Pronostican mejor relación EEUU-Cuba tras reelección de Obama

 

jtamayo@elnuevoherald.com

Las puertas seguirán abiertas a relaciones más cálidas entre Estados Unidos y Cuba tras la elección del presidente Barack Obama para otro mandato de cuatro años, pero esa apertura dependerá probablemente de cómo maneje La Habana el caso del subcontratista estadounidense encarcelado Alan Gross, afirman analistas.

Algunos cubanos en la isla temían que una victoria del candidato republicano Mitt Romney, quien era respaldado por los cubanoamericanos republicanos en el Congreso federal, llevaría a un endurecimiento de las sanciones de Washington al gobierno comunista.

Pero el triunfo de Obama, quien declaró poco después de su primera elección en el 2008 que quería un “nuevo comienzo” de unas relaciones bilaterales por mucho tiempo hostiles, mantendrá las puertas abiertas a expansiones mesuradas de los viajes, las remesas, intercambios culturales y académicos y quizá incluso comercio, dijeron analistas.

“Yo espero la continuación de la apertura gradual que ha habido desde el 2009”, dijo Mario González-Corzo, economista nacido en Cuba y profesor de Lehman College en Nueva York.

Es poco probable que se aprueben cambios significativos a las leyes que gobiernan las sanciones de EEUU a Cuba, como es el caso del embargo comercial, en el próximo Congreso, donde todos los legisladores cubanoamericanos que son críticos acérrimos del gobierno de Raúl Castro retuvieron sus escaños, menos uno.

Los votantes reeligieron a Ileana Ros-Lehtinen, republicana de la Florida y poderosa presidenta de la comisión de asuntos exteriores de la Cámara, así como a los representantes Mario Diaz Balart, republicano de la Florida, y Albio Sires, demócrata de Nueva Jersey. Ellos rechazaron al representante David Rivera, republicano de la Florida, blanco de varias investigaciones, y eligieron en su lugar a Joe García, un demócrata que favorece mejores vínculos con Cuba.

En el Senado, donde un solo miembro puede estancar prácticamente cualquier votación, el demócrata Bob Menéndez de Nueva Jersey fue reelecto a su segundo mandato y Ted Cruz de Texas, de 41 años, republicano conservador y cubanoamericano favorecido por el movimiento Tea Party, fue elegido a su primer mandato.

Pero Obama cuenta con el poder presidencial de expander o reducir relaciones por medio de cambiar las regulaciones. Desde el 2009, ha levantado prácticamente todas las restricciones a los cubanoamericanos que viajan o envían remesas a la isla y permitió a otros visitar la isla en giras educativas conocidas como viajes “de pueblo a pueblo”.

Alrededor de 400,000 residentes estadounidenses visitaron la isla el año pasado, y se estimó que las remesas enviadas de EEUU llegaron a $2,000 millones al año, dos cosas que brindaron un poderoso apoyo a la economía de la isla, prácticamente estancada mientras enfrenta duras reformas de mercado. Los viajeros llevaron a menudo artículos de consumo que luego se vendían en el mercado gris.

“Aunque Obama no hubiera hecho otra cosa para ayudar a los cubanos, él ayudo a convertir la economía informal en un país en que el sueldo promedio es de $20 en un poderoso motor”, dijo un extranjero que vive en La Habana y no quiso que se publicara su nombre.

Disidentes y activistas independientes que asistieron el martes por la noche a un evento en la misión diplomática cubana el martes por la noche estaban a favor de Obama 64-19 en una encuesta extraoficial, de acuerdo a reportes de periodistas extranjeros presentes en el evento.

Pero el gobierno cubano no ha mostrado preferencia de ningún tipo por Obama, diciendo antes de la votación del martes en EEUU que quienquiera que ganara continuaría la campaña del “imperio” estadounidense para destruir la Revolución de Castro.

“Esperemos que (Obama) entienda que Cuba no es su patio trasero. Que respete la soberanía y libertad del pueblo cubano”, señaló la cuenta de Twitter de Yohandry Fontana, que se cree es una fachada de la inteligencia cubana.

La administración de Obama ha descrito repetidas veces su política hacia La Habana como de apoyo al pueblo cubano para que ellos se hagan más independientes de su gobierno, al mismo tiempo que toma medidas para proteger y promover los intereses de EEUU.

En el 2009 Obama restableció las conversaciones bilaterales sobre inmigración que habían sido canceladas por la administración de George W. Bush entre quejas de que eran improductivas. Pero Obama las volvió a cancelar tras la cuarta ronda, el 12 de enero del 2011, ante la continua detención de Gross por parte de La Habana.

Gross, subcontratista de la Agencia para el Desarrollo Internacional de EEUU, fue arrestado a fines del 2009 y sentenciado a 15 años de cárcel por llevar sofisticados teléfonos de satélite a judíos cubanos bajo un programa pro-democracia de USAID. La Habana ha hecho ilegal toda cooperación con el programa, diciendo que estaba diseñado para derrocar el sistema comunista.

Funcionarios de la administración de Obama han dejado en claro que hasta que no se ponga a Gross en libertad y este regrese a su casa — su madre y una de sus hermanas están batallando contra el cáncer — no puede haber relaciones significativamente más cálidas entre Washington y La Habana.

“Todos estamos centrados en lo que tal o más cual presidente (de EEUU) hará con respecto a Cuba”, dijo el extranjero que vive en La Habana. “Pero también tenemos que preguntarnos si es que Cuba quiere realmente mejores relaciones. Y la respuesta podría ser: ‘No mientras ellos tengan preso a Alan Gross’”.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria