Petraeus testificará el jueves ante comisión del Senado

 

Servicios de El Nuevo Herald

El ex jefe de la CIA, David Petraeus, quien renunció a su cargo luego de una relación extraconyugal con su biógrafa, declarará el jueves ante el Senado sobre el ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia), confirmó el miércoles el senador John McCain.

Petraeus declarará personalmente ante la Comisión de Inteligencia del Senado el jueves, respondiendo a la solicitud de los congresistas, anunció McCain. Diversos medios habían indicado antes que lo haría el viernes.

“Como ustedes saben, el general Petraeus declarará ante la Comisión de Inteligencia”, dijo McCain a los periodistas, señalando luego que la comparecencia será el jueves.

La senadora demócrata Dianne Feinstein, que preside la selecta Comisión del Senado sobre Inteligencia, había dicho a la cadena CNN que esperaba que Petraeus acordara declarar ante la Comisión, agregando que no había visto nada que relacionara el escándalo sexual con lo sucedido en Bengasi.

Según The New York Times, el agente del FBI que comenzó la investigación sobre los correos amenazadores de la ex amante de David Petraeus, y que acabó con su dimisión, es Frederick W. Humphries II, especializado en lucha contra el terrorismo.

De acuerdo con el diario neoyorquino, Humphries, de 47 años, es un veterano investigador a quienes sus colegas describen como de “fuerte carácter” y con amplia experiencia en la agencia federal.

Humphries fue a quien recurrió su amiga Jill Kelley cuando recibió correos amenazantes anónimos, que posteriormente se descubrió provenían de Paula Broadwell.

No obstante, fue apartado de la investigación cuando sus superiores pensaron que se estaba implicando personalmente, tras descubrir que había enviado fotos suyas con el torso desnudo a Kelley.

Por otra parte, el general estadounidense John Allen, comandante de la coalición internacional en Afganistán, quiere “cooperar plenamente” con la investigación del Pentágono, dijo el miércoles su abogado.

“El general Allen tiene la intención de cooperar plenamente con los investigadores del Inspector General, y ordenó a su equipo hacer lo mismo”, dijo en un comunicado el coronel de los Marines John Baker, quien acotó que el oficial quiere que el caso sea “resuelto lo más rápido y completamente como sea posible.”

El FBI tiene en su poder entre 20,000 y 30,000 páginas de correspondencia –la mayoría correos electrónicos– entre Allen y Jill Kelly, una de las personas clave en el caso.

Tanto Obama como el secretario de Defensa Leon Panetta han manifestado su apoyo a Allen. El presidente Obama dijo el martes que el caso no había comprometido la seguridad nacional hasta el momento.

Al surgir el escándalo, Allen estaba a punto de pasar por el escrutinio del Senado al haber sido designado jefe del Comando Conjunto.

Mientras tanto, el “acceso a secretos de defensa” a Broadwell, la amante de Petraeus, cuya computadora contenía documentos clasificados, fue revocado, afirmó el miércoles la cadena CNN.

Esta habilitación permitía a Broadwell el acceso a documentos considerados secretos de la defensa nacional.

“Se adoptaron medidas apropiadas con relación a la habilitación y autorización de acceso de esta oficial”, confirmó el teniente-coronel James Gregory, quien rehusó sin embargo precisar el significado exacto de la expresión “acciones apropiadas”.

Ex oficial del Ejército, Broadwell continuó sus estudios en la Universidad de Harvard especializándose en el comando militar, consagrándose luego a una biografía del general Petraeus, con quien luego tuvo una relación.

Investigada a fines de octubre por el FBI, Broadwell entregó su computadora, en la que se encontraron documentos confidenciales. Afirmó que el director de la CIA no era la fuente de esos documentos.

El FBI allanó el lunes pasado el domicilio de Broadwell en Charlotte (Carolina del Norte), llevándose varias cajas con documentos, según The Washington Post.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria