El miedo será un factor clave en las elecciones venezolanas el domingo

 

jtamayo@elnuevoherald.com

Cuando una firma de sondeos preguntó el mes pasado a los votantes por quién votarían en la boleta presidencial del domingo, el 45.7 por ciento se manifestó a favor de reelegir a Hugo Chávez, el 46.5 por ciento apoyó a Henrique Capriles y 7.7 por ciento afirmó que no sabía o no respondió.

Pero el empate virtual cambió drásticamente cuando los mismos encuestadores de la firma, Consultores XXI, pidieron a los mismos votantes marcar en privado copias de una boleta real y depositarlas en cajas selladas.

La respuesta no sabe o no contesta (ns/nc) se redujo al 4.8 por ciento, mientras que el voto a favor de Capriles aumentó al 48.9 por ciento. La votación a favor de Chávez se mantuvo igual.

Y eso, alegan críticos de Chávez, prueba que muchos votantes temen que el gobierno izquierdista los castigará si expresan algún tipo de apoyo a la oposición o, lo que es peor, votan en contra de la reelección del presidente para otro término de seis años.

El llamado “factor miedo”, que podría generar una sorpresa en la elección del domingo, es importante porque ambos lados han acusado al otro de planear actos de violencia y otras acciones si ven que están perdiendo los comicios.

Aunque la mayoría de los sondeos muestran a Chávez a la cabeza, algunos ponen a Capriles, el candidato de la oposición unificada, ganando terreno al presidente de tres términos, y otros muestran al retador empatado o incluso por delante.

Pase lo que pase el domingo, el temor a la retribución del gobierno está bien fundado.

Luego de que los nombres de 2.4 millones de votantes que habían firmado peticiones para derogar a Chávez se hicieron públicos en el 2004, muchos acusaron a las oficinas gubernamentales de despedir empleados y negar servicios a las personas en la “Lista Tascón”.

Omaira Martínez, trabajadora de 46 años, de la oficina de recursos humanos de una compañía privada, afirmó que un banco estatal le negó un préstamo de unos $7,000 para comprar un auto, y que ni siquiera quiso aceptar su solicitud para una hipoteca.

“Desde el momento que yo entré ahí, ellos sabían que mi nombre estaba en la lista. Y me dijeron que sabían”, dijo Martínez. “De hecho, más bien alardearon que sabían, que podían castigar a cualquiera en la lista”.

Chávez urgió a sus partidarios en el 2005 a que dejaran de usar la lista, pero su gobierno también ha sido acusado de castigar a sus críticos por medio de presentar falsas acusaciones criminales en su contra, haciendo que los inspectores del fisco les siguieran el rastro y confiscaran sus negocios y fincas.

Bajo semejantes presiones, el simple acto de responder una encuesta política es intimidatorio, especialmente por los más de dos millones de empleados estatales y aquellas personas que reciben beneficios del estado, afirmó Erick Eckvall, consultor político estadounidense que lleva 30 años viviendo en Venezuela.

“Es lo mismo que hacer encuestas en Cuba. Imagínense ir allí de puerta en puerta a preguntar a la gente qué es lo que piensan de Fidel Castro”, indicó Eckvall, quien ha escrito varias columnas sobre el temor de los votantes al gobierno de Chávez.

Christian Burgazzi, especialista en encuestas a empleados de empresas privadas, en las que el temor también puede influir en los resultados, señaló que un sondeo reciente a venezolanos pobres y de clase media baja mostró que el 42.6 por ciento de los mismos tenía miedo de hablar de política con sus vecinos.

“Si no hablan con sus vecinos, menos lo hacen con encuestadores”, afirmó. Burgazzi señaló que una encuesta llevada a cabo a fines de septiembre señaló la respuesta indecisa o negativa en más del 23 por ciento, una cifra demasiado alta a tan poco tiempo de la votación.

Algo que complica el “factor miedo” es evidencia de que algunas compañías que están haciendo encuestas políticas este año son poco más que extensiones de las campañas en pugna, creadas o contratadas específicamente para producir sondeos que muestren que sus candidatos van a ganar con toda seguridad.

Jesse Chacón, ex ministro del Interior y Justicia de Chávez, dirige ahora GIS XXI, una firma de sondeos que ha dado al presidente algunos de los márgenes de victoria más altos entre las aproximadamente 10 compañías que están llevando a cabo sondeos políticos.

“La verdad es la primera víctima en la ‘guerra de las encuestas’”, comentó Burgazzi.

Lo que es más, existe temor de que el sistema de votación computarizada establecido por el gobierno para las elecciones del domingo será capaz de violar la promesa de una votación secreta y registrar si un individuo votó por Chávez o Capriles.

Los votantes pondrán sus pulgares en lectores electrónicos de huellas digitales para confirmar su identidad antes de votar en una pantalla computarizada. El Consejo Nacional Electoral, controlado por partidarios de Chávez, ha insistido en que no hay manera que el sistema pueda registrar cómo votó un individuo en particular.

La campaña de Capriles no ha dado mucha importancia al lector de huellas digitales, claramente preocupada de que sugerir la posibilidad de que el voto no será secreto llevaría a algunos de sus partidarios a quedarse en sus casas este fin de semana.

Burgazzi, Eckvall y varios académicos han hecho un minucioso análisis matemático de algunos de los más de 100 sondeos políticos llevados a cabo en Venezuela durante la última década, en un intento de medir cómo afectará el “factor miedo” los resultados del domingo.

Han comparado encuestas anteriores con los resultados reales de las elecciones, han promediado y graficado las variaciones, tratado de corregir el sesgo y medido los cambios de las primeras encuestas de este año con las últimas del mes pasado.

Y llegaron a la conclusión que, aunque el apoyo a Chávez se ha mantenido más o menos estable a medida que se aproxima el día de elecciones, la respuesta ns/nc ha ido disminuyendo mientras que Capriles se ha empatado o ha adelantado al presidente con márgenes desde unos pocos miles a 600,000 votos.

Funcionarios del gobierno de Chávez advirtieron esta semana que los pronósticos optimistas de la oposición son falsos, designados únicamente para crear un clima de caos e incertidumbre y negar una victoria presidencial en las urnas.

Partidarios de Capriles alegan que Chávez no planea aceptar la victoria de la oposición y está haciendo esas acusaciones para establecer las bases de una dura represión contra cualquier esfuerzo de la oposición de combatir un fraude electoral.

Los últimos sondeos dados a conocer por las firmas Datanálisis, Hinterlaces, GIS XXI, Consultores 30.11 y ICS conceden la victoria a Chávez, mientras que Consultores 21 y Predicmática favorecen a Capriles y Varianzas anuncia un empate.

Existe también otra manera no muy matemática de tomar el pulso a los votantes de Venezuela, declaró Burgazzi: medir más bien las compras de gorras de béisbol con los símbolos de las campañas de Chávez y de Capriles. El resultado: cinco a uno a favor de Capriles.

Más de Boletín América Latina

  •  

 <span class="cutline_leadin">John Jairo </span>Velásquez, alias ‘Popeye’, antiguo líder de los temidos sicarios del narcotraficante Pablo Escobar.

    Investigan nexo entre Popeye y grupo armado

    Las autoridades colombianas investigan si existe relación entre una acción de hombres armados que dicen buscar en Medellín un escondite de armas o dinero del fallecido “capo” Pablo Escobar y la salida de prisión de John Jairo Velásquez, alias “Popeye”, que fue el jefe de los sicarios de su cartel.

  • Mujeres en Ecuador se entrenan contra la violencia

    “¡Golpea más arriba!” Any escucha, respira hondo, levanta los hombros y lanza al aire su puño cerrado. Desde hace un año esta ecuatoriana, víctima de un intento de agresión sexual, practica boxeo para defenderse de los hombres.

  •  

Leopoldo López

    Defensa de Leopoldo López anuncia nuevas acciones la próxima semana

    La defensa del opositor venezolano Leopoldo López anunció nuevas acciones para solicitar que sean admitidas las pruebas de la inocencia del dirigente, mientras continúa el juicio por su supuesta responsabilidad en los hechos de violencia en una protesta antigubernamental en febrero pasado.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria