Alto el fuego vigente en Colombia

 

EFE

El alto el fuego unilateral de las FARC comenzó el martes en Colombia entre la esperanza de alcanzar la paz tras casi 50 años de conflicto armado y el escepticismo del propio Gobierno, que duda de la guerrilla y reconoce la dificultad de verificar la tregua.

El cese de hostilidades, anunciado el lunes en La Habana por el segundo al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, comenzó a las 00.00 hora local (05.00 GMT) y se prolongará hasta el 20 de enero de 2013, lo que significa que habrá una tregua durante la Navidad.

En esta primera jornada, el Ejército informó de la explosión de minas al paso de un grupo de soldados en la localidad de Caloto, en el conflictivo departamento del Cauca, lo que desencadenó, al parecer, un intercambio de disparos.

Efe no pudo confirmar si hubo violación del alto el fuego ya que se desconoce si los explosivos estaban sembrados en el lugar o fueron activados por las FARC al paso de los uniformados.

Ayer, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dejó claro que el Gobierno no se suma a la tregua anunciada por los insurgentes el mismo día en que comenzaron en la capital cubana las negociaciones formales de paz.

Y hoy reconoció que será “muy difícil” verificar el cumplimiento, porque, según sus palabras, “ese grupo terrorista de las FARC ha hecho uso de bandas criminales para, por intermedio de ellas, cometer algunos de sus actos criminales”.

“Entonces, eso de facto es un tema complicado”, apuntó el ministro, para expresar en una entrevista con Caracol Radio que “ojalá lo cumplieran”.

El titular de Defensa justificó su desconfianza en que son años “oyéndoles promesas, oyéndoles ofrecimientos (…), descubriendo las mentiras que han dicho, cuesta creerles”.

La posición inamovible del Gobierno respecto al alto el fuego contrasta con la opinión de algunos críticos, que consideran debería ser recíproco, pero en general todos coinciden en que el anuncio de las FARC dota al proceso de paz de una mayor esperanza.

“Es una decisión que hay que recibir positivamente porque conlleva un desescalamiento del conflicto”, afirmó a Efe el doctor en Ciencia Política y director del Centro de Investigación sobre Seguridad y Defensa de la Universidad Nacional de Colombia, Alejo Vargas.

Aún así, Vargas cree que “de ninguna manera obliga al Gobierno a una reciprocidad”, al justificar este argumento en el hecho de que en Colombia “hay una multiplicidad de violencias, lo que hace difícil a la fuerza pública aceptar un alto el fuego habiendo otros actores de violencia”.

Se refirió al Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla colombiana, y a las bandas dedicadas al narcotráfico y la extorsión, nacidas tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006.

En todo caso, según el experto en seguridad y conflicto, el alto el fuego de las FARC “es una buena muestra de compromiso con el proceso de paz y un acto de buena voluntad”.

Pero el expresidente de la Corte Suprema Jaime Arrubla consideró que el Gobierno debería responder con “un gesto recíproco”, una opinión que comparten, entre otros, la exsenadora y mediadora con las FARC en la liberación de secuestrados, Piedad Córdoba, y la presidenta del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), Clara López.

Las FARC pusieron así en marcha su cuarto alto el fuego unilateral desde 1964, cuando surgieron como defensores de los campesinos en respuesta a la desigualdad y al injusto reparto de la tierra, pero con los años terminaron usando el narcotráfico, el secuestro y la extorsión como fuente de financiación de su lucha armada.

Los anteriores ceses de hostilidades tuvieron lugar en 1985, durante el Gobierno de Belisario Betancur; en 1991, con César Gaviria en la Presidencia; y en 1999, con Andrés Pastrana; y en todos esos casos terminaron en fracaso por la falta de acuerdos con el Gobierno o por la simple violación de la promesa.

Este cuarto alto el fuego coincide con el inicio del tercer proceso formal de paz en Colombia, que comenzó el lunes en Cuba y por el que se busca el final definitivo del largo conflicto armado, el único activo en América.

Más de Boletín América Latina

  •  

El exgeneral venezolano Hugo Carvajal llega al Aeropuerto Internacional Reina Beatriz en Oranjestad, Aruba, el 27 julio, 2004, luego de ser liberado por las autoridades.

    Liberación de Carvajal destraba proyecto de sanciones contra chavismo

    Las presiones ejercidas por el régimen de Nicolás Maduro sobre Holanda para liberar al ex jefe de Inteligencia Hugo Carvajal parecen haber destrabado los esfuerzos en Washington por aplicar sanciones contra dirigentes del chavismo implicados en las violaciones de los derechos humanos, dijeron analistas al advertir que las medidas ahora están cerca de ser aprobadas.

  •  

En foto de archivo se muestra una hembra del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, adquiriendo sangre de una persona.

    Inauguran en Brasil criadero de mosquitos transgénicos contra el dengue

    Brasil inauguró este martes su primer criadero a gran escala de mosquitos genéticamente modificados para combatir al insecto vector del dengue, una enfermedad tropical que puede ser mortal en su tipo hemorrágico.

  •  

El gobierno cubano en el 2011 permitió la descentralización de los precios de los productos agropecuarios no encargados por el Estado, pero las medidas no han tenido un impacto significativo en el desarrollo de la agricultura local.

    Ex ministro de Economía cubano resalta ineficiencia de las empresas estatales

    Pese a las medidas tomadas por Raúl Castro para dinamizar la economía cubana, la carga presupuestaria de las empresas estatales ha aumentado en un 31% en los últimos cuatro años, destacó José Luis Rodríguez, ex Ministro de Economía y Planificación entre los años 1995 y 2009, en un artículo publicado este lunes en la prensa digital cubana.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria