Joven involucrada en accidente de tránsito en Hialeah sufre de muerte cerebral

 

eflor@elnuevoherald.com

Una joven involucrada el fin de semana en un violento accidente de tránsito en Hialeah sufre de muerte cerebral, informó el lunes el abogado de la familia durante una conferencia de prensa frente al Centro de Traumatología Ryder del Hospital Jackson Memorial.

Andrea Castillo, de 21 años, está conectada a un sistema de soporte vital mientras se realizan los trámites para la donación de sus órganos.

“Esto es demasiado”, dijo su madre, Susie Castillo, recientemente electa a la Junta Escolar de Miami-Dade. “Necesito que la gente ore por mi hija, que Dios la tenga en su Gloria y que la cuide”.

Su abogado, Jorge Silva, cuestionó las circunstancias del accidente y la respuesta de las autoridades de Hialeah para atender la emergencia. Castillo viajaba en un SUV conducido por su novio, Marco Barrios, quien chocó contra un automóvil policial encubierto en la 49 calle y la 9 Court del este de Hialeah.

El policía, identificado como Raúl Somarriba, fue transportado al Centro de Trauma por helicóptero mientras que Barrios y Castillo fueron trasladados en ambulancia.

“¿Cómo pasó esto? ¿Dónde, exactamente? ¿Cómo pudo ser evitado?”, se preguntó Silva. “¿Por qué su hija no fue enviada al Ryder por helicóptero cuando otro individuo que obviamente tenía lesiones mucho menores que ella fue enviado por el helicóptero?”

Las autoridades han dado pocos detalles sobre el accidente. Un vocero del Departamento de Policía de Hialeah ha dicho que Somarriba estaba de servicio rumbo este por la calle 49. Barrios y Castillo cruzaban esa vía a la altura de la 9 Court hacia el norte, donde hay un señal de pare.

Carlos Hernández, alcalde de Hialeah, dijo que el caso se encuentra bajo investigación por la Unidad de Investigación de Accidentes.

“Se está haciendo una investigación como siempre se hace en un accidente serio como en este caso”, dijo Hernández. “Trataremos de tener toda la información lo más pronto posible”.

El accidente ocurrió alrededor de las 9:45 p.m. El SUV terminó volcado y sobre la acera frente a un concesionario de autos en la calle 49. El carro policial quedó en la senda opuesta, frente a una gasolinera donde un grupo de obreros limpiaba el pavimento.

El Nuevo Herald ha entrevistado a un testigo y a varias fuentes dentro de los departamentos de policía y bomberos quienes afirmaron que Somarriba estaba inconsciente y con varias fracturas visibles tras el choque.

Barrios gritaba pidiendo que los auxiliaran. No está claro si Castillo estaba consciente.

En pocos minutos, llegó un policía de Hialeah que primero intentó sacar a los jóvenes del SUV mientras pedía más ayuda al despacho de emergencias.

Algunas personas llamaron al 9-1-1 para reportar el grave accidente.

Mientras tanto, los obreros que limpiaban el pavimento utilizaban las mangueras de alta presión para prevenir un incendio en el vehículo policial, porque olían combustible.

Varias unidades respondieron a la emergencia y se ordenó el cierre de la calle 49 entre las avenidas 8 y 10 del este. Según fuentes oficiales, un teniente del Departamento de Bomberos en la escena determinó que Somarriba era el caso más grave y pidió un helicóptero.

Los jóvenes fueron transportados en ambulancia hasta el Ryder.

Las autoridades llevaron en ambulancia a Somarriba a una escuela primaria ubicada a casi una milla del escena, cerca de la sede principal del Departamento de Policía. El helicóptero aterrizó en un campo deportivo de la escuela y lo evacuó.

Cesar Espinosa, vocero del Departamento de Bomberos, dijo que en este tipo de emergencia, las decisiones de evacuación son tomadas por oficiales capacitados para evaluar la condición de los pacientes.

“Son ellos quienes determinan si las víctimas tienen que ser aerotransportadas, o llevados en ambulancia al Jackson o a hospitales más cercanos”, dijo Espinosa. “Las condiciones de los pacientes pueden cambiar y deteriorarse en el camino”.

La policía aún no ha revelado qué tipo de asignación policial cumplía Somarriba o hacia dónde se dirigía la noche del accidente. Tampoco se sabe a qué velocidad se desplazaban los vehículos.

El límite de velocidad sobre la calle 49 es de 40 millas por hora. En la 9 Court no hay señales de límite de tránsito, pero se trata de un área residencial de Hialeah, donde el límite establecido es de 30 millas por hora.

Fuentes de la familia dijeron a El Nuevo Herald que Barrios, de 23 años, se encuentra estable pero continúa internado en la Unidad de Cuidado Intensivos. Somarriba, quien sufrió fracturas en un pierna y un brazo, y golpes en la cabeza, también se encontraba estable.

Silva dijo que la familia está organizando los servicios fúnebres de Castillo, quien días antes del choque había cumplido 21 años.

Decenas de parientes, amigos y líderes comunitarios acudieron al Hospital Jackson Memorial este fin de semana para expresar sus condolencias y solidaridad con la familia de Castillo.

Durante una breve conferencia de prensa frente al Ryder el lunes por la tarde, la familia de Castillo se paró detrás del abogado mientras éste informaba sobre la muerte cerebral de Andrea. Susie Castillo no pudo contener las lágrimas mientras abrazaba a su hijo, Kevin. Al costado de ellos se encontraban Osvaldo Castillo, padre de Andrea, y la abuela materna, May García-Clissent.

Susie Castillo, quien fue electa en agosto a un escaño en la Junta Escolar de Miami-Dade, es una querida figura en la comunidad de Doral, donde trabajó como asistente del alcalde Juan Carlos Bermúdez durante ocho años. Anteriormente había trabajado como secretaria en la escuela primaria Mae M. Walters en Hialeah, donde su madre había sido maestra.

“En nombre de la Ciudad de Doral, de todos los empleados, y del mío propio, quisiera expresar mi más sentido dolor por lo que está atravesando la familia Castillo en estos momentos”, dijo Bermúdez. “Andrea, que creció en Doral, se graduó en una de nuestras escuelas e incluso trabajó en el Departamento de Parques de la Ciudad, es un ejemplo de una joven comprometida con su familia y su comunidad”.

Andrea Castillo se graduó de la escuela secundaria Ronald Reagan en Doral y era estudiante de Educación en el Miami Dade College.

“Estaba estudiando para ser una maestra”, dijo Silva. “Esto es absolutamente devastador para la familia”.

Más de More top mobile stories

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria