Costa este de EEUU paralizada por huracán Sandy

 

Servicios de El Nuevo Herald

El huracán Sandy se dirige el lunes hacia las ciudades más importantes de la costa este de Estados Unidos, lo que obligó a cancelar el transporte público, las escuelas y mercados financieros, además de obligar a la evacuación de miles de personas afincadas en zonas bajas.

Sandy cobró fuerza antes del amanecer y siguió el curso pronosticado hacia Washington, Baltimore, Filadelfia y Nueva York – en ruta a una colisión con otros dos frentes tormentosos con el potencial de crear condiciones caóticas en unas 800 millas desde la costa hasta los Grandes Lagos. Además, fueron pronosticadas nevadas de dos a tres pies en las zonas montañosas de Virginia Occidental.

La tormenta podría complicar la vida durante días de unos 50 millones de personas.

“Se trata del peor escenario”, dijo Louis Uccellini, director de protección al medio ambiente de Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Muchos empleados se quedaron el lunes en sus casas ante el cierre del tren subterráneo, los autobuses y los trenes en toda la región debido a la posibilidad de inundaciones. Igualmente fueron cerrados los aeropuertos, con más de 7,000 vuelos cancelados, y las autoridades advirtieron a la población que se está acabando el tiempo para evacuar las zonas bajas. Las empresas de servicios públicos trajeron equipos de ayuda de otros estados, en anticipación a la ocurrencia de apagones generalizados.

El centro de la tormenta llegará a tierra el lunes por la noche en New Jersey, indicio de que los peores daños podrían ocurrir en la parte norte del estado, en la ciudad de Nueva York y en Long Island. La plenamar causada por la luna llena amplió la amenaza que encaran la zona metropolitana y sus 20 millones de habitantes.

Los canales que rodean la bahía de Great South Bay en Long Island estaban a tope dos horas antes de la plenamar, y en la ciudad de Lindenhurst, en Nueva York, el agua cubría algunas calles con más de un pie al despuntar la mañana.

“Si usted vive en las zonas de evacuación obligatoria y no se ha ido aún, hágalo ahora”, advirtió el gobernador del estado de Connecticut, Daniel Malloy, en una rueda de prensa.

Malloy insistió en que “este es el evento más catastrófico que hemos tenido que preparar en nuestra vida”, por lo que urgió a los habitantes del estado, situado al este de Nueva York y al norte de la isla de Long Island, que atiendan la petición de las autoridades.

Llamamientos similares se han hecho desde el estado de New Jersey y desde el ayuntamiento de la Gran Manzana, en la que se han habilitado 76 albergues municipales temporales.

Y es que algunas partes de esa isla, que forma parte del estado de Nueva York, han comenzado ya a sufrir inundaciones leves, desde la parte oeste, en el barrio neoyorquino de Brooklyn, hasta Lindenhurst, en el centro. También hay algunos informes de árboles caídos.

La ciudad de Nueva York está totalmente paralizada, con el cierre del transporte público, las escuelas, universidades, tribunales, teatros, muchas grandes empresas, la bolsa, los monumentos, los museos y hasta la sede de Naciones Unidas, por lo que el tráfico es mucho menos intenso de lo habitual y poca gente en la calle.

En los tres aeropuertos de la zona (La Guardia y J.F. Kennedy en la ciudad y Newark en New Jersey) todos los vuelos han sido cancelados.

La ciudad sufre ahora vientos de 60 kilómetros por hora, pero en Long Island y New Jersey los vientos llegan ya a 70 kilómetros por hora.

Se calcula que “Sandy” alcanzará su punto de máxima intensidad en la ciudad hacia las 8 de la noche con vientos de unos 120 kilómetros por hora y una subida del nivel del mar de algo más de tres metros debido a la combinación de las olas, la marea alta y las fuertes lluvias.

A pesar de que en Nueva York, New Jersey y Connecticut se ha ordenado la evacuación de cientos de miles de personas, muchas de ellas no han atendido las órdenes y han decidido aguantar en sus viviendas el empuje del huracán.

Algunas, en las playas de Rockaway y Brighton, han colocado tableros en las ventanas de sus casas y prefieren quedarse a contemplar el espectáculo armados con todo tipo de suministros para aguantar un posible corte de electricidad y agua. Las playas se han protegido con una barrera creada con la descarga de camiones de arena.

Otras, en las zonas inundables más urbanizadas de Manhattan, desconfían del alarmismo de las autoridades tras el huracán Irene que afectó a la ciudad en agosto del año pasado. “Están exagerando, con la última tormenta no pasó nada”, declaró una residente del sur de Manhattan.

Más de Estados Unidos

  •  

Fotografía de archivo del 1 de febrero de 2014 en la que aparece Raul Moas (al centro, de pie, atrás), director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Roots of Hope (Raíces de Esperanza), mientras habla ante un grupo durante un "hackatón para Cuba", un evento dirigido por Roots de Hope en Miami.

    Líderes cubanoamericanos ayudaron a ZunZuneo

    Los líderes de la mayor organización sin fines de lucro de jóvenes cubanoamericanos dieron un silencioso apoyo estratégico al llamado "Twitter cubano", estableciendo contactos entre contratistas y potenciales inversores...

  • Guatemala: Muere soldado de EEUU en accidente

    Un soldado estadounidense murió y otro tres resultaron heridos cuando trabajaban en labores de ingeniería del ejercicio humanitario Más allá del Horizonte, que el gobierno estadounidense ejecuta en el país centroamericano, informó la embajada de Estados Unidos.

  •  

El presidente estadounidense Barack Obama habla con socorristas y miembros de la comunidad en el departamento de bomberos de Oso, Washington, sitio de una mortífera avalancha de lodo, el martes, 22 de abril del 2014.

    Obama inspecciona sitio de alud en Washington

    Sobre un terreno lleno de tristeza y muerte, el presidente estadounidense Barack Obama hizo el martes un recorrido aéreo por el lugar donde más de cuatro decenas de personas murieron en un alud de lodo el mes pasado.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria