BOXEO

Boxeador cubano Inocente Fiss, el tiempo perdido hasta los muertos lo lloran

 
 

Inocente Fiss durante un entrenamiento en el gimnasio del Dream Team.
Inocente Fiss durante un entrenamiento en el gimnasio del Dream Team.
Roberto Koltun / El Nuevo Herald

jebro@elnuevoherald.com

Nada le ha llegado fácil en la vida a Inocente Fiss, pero de cuando en cuando se le abre alguna oportunidad como la que se le presenta el 17 de noviembre. Esa noche el cubano (15-0, 9 KO) combatirá por un título interino de la Asociación mundial (AMB) en las 154 libras contra Robert García.

El llamado "Lucero Espirituano" ha venido volando debajo del radar con varias peleas fuera de Estados Unidos, pero en esa fecha tendría su primer gran momento si logra salir airoso en el Cosmopolitan Hotel and Casino, en Las Vegas.

En medio de una sesión de entrenamiento, Fiss hizo un alto para conversar con El Nuevo Herald sobre su carrera, pero sobre todo, de esa misma vida que ahora le envía un pedazo de esperanza disfrazada de pelea.

Inocente, ha surgido para ti una tremenda oportunidad, porque muy pocos esperaban que fueras por un título interino.

“Me he sacrificado mucho y creo que hacía tiempo me merecía algo así. No ha sido fácil estar lejos de mi familia, abandonar mi país. La soledad puede ser un rival enorme. Entonces, ya era hora. Esta oportunidad no la voy a desaprovechar. Voy a ganar sea como sea y cueste lo que cueste’’.

¿Has visto algo de tu rival?

“He visto un video, se ve un púgil fuerte, que viene para adelante. Pero creo que mi arsenal técnico es superior y confío en que lo venceré’’.

Has mencionado a tu familia allá en Santi Spíritus, cuando hablas con ellos, ¿qué te dicen?

“Mi familia es muy unida, lo más grande que me ha dado la vida. Siempre me están dando los mejores consejos, como si temieran que me fuera a meter en problemas. Cuando supieron que se me había dado esta pelea se pusieron muy contentos. Por supuesto, ellos quieren que salga vencedor. Si gano yo, también ganan ellos. Esos pensamientos positivos, es como si cruzaran las 90 millas y me impulsaran hacia adelante’’.

En Cuba eras un boxeador conocido, ¿por qué viniste a Miami?

“Desde niño nada fue fácil para mí. Siempre me tocó lo más difícil. Cuando llegué al equipo nacional con 18 años, pensé que tenía las puertas abiertas, pero no fue así. A pesar de que tuve buenos resultados muchas veces no contaban conmigo para las competencias importantes, como si me dejasen a un lado. Una de las causas por las que estoy en este país es por las tantas decepciones en Cuba. Así que un día decidí que era mejor ser boxeador aquí que allá’’.

Luego de varios años en Miami, ¿estás contento con tu carrera?

“En sentido general sí. Mis primeras peleas no han sido tan complicadas. Ten en cuenta que en mis dos últimos dos años en la Isla me alejé por completo del boxeo, de modo que me fue más difícil al principio retomar el entrenamiento en serio que las peleas mismas. Como todo en este mundo he vivido cosas buenas y malas. Ahora lucho por recuperar el tiempo perdido’’.

¿Y lo estás logrando?

“Como dicen por ahí, el tiempo perdido hasta los muertos lo lloran. Cuesta trabajo, pero creo que avanzo poco a poco’’.

Tú me hablas de la soledad con cierto dolor.

“Aquí estoy prácticamente solo, así que para vencer a la soledad entreno como un loco. Me pongo a correr, a tirar golpes, trato de cansarme mucho para no pensar en otras cosas, me enfoco en ayudar a mi familia. Intento canalizar ese dolor en energía, convertirlo en rabia de guerra. Algún día espero que todo cambie, pero por ahora esto es mi vida’’.

Más de Boxeo

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria