Javier Bardem

Javier Bardem, el mundo en los ojos del villano

 

Especial/El Nuevo Herald

Hace apenas dos años, mientras promocionaba Biutiful, Javier Bardem le dijo a este mismo diario: “En la vida no hay ni héroes ni villanos, y me gustan las películas que hablan de esa complejidad. Las películas que no la tratan me parece que pueden estar muy bien y yo también las consumo, pero a la hora de comprometerme cinco meses con eso, no puedo hacerlo porque no tiene sentido”.

Aunque Skyfall simboliza ese preciso tipo de cine del que hace tan poco tiempo escapaba, no tiene problemas en aclarar en una nueva entrevista exclusiva con El Nuevo Herald cómo su carrera ha dado un giro tan inesperado: “Es verdad. Lo confirmo. O sea, las historias donde los personajes son tan anclados en ideas preconcebidas e inamovibles, héroes, villanos, buenos, malos, feos, guapos… es un cine que yo puedo disfrutar como espectador, pero que no me llama la atención como actor. Cuando recibí el guión de James Bond [ Skyfall], no es que estuviese buscando algo parecido pero me permití leerlo. Y me sorprendió mucho la complejidad de la propuesta. Luego hablé con Mendes y ahí fue definitivo. Me dio unas ideas estupendas, unos conceptos de cómo quería aproximarse al personaje que eran muy ricos”, recuerda.

Aunque desde antes de ganar el Oscar a Bardem suelen llegarle propuestas para hacer superproducciones, esta es la primera ocasión en que particita en una de ellas, por lo que fue una experiencia muy inusual. “La verdad es que a veces me quedaba muy impresionado con la calidad y con la complejidad de ciertas cosas. Pero desde el primer momento sentí que Sam tenía la voluntad de montar un laboratorio creativo. Había ocasiones en las que yo creía que estábamos trabajando en una película de bajo presupuesto, porque se tomaban su tiempo, investigábamos la escena. Hacíamos y rodábamos la escena desde diferentes puntos de vista, con diferentes matices, desde diferentes ángulos. No ángulos de cámara, sino emocionales. Fue una verdadera fiesta para la imaginación”, señala.

Teñido de rubio y vestido de una manera muy provocativa, el personaje que interpreta Bardem en el filme (Silva) no parece tenerle miedo a nada. Durante muchos años fue el agente predilecto de M, y cuando ella lo sacrificó, de la misma manera que es capaz de hacerlo con todos los que siguen sus órdenes, sufrió en carne propia el haber sido dejado a merced del enemigo. Convertido en un terrorista internacional, Silva no mide consecuencias a la hora de cobrarse venganza, lo que lo convierte en un rival capaz de derrotar a Bond y a todo el M16.

“Cuando Sam me ofreció el papel, me dijo una cosa que es verdad, y es que los villanos de Bond son un género en sí mismo. Estos villanos tienen que estar entre la ficción y la realidad. Y el placer era traerle la realidad lo más posible, como persona con un conflicto y con un objetivo muy claro y definido. Y también con la libertad de poder volar porque eso es lo que se espera de un villano de Bond. El desafío era encontrar un sitio común donde las dos cosas se encuentren y no se molesten una a otra. Ahí estaba el placer de hacer este personaje”, explica.

No es la primera vez que Bardem interpreta a un sujeto despreciable. Sin ir más lejos, fue con el sicópata Anton Chigurh que se llevó la estatuilla dorada al Mejor Actor de Reparto por No Country for Old Men. Tal vez la razón por la que le sale tan bien radica en la forma en la que busca convertirse en cada personaje.

“Victoria Abril dijo una cosa que me parece brillante, que los actores somos abogados defensores de nuestros personajes. O sea, los tenemos que defender hasta la muerte, sean quienes sean. Porque si no los defiendes, no puedes interpretarlos”, sintentiza el madrileño.

“Ves el trabajo tan extraordinario que hizo Bruno Ganz como Hitler; uno dice: ‘Dios mío, qué viaje que tenía que hacer este hombre’. Yo conozco a Ganz, y no creo que tenga muchas cosas que compartir con el Führer. Pero como actor me llevó a un sitio en el que realmente veía a un ser humano. Lo cual no es una excusa para las atrocidades horribles que este criminal cometió. Pero como actor él tiene la obligación de hacerlo. Uno tiene que entrar en la psiquis de un personaje para entender hasta dónde es capaz de llegar y eso es lo fascinante de nuestro trabajo. Por un momento podermos mirar al mundo con otros ojos”. • 

Más de Cine

  •  

Edgar Ramírez como Roberto Durán, Robert De Niro en el rol del entrenador Ray Arcel y Rubén Blades como Carlos Eleta en el filme ‘Hands of Stone’, dirigido por Jonathan Jakubowicz.

    Blades en ‘Manos de Piedra’

    Rubén Blades no pudo rechazar una oferta de Robert De Niro, quien ayudó a convencer al afamado salsero de que lo acompañara en la cinta biográfica Hands of Stone (Manos de Piedra), sobre el grande del boxeo Roberto Durán.

  •  

“Meñique” es una versión libre del clásico cuento “Pulgarcito”, del francés Edouard Laboulaye, adaptado por el prócer independentista cubano José Martí (1853-1895) para el primer número de su revista infantil “La Edad de Oro”.

    Cuba estrena ‘Meñique’, su primer largometraje animado en 3D

    “Meñique”, la fábula aventurera de un diminuto joven campesino que aspira al amor de una princesa, se estrenó el domingo en Cuba, en el Día de los Niños, como el primer largometraje animado cubano-español con técnica 3D que se realiza en la isla.

  •  

La actriz Scarlett Johansson.

    Scarlett Johansson: ‘Nunca pensé que me convertiría en una heroína del cine’

    El espectador se ha habituado a ver cómo Scarlett Johansson salva el mundo gracias a su papel de Black Widow en “Iron Man 2”, “The Avengers” o “Captain America: The Winter Soldier”, pero la actriz, según confesó, nunca imaginó que se convertiría en una heroína del cine de acción.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria