Ex bailarina exótica venezolana podría ser deportada

 

achardy@elnuevoherald.com

Andrea Stephanía Herrera, una ex bailarina exótica, artista y modelo hip-hop que estuvo radicada en el sur de la Florida, permanece actualmente detenida en un centro para inmigrantes indocumentados en Louisiana y podría ser deportada a Venezuela, su país de origen, luego que una corte de inmigración rechazara su petición de residencia y ordenara su expulsión.

El juez de inmigración Jerry Beatmann dictaminó el pasado 29 de junio que la solicitud de residencia de la joven de 23 años no procedía porque había varios episodios negativos en su historial y que debía ser deportada debido a que se había quedado en el país ilegalmente luego que expiró su visa y porque tiene antecedentes penales.

Herrera había llegado al Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) el 4 de enero de 1999 con una visa de visitante por seis meses, pero no salió del país al terminar el tiempo autorizado, según documentos de la corte de inmigración disponibles en el sitio internet de VLADTV, que ha estado siguiendo el caso.

Una vocera de la oficina en Washington que supervisa las cortes de inmigración dijo que no podía discutir el caso y el abogado de inmigración de Herrera no devolvió las llamadas hechas por El Nuevo Herald a su oficina en Oakdale, Louisiana. Pero el historial del caso esta descrito en detalle en la minuciosa decisión del juez que publicó VLADTV.

Es un caso complicado, que describe en detalle la azarosa vida de Herrera que en su testimonio ante la Corte acusó a su ex novio de obligarla a trabajar en la prostitución y abusar de ella. Herrena es conocida en el ambiente de la farándula con el nombre artístico de Kat Stacks, y ha ganado cierta fama en el ámbito del genero hip-hop y rap como “groupie” o seguidora y modelo. Fue descrita como bailarina exótica en el sur de la Florida por el periódico Miami NewTimes.

Herrera le dijo el mes pasado a la revista de internet XXL Mag.com que fue detenida en el aeropuerto de Nashville, Tennessee y que de ahí fue llevada hace dos años a un centro de detención para inmigrantes en proceso de detención en Jena, Louisiana. Herrera también dijo que había sido detenida porque no pudo asistir a una audiencia en la corte de inmigración debido a que no recibió a tiempo la citación.

“Me arrestaron en el aeropuerto en Nashville y de ahí me transportaron a la instalación en Louisiana”, dijo a XXL. “No me dieron fianza, así que tuve que pelear mi caso desde ahí. Al juez no le gustó mi personalidad de Kat Stacks. No le gustó para nada. Esa es la razón por la que no se me permite quedarme en el país, aun cuando mostré evidencia de que había sido victima de tráfico de personas menores de edad y de violencia doméstica”.

Herrera tenía sólo 10 años cuando llegó, presumiblemente con su familia, al aeropuerto de Miami en 1999. Si no tuviera los antecedentes penales en su historial, Herrera podría solicitar una suspensión de su deportación bajo el nuevo programa del presidente Barack Obama para jóvenes que fueron traídos por sus padres antes de cumplir los 16 años y que ahora tienen menos de 30 años. Pero el programa, conocido como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, excluye a jóvenes que tienen antecedentes penales.

La extensa opinión del juez dice que el 1ro de julio del 2006, cuando Herrera tenía 17 años, se declaró culpable en una corte en Nueva York, usando el nombre Tiffany Rodríguez, luego que un policía encubierto de Manhattan la arrestara por presuntamente ofrecer sexo a cambio de $200. El documento de la corte también dice que tres años después, el 2 de julio del 2009, Herrera fue hallada culpable de llevar un arma de fuego oculta.

En audiencias en la corte de inmigración, Herrera defendió sus acciones diciendo que en gran parte fueron el resultado de su tormentosa relación con su ex novio que, alegó, abusaba de ella física y emocionalmente y que además la había obligado a trabajar como prostituta en Nueva York y Atlantic City. Una trabajadora social, que testificó también en la corte migratoria, dijo que Herrera había adoptado su personalidad artística de Kat Stacks como respuesta a las vicisitudes de su vida, particularmente su difícil relación con su ex novio que en una parte de la opinión del juez fue descrito como un hombre que se dedicaba a explotar mujeres en la prostitución.

Pero el juez no creyó las justificaciones de Herrera, diciendo que aun después de que dejara a su novio y empezara a criar al hijo de ambos, creo la personalidad de Kat Stacks a través de la cual se vinculó con el mundo hip-hop para ofrecer sexo a cambio de dinero y para insultar y criticar severamente a artistas del genero e incluso revelar detalles de sus intereses sexuales.

Según el juez en su dictamen, Herrera hablaba públicamente de como los raperos le pagaban por favores sexuales, y también “discutía detalles personales como si usaban condones y que clase de favores recibían de ella a cambio de $650, su precio en aquel momento”.

Por ende, agregó el juez, “no está en el mejor interés de Estados Unidos” otorgar residencia a Herrera.

Más de More top mobile stories

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria