Recinto Oeste de MDC continúa cerrado a un mes del derrumbe del garaje en construcción

 

aedgerton@MiamiHerald.com

El recinto Oeste de Miami Dade College permanece ahora vacío, fuera de los investigadores, los ingenieros y otros que estudian los montones de escombros, tratando de encontrar pistas de por qué una sección de un estacionamiento de cinco pisos se derrumbó hace seis semanas, matando a cuatro trabajadores.

Los 8,000 estudiantes del recinto del Doral han sido transferidos a otros de la institución universitaria. Para llegar a éstos toman ómnibus en el International Mall que los trasladan a las diversas ubicaciones para poder seguir el mismo currículo de clases.

Las clases matutinas han sido transferidas al recinto MDC North cerca del aeropuerto de Opa-locka. Las clases nocturnas tienen lugar en la secundaria Ronald Reagan Senior High y algunas clases que no acumulan créditos se imparten en el recinto de Kendall.

“En general las cosas han salido bien, considerando las circunstancias”, dijo el portavoz del MDC Juan Mendieta. “La seguridad de nuestros estudiantes y nuestro claustro de profesores es una alta prioridad para nosotros, y si tenemos que molestar a la gente por ahora, eso es algo que tenemos que estar dispuestos a hacer”.

Los estudiantes regresarán en enero al recinto para el semestre de primavera. Pero, por el momento, tendrán que lidiar con la disrupción.

Como el mayor college del país, con 174,000 estudiantes en ocho recintos, MDC atrae estudiantes de todos tipos. Muchos trabajan a tiempo parcial o tienen familia, lo cual les hace difícil acomodar los cambios de horario.

Aunque muchos han podido continuar sus estudios sin interrupción después del cierre, algunos se vieron obligados a dejar las clases porque no podían ajustarse al reajuste, dijo Mendieta.

Para la estudiante Shadille Estepan, el tiempo adicional de viaje en un horario ya apretado ha hecho aún más difícil llegar a tiempo a clases.

Ella sale de su clase en Kendall a las 8:15 a.m. y su siguiente clase empieza a las 9:50 a.m., lo cual era manejable mientras estuvo en el recinto Oeste. Ahora, la travesía al recinto MDC North a la hora pico del tráfico ha añadido mucha tensión a sus mañanas.

No obstante, Estepan, presidenta del cuerpo estudiantil del recinto Oeste, dijo que toda la comunidad escolar se ha mostrado “muy comprensiva con la situación”. Ella elogió a la administración — y a los choferes de los ómnibus escolares — por la manera en que han manejado la logística.

“Un par de estudiantes podrían perder la paciencia, pero tienen que aprender a planear por anticipado”, dijo.

Para Alexandra Castillo, de 19 años, estudiante de negocios en su primer semestre, tomar clases en un recinto diferente le ha dado la oportunidad de conocer un lugar distinto del sur de la Florida y también otro cuerpo estudiantil.

Dijo que, aunque le gustaba la conveniencia del recinto Oeste de MDC cerca de su casa en el Doral, estudiar este semestre en el recinto Norte es “como un college de verdad” con más oportunidades de participar en clubes y otros grupos estudiantiles.

Aunque se estaban haciendo preparativos para el regreso de los estudiantes al recinto universitario, no se ha fijado todavía un calendario para la reconstrucción de la porción del garaje de $22.5 millones que se derrumbó el mediodía del 10 de octubre.

Cuatro trabajadores — Carlos Hurtado de Mendoza, de 48 años, José Calderón, de 60, Samuel Pérez, de 53, y Robert Budhoo, de 53 — murieron. Muchos otros recibieron lesiones; ningún estudiante sufrió daño alguno.

Ajax, la compañía contratada para construir la estructura de estacionamiento de 1,500 espacios, no tenía incidentes de seguridad previos. La causa del accidente continúa siendo investigada.

Mientras tanto, Laurel Budhoo dijo que la muerte del que fuera su esposo por 34 años “sigue pareciendo una pesadilla”.

Durante más de una semana, la familia hizo guardia en el sitio de la construcción, mientras los trabajadores rebuscaban entre toneladas de concreto, moviéndose despacio por lo que quedaba de la inestable estructura, tratando de encontrar el cadáver de Robert Budhoo, enterrado bajo un montón de piezas de acero retorcido y concreto.

La familia tuvo un servicio funerario con el ataúd cerrado, y ella dijo que nunca tuvo la oportunidad de despedirse debidamente de él.

“Yo lo compartía todo con él”, dijo. “El era mi mejor amigo”.

Incluso en la soledad resultado de la pérdida de su compañero en la vida, Budhoo dijo que quería expresar su gratitud a todos los que dieron apoyo a su familia.

“Los bomberos, los rescatistas, todos los que participaron, los estudiantes, las personas del barrio, el hotel que nos permitió quedarnos allí, todas las personas que se nos acercaron con carteles y comida, quiero darles las gracias a todos”.

Más de More top mobile stories

  •  

Cheo Feliciano

    Cheo Feliciano volvía de un casino antes de morir en accidente

    El legendario cantante Cheo Feliciano volvía de un casino de la capital puertorriqueña cuando poco antes de llegar a su residencia, a unos quince kilómetros, perdió el control de su automóvil y murió en el acto a causa del impacto contra un poste de cemento.

  •  

Stephanie Hird.

    Arrestan en Miami a otra modelo porno en caso de tortura a animales

    Una segunda modelo de películas pornográficas fue arrestada el miércoles por su papel en una serie de videos en los que, según dice la policía de Miami-Dade, se muestra la decapitación de pollos y la muerte de otros animales de granja.

  •  

Walter Unbehaun, de 73 años, un ex convicto de Rock Hill, Carolina del Sur, cuando robaba un banco en Niles, Illinois, según esta imagen de una cámara de seguridad, el 9 de febrero de 2013. Unbehaum fue capturado y el jueves le será dictada sentencia en Chicago. Unbehaum dijo que asaltó el banco porque quería regresar a la prisión. En un periodo de 50 años, Unbehaun sólo pasó seis fuera de prisión.

    EEUU: Hombre asalta banco para volver a prisión

    Walter Unbehaun había pasado casi toda su vida de adulto tras las rejas, así que no es sorpresa que el jueves le dicten sentencia por la comisión de otro delito: un robo a un banco el año pasado.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria