ABRIDOR O CERRADOR EL SUPERSONICO PITCHER

Regresa el debate sobre el lanzador cubano Aroldis Chapman

 

¿En cuál de las dos funciones podría tener más éxito el holguinero?

mmartinez@elnuevoherald.com

Los Rojos de Cincinnati anunciaron que están considerando enviar al lanzador cubano Aroldis Chapman al rol de abridor.

El mánager general del equipo Walt Jocketty declaró el pasado lunes que la decisión dependerá de la necesidad de la novena.

La rotación abridora de Cincinnati en el 2012 realizó un buen trabajo al terminar cuarto en efectividad con 3.64 en la Liga Nacional, pero uno de sus ases el dominicano Johnny Cueto se lesionó en la postemporada y no se conoce si estará listo para el 2013.

Sabemos que quien paga es el equipo y por ello manda. Pero considero que cuando los Rojos definan el rol que va a desempeñar el cubano, deberían mantenerlo estable para que logre concentrarse en su trabajo. No sería aconsejable estar moviéndolo de un lado a otro, pues hacerlo le podría perjudicar su carrera.

Debemos tener en cuenta que abridor y cerrador son dos funciones diferentes. Uno viene a sacar tres outs y con ventaja, al otro se le exige seis o siete entradas mínimas.

En su primera temporada como cerrador, Chapman estuvo brillante con 1.51 de efectividad, ponchó a 15.3 bateadores por cada nueve entradas, con un WHIP de 0.809 en 71 2/3 entradas y salvó 38 juegos sin haber empezado el año en dicha labor.

Antes de ser cerrador, una vez planteamos que Chapman podría ser uno de los mejores en esta función al tener que venir a sacar tres outs en el noveno tirando envíos supersónicos entre 97 y 102 millas por hora. También dijimos que un tercer lanzamiento (cambio de velocidad) podía convertirlo en un pitcher indescifrable. Aún sin contar con ese cambio, Chapman fue uno de los mejores cerradores de ambos circuitos.

Su potencial como cerrador es enorme. Nadie debería poner en duda que con el tiempo y si tiene perdurabilidad, el cubano podría convertirse en uno de los mejores de la historia.

Como abridor tiene posibilidades de ser un buen pitcher, pero necesita dominar al menos un tercer lanzamiento para llegar a ser uno de los mejores. Un repertorio amplio es factor clave para un abridor en Grandes Ligas.

Las rectas de 100 millas de un cerrador intimidan en el noveno episodio, pero cuando un abridor tira seis o siete entradas consecutivas cada cinco días y durante seis meses de temporada, dicha velocidad disminuye y los bateadores se ajustan a esos envíos con el transcurso de las entradas.

Chapman. ¿Abridor o cerrador? ¿En cuál de ellas podría tener un mayor éxito? ¡Ahí está el detalle!

Más de Marino Martínez

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria