EEUU descarta intercambio de cinco espías cubanos por Alan Gross

 

jtamayo@elnuevoherald.com

La oferta de Cuba de cambiar al subcontratista del gobierno de EEUU Alan Gross por cinco espías cubanos encontrados culpables en Miami no es de nada aceptable para Washington, afirmó un alto funcionario del Departamento de Estado en el tercer aniversario del arresto de Gross.

“Rechazamos la noción de nexo”, agregó el funcionario, quien se reunió con varios periodistas en Miami el lunes pero pidió el anonimato bajo los procedimientos del Departamento de Estado. “No hay paralelo entre ambos casos”.

La detención de Gross en La Habana se ha convertido en un poderoso obstáculo en los esfuerzos para mejorar las relaciones EEUU-Cuba, con la administración de Obama negándose a conversaciones sobre inmigración, drogas, contrabando de personas y otros temas hasta que él regrese a casa.

El funcionario destacó que, si bien el gobierno del presidente Obama continuará con su política de ayudar al pueblo cubano - —ha levantado casi todas las restricciones a los viajes y las remesas de los cubanoamericanos— a la isla-, es "muy difícil vernos progresar en las relaciones bilaterales mientras él se encuentre en la cárcel".

Funcionarios de EEUU habían negado previamente la posibilidad de un arreglo para la liberación de Gross y los espías. Pero el tercer aniversario del arresto del estadounidense provocó una nueva ronda de especulaciones sobre un cambio, algunas alimentadas por las autoridades cubanas.

Gross, de 63 años y natural de Potomac, Maryland, fue arrestado el 3 de diciembre del 2009 en La Habana después que entregó teléfonos satelitales a judíos cubanos para que pudieran acceder al internet y a personas en el extranjero sin usar el estrictamente controlado monopolio telefónico del gobierno.

Los teléfonos estaban financiados por el gobierno estadounidense bajo programas pro-democracia que La Habana proscribió como un intento de derrocar al sistema comunista. Gross fue sentenciado a 15 años de prisión por actos contra la “independencia e integridad territorial” de Cuba.

Los cinco espías cubanos fueron encontrados culpables en 1998 en Miami, como parte de la llamada “Red Avispa”. Cuba los llama héroes, diciendo que fueron asignados al sur de la Florida para evitar posibles atentados terroristas de los exiliados contra la isla.

Cuatro de ellos siguen en prisión, con uno de ellos cumpliendo dos cadenas perpetuas por cargos de conspiración para asesinar, por su papel en guiar a los aviones cubanos de combate a derribar dos avionetas civiles en 1996, matando a todos los cuatro hombres del sur de la Florida que iban a bordo. El quinto cumplió el año pasado su término de 13 años de prisión y cumple ahora una libertad condicional de tres años en algún lugar de Estados Unidos.

El funcionario del Departamento de Estado dijo que mientras lo que Gross hacía en Cuba era “perfectamente legal en cualquier lugar del mundo”, los cinco espías fueron encontrados culpables por actividades claramente ilegales.

El aniversario del arresto de Gross también trajo una lluvia de llamadas por su liberación, incluyendo una hecha por los senadores Jerry Moran, republicano por Kansas; y Ben Cardin, demócrata por Maryland.

“Debido a que el injusto encarcelamiento (de Gross) está cerca de la marca de los tres años, tenemos la esperanza de que el gobierno cubano pronto anunciará su intención de garantizar la liberación del Sr. Gross”, destacaron los senadores. “Aunque estamos profundamente decepcionados porque Cuba no lo hizo hoy, nuestro compromiso con la causa de Alan no ha disminuido y continuaremos trabajando para asegurar su liberación inmediata e incondicional”.

En Washington, Mark Toner, un portavoz del Departamento de Estado, destacó que Gross ha perdido más de 100 libras desde su arresto y sufre de artritis, y que su familia desea que lo examine un médico que él mismo elija.

“Continuamos pidiéndole al gobierno cubano que garantice la solicitud de Alan Gross de viajar a Estados Unidos para visitar a su madre Evelyn Gros, de 90 años, quien se encuentra gravemente enferma. Este es un tema humanitario”, agregó Toner.

Mientras tanto, el jefe de la misión diplomática cubana en Washington escribió a los que han expresado preocupaciones sobre la salud de Gross, diciendo que él no tiene cáncer y sólo sufre “de enfermedades crónicas típicas de su edad, las cuales reciben un tratamiento adecuado”.

“El Sr. Gross mantiene un régimen sistemático de ejercicios físicos sobre una base voluntaria y come una dieta balanceada que incluye alimentos de su elección, lo que le ha permitido deshacerse de su anterior condición obesa”, escribió José Ramón Cabañas.

“El gobierno cubano es sensible a las preocupaciones humanitarias” en el caso Gross, agregó, “y ha expresado (a Washington) su disposición a encontrar una solución humanitaria recíproca que también pudiera tomar en cuenta preocupaciones humanitarias altamente sensibles de la mayor importancia para Cuba y su pueblo” — como son los cinco espías.

Mientras tanto Peter Kornbluh, un especialista sobre Cuba en los Archivos de Seguridad Nacional -centro independiente de investigación en Washington-, informó que se había reunido la semana pasada con Gross en La Habana y lo encontró “extremadamente delgado” y desanimado.

“Está enojado, está frustrado, se siente rechazado —y desea que su propio gobierno dé un paso adelante” y negocie, dijo Kornbluh al noticiero de NBC. “Su mensaje es que Estados Unidos y Cuba se tienen que sentar y tener un diálogo sin condiciones previas. … Me dijo que la primera reunión debe resultar en un pacto de no beligerancia que se firme entre Estados Unidos y Cuba”.

Más de Es noticia esta semana

  • Invasión de astros del fútbol mundial en el sur de la Florida

    Una invasión de astros del fútbol mundial se abatió sobre el sur de la Florida desde el domingo último para animar en apenas cinco días tres partidos muy atractivos con la participación de seis selecciones, cuatro de ellas que vienen de participar en el Mundial de Brasil 2014.

  •  

<span class="cutline_leadin">Esta imagen</span> sin fechar muestra al periodista miamense Steven Sotloff en Egipto.

    Estado Islámico decapita a otro periodista, esta vez a residente de Miami

    Extremistas del Estado Islámico dieron a conocer un video este martes en el que muestran la decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff y advierten a Obama que mientras Estados Unidos siga lanzando ataques aéreos contra el grupo "nuestros cuchillos seguirán cortando los cuellos de su pueblo".

  •  

El disidente cubano Elizardo Sánchez.

    Grupo opositor detecta cambios en ‘modalidades de represión’ en Cuba

    La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional advirtió este martes de un cambio en “las modalidades de represión política” en Cuba, con menos detenciones políticas y más agresiones, intimidaciones y hostigamiento.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria