el momento, carecen de pruebas para arrestar a políticos prominentes que se especulaba podrían estar bajo la lupa de los investigadores.

“No tenemos evidencia de que ninguna de estas personas estén involucradas en esta investigación por ahora”, comentó el funcionario, que pidió no ser identificado porque la investigación aún está en curso.

El Nuevo Herald ha entrevistado a 23 de los 31 votantes o sus familiares, cuyas boletas fueron incautadas la semana pasada. Casi todos son ancianos hispanos, algunos de ellos analfabetos.

Cabrera se entregó a las autoridades luego de que El Nuevo Herald revelara el caso de Zulema Gómez, una votante de 81 años cuya firma probablemente fue falsificada.

El informe del arresto indica que los detectives vigilaban a Cabrera la mañana del miércoles 25 de julio cuando visitó el asilo donde Gómez ha sido internada con un tumor cerebral y alzheimer. Un detective encubierto escuchó cuando Cabrera le dijo a Gómez que había sido enviada al asilo para pedir su firma. Gómez no le respondió.

Después de que Cabrera saliera, el detective intentó hablar con Gómez, quien no parecía estar en sus facultades para responder.

“Sus ojos estaban abiertos pero tenía una mirada perdida y no respondió”, indicó el informe de arresto. Tampoco respondió a otros intentos para entrevistarla.

Esa misma tarde, Cabrera fue detenida por primera vez junto con Matilde Martínez Rendueles, en un Toyota Corolla rojo. Entre las 12 boletas que le fueron ocupadas tenía la de Gómez, sellada y firmada. En el sobre, alguien había escrito (sic): “La senora que es mi hermana, firmo haci porque tiene artritris + le cuesta firmar Gracias”.

Marta Vilarchow y Olga Gómez, las dos hermanas de Gómez, dijeron a los detectives que no habían escrito esa anotación. Olga aseguró que le había entregado a Cabrera la boleta en blanco de Gómez. Lo hizo así, dijo, porque Cabrera prometió llevarle a Gómez su boleta al asilo.

Varios votantes dijeron a reporteros de El Nuevo Herald que Cabrera les hizo el favor de entregar sus boletas a la oficina de correos. Otros indicaron que desconocen por quién votaron y que permitieron que Cabrera llenara las boletas de su puño y letra según su propia selección.

Entre ellos se encuentra Ramón del Pino, de 91 años.

Cuando se le preguntó si había llenado su propia boleta, respondió: “Yo no veo, la llenó la persona, yo no le sé el nombre”.

Más de More top mobile stories

  •  

En esta imagen proporcionada por Discovery Channel, Carrie se sienta en el refugio que comparte con Tom mientras espera que acaben sus 21 días de supervivencia, en una escena de la serie de TV "Naked and Afraid" ("Desnudos y con miedo").

    Quítate la ropa para estar en la TV

    Un contendiente en un nuevo programa de citas de VH1 le cedió el paso a una mujer pero no por cortesía. Quería verla por detrás, y no tuvo que usar su imaginación.

  •  

En esta foto del 27 de abril del 2014, la exgobernadora de Alaska Sarah Palin habla en un mítin en West Des Moines, Iowa. Sarah Palin acaba de lanzar su propia red en línea por suscripción.

    Sarah Palin lanza canal en internet

    Sarah Palin ha lanzado su propio canal en línea por suscripción.

  •  

Numerosas personas se congregan junto al mar en la playa Venice Beach mientras los salvavidas (derecha) sacan del agua a un hombre afectado por un rato el domingo 27 de julio en Los Angeles. Las autoridades informan que una tormenta eléctrica mató a un hombre y lesionó a otras 13 personas.

    Rayo mata a hombre en California, 13 lesionados

    Un hombre de 20 años falleció el domingo tras ser alcanzado por un rayo en medio de una tormenta eléctrica que afectó a otras 13 personas en una popular playa de Los Angeles y a un golfista en Catalina Island, informaron las autoridades.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria