Lula: Hugo Chávez debería buscar un sucesor

 

adelgado@elnuevoherald.com

El presidente venezolano Hugo Chávez, quien acaba de salir reelecto, podría estar preparando el camino para traspasar las riendas del poder a uno de sus colaboradores en medio de las insistentes señales de que el cáncer que padece podría no permitirle culminar su nuevo mandato.

Aún cuando se desconoce la gravedad de su enfermedad, analistas dijeron que cada vez son mayores las señales de que el líder de la Revolución Bolivariana comienza a dar los primeros pasos para instaurar un Chavismo sin Chávez, movimiento que tendría al recién nombrado vicepresidente Nicolás Maduro a la cabeza y que garantizaría la continuidad de los acuerdos de su gobierno con Cuba, Brasil, China y otros de sus aliados.

La última señal sobre la gravedad de la enfermedad provino de boca del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, un cercano amigo que ha estado siguiendo la condición médica del mandatario venezolano.

“Creo […] que el compañero Chávez debe empezar a preparar su sucesión”, afirmó Lula tras ser consultado sobre la reelección del gobernante venezolano por el diario argentino La Nación.

Chávez, quien ha sido sometido a tres cirugías y varias rondas de quimioterapia y radioterapia desde que se le diagnosticó el cáncer en junio del 2011, sostiene que ya se curó de la enfermedad y ha asegurado en varias oportunidades que está en condiciones de seguir gobernando al menos hasta el 2019, cuando culminaría el nuevo mandato que obtuvo en las elecciones del 7 de octubre.

Pero el gobernante se vio enfermo durante su campaña presidencial, luciendo en algunas ocasiones hinchado y con piel descolorida, y en otras mostrando dificultad para caminar. Sus apariciones en público fueron relativamente escasas y de corta duración, al tiempo que allegados a su campaña dijeron que su agenda fue frecuentemente alterada durante la contienda electoral debido a sus problemas de salud.

Chávez también mostró un comportamiento errático durante los meses previos a la realización de los comicios, que iba desde estados de una eufórica seguridad hasta momentos de marcada melancolía.

En un discurso pronunciado a mediados de septiembre, por ejemplo, un Chávez lloroso expresó: “Le pido a Dios, si sigue siendo tan generoso con nosotros, que me conceda el último sueño (...) el último sueño mío es liberarme, pero qué difícil ¿no?, volver a ser libre como el viento aunque sea por unos días, por unos meses”.

Analistas consideraron que las declaraciones de Lula no fueron brindadas por casualidad.

“Fue un mensaje orquestado, calculado, porque hay mucho dinero de por medio, particularmente [en] los intereses de Brasil en Venezuela”, indicó desde Washington el analista Martín Rodil.

“También es un mensaje muy claro porque si bien es políticamente incorrecto decir directamente que Chávez debe apartarse del poder porque se va a morir, al recomendarle la sucesión a un hombre que acaba de ganar un nuevo período presidencial de seis años, lo que le estás diciendo en el fondo es precisamente eso”, añadió.

Es un recado que se hacía necesario en vista del desorden interno dentro de las filas del chavismo, agrupación cuya conducción ha sido llevada arbitrariamente y casi exclusivamente por el propio Chávez, consideró el analista político David Morán desde Caracas.

La falta de una línea clara de sucesión dentro del chavismo, el riesgo de conflictos internos debido a las marcadas diferencias entre sus miembros y la posibilidad de que Chávez debido a su enfermedad se vea obligado a separarse del poder, conforman un cóctel de riesgo que obligó al ex mandatario brasileño a formular su advertencia.

“Le dijo: ‘Ve buscando un substituto porque si tu enfermedad sigue avanzando, vas a dejar al país con una oposición políticamente estructurada, que pese a su derrota este mes está muy organizada y ha avanzado como nunca, y con un [oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela] PSUV desorganizado que ni siquiera tiene un sucesor’”, comentó Morán.

“No hay una organización política [dentro del PSUV] sino que todo gira alrededor de tu figura [Chávez] y de los recursos del Estado. Hay un desbalance político muy grande”, añadió.

Pero si bien Chávez a lo largo de sus 14 años de gobierno se ha mostrado renuente a compartir el verdadero poder con sus seguidores —reservándose para él todas las decisiones importantes y apartando aquellos que medianamente amenazaron con restarle brillo—, los observadores dijeron que el mandatario parece estar preparando el escenario para que Maduro, quien ahora es simultáneamente canciller y vicepresidente, pueda en un momento dado asumir la jefatura de su revolución socialista.

Parte de esto puede, por ejemplo, verse en las negociaciones de paz entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) realizadas bajo la mediación de Venezuela, donde el canciller vicepresidente está jugando un papel estelar, explicó Rodil.

“Chávez se ha desprendido del proceso de paz de Colombia y ha permitido que Nicolás participe. Lo que anda buscando es la consolidación de la figura de Nicolás como el sustituto”, sostuvo.

Otro de los elementos que también llamaron la atención fue la rapidez con que Chávez nombró a Maduro como su vicepresidente, agregó el analista Alberto Franceschi.

“Ese nombramiento, casi automático después de haber ganado las elecciones, es una señal absolutamente clara de que sí prepara una sucesión”, comentó Franceschi.

Pero el nombramiento sería solo el primer paso a ser tomado para que Maduro pudiese asumir la presidencia de la República en caso de que Chávez falleciera, o tuviese que separarse del cargo por motivos de enfermedad.

Según la Constitución venezolana, el vicepresidente asumiría la presidencia de inmediato en caso de ausencia absoluta del mandatario. Pero debe convocar a elecciones que deben ser realizadas en un plazo de 30 días, si la desaparición física se produce en los primeros cuatro años de su mandato.

Ir a elecciones con tan poco tiempo de preparación con un candidato chavista que no sea Chávez conllevaría un riesgo muy alto para el oficialismo.

Franceschi comentó que para evitar ese tipo de peligro, Chávez podría proponer algún tipo de reforma constitucional como instrumento para desarmar ese tipo de limitaciones.

Pero incluso si llegara hacerlo, Maduro podría enfrentar grandes dificultades para preservar el poder, advirtió Franceschi

Es un peligro que no provendría de la oposición, sino de las propias filas del chavismo, explicó.

“Apenas muerto Chávez, se desatan los demonios”, comentó el analista.

“El PSUV es una federación de mafias, es una federación de odios, de intereses de toda clase. De manera que todo puede pasar tras la muerte de Chávez, incluyendo que, aún con la previsión constitucional de dejar a Maduro, estalle igual una lucha interna por la sucesión bajo la forma absolutamente inédita de peleas a cuchillo entre piratas y depredadores”, expresó.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM.

Más de Ultima Hora en Venezuela

  • Aerolínea venezolana trasladará pasajeros varados

    La aerolínea estatal venezolana Conviasa anunció que a partir del próximo lunes comenzará el traslado de los cientos de pasajeros que quedaron varados en la capital española debido a la suspensión de sus vuelos entre el 22 y 24 de julio.

  •  

El presidente venezolano Nicolás Maduro, al centro, saluda a sus partidarios mientras aguarda la llegada del presidente chino Xi Jinping afuera del Panteón Nacional en Caracas, Venezuela, el domingo 20 de julio de 2014. Un juez en la isla caribeña de Aruba falló el viernes 25 de julio que el funcionario venezolano de mayor rango que haya sido detenido bajo una orden de arresto estadounidense permanecerá tras las rejas a la espera de una solicitud de extradición por cargos de drogas, a lo que Venezuela canceló los vuelos a la isla holandesa en el Caribe en represalia.

    Aruba falla en contra de ex general venezolano Carvajal quien está acusado de narcotráfico

    Un juez en Aruba falló el viernes que el funcionario venezolano de mayor rango que haya sido detenido bajo una orden de arresto estadounidense permanecerá tras las rejas a la espera de una solicitud de extradición por cargos de drogas, a lo que Venezuela canceló los vuelos a la isla caribeña en represalia.

  • Maduro califica de emboscada captura de Carvajal

    Como una emboscada y un secuestro calificó el jueves el presidente venezolano Nicolás Maduro la detención en Aruba de un antiguo cercano colaborador del fallecido presidente Hugo Chávez y que fue enviado como cónsul de Caracas a la isla caribeña pese a ser objeto de sanciones de Estados Unidos por presuntos nexos con el narcotráfico.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria