GRANDES LIGAS

El cubano Yunel Escobar se siente poco apreciado por los Marlins

 
 

Yunel Escobar.
Yunel Escobar.

jebro@elnuevoherald.com

Giancarlo Stanton y Ricky Nolasco no se han ocultado para mostrar su descontento con los Marlins al punto de desear un cambio de ambiente para sus carreras.

Y no están solos.

A pesar de llevar prácticamente unos días en la organización a diferencia de esos dos jugadores, Yunel Escobar tampoco escondió su deseo de ser cambiado y ponerle fin al drama que se desarrolla en las Reuniones Invernales, en Nashville, donde el equipo lo está vendiendo al mejor postor y su nombre suena en cualquier intento de canje de cara a la nueva temporada de Grandes Ligas.

“Sí, ya a estas alturas prefiero irme a otra parte’’, expresó Escobar. “Vine con mucha ilusión de jugar delante de la fanaticada latina de Miami y, especialmente la cubana, pero en estos momentos creo que lo mejor para mi carrera es irme a otra parte donde me aprecien más. Creo que tengo mucho para ofrecer como pelotero, pero uno necesita ser querido. Y eso no lo estoy sintiendo aquí’’.

Muy poco después de que el cubano fuera enviado al sur de la Florida en la controversial transacción que desapareció del área a Josh Johnson, José Reyes, Mark Buerhle y Emilio Bonifacio, comenzaron los rumores de que su parada sería sólo momentánea antes de seguir rumbo a otra franquicia, algo que fue confirmado a El Nuevo Herald por fuentes cercanas al entorno del jugador y del propio club.

Una de las dificultades en torno a Escobar era la insistencia de los Marlins de reubicarlo en la tercera base, mientras que su compatriota Adeiny Hechavarría tendría todas las oportunidades de adueñarse del campocorto.

“No tengo ganas de entrar en una polémica junto con un compatriota mío y Adeiny tiene mucho talento’’, indicó Escobar. “Existen 30 equipos de Grandes Ligas para que ambos encontremos nuestro espacio. Le deseo la mejor de las suertes en Miami. En los pocos contactos que tuvimos [con los peces] les dejé saber claro que estaba de acuerdo con ir a tercera. Tengo varios años en el campocorto y he demostrado lo que soy capaz de hacer. Así que lo mejor es ir a otra parte’’.

Eso podría suceder en horas, pues los Marlins han sostenido conversaciones con varias franquicias interesadas con el habanero, entre ellas los Atléticos de Oakland y los Rays de Tampa Bay.

Si Escobar entró con el pie derecho en Toronto y en el 2011 disfrutó de una buena temporada al batear para .290 y lograr un porcentaje de embasamiento cercano a .400 -lo que le valió una extensión de dos años de contrato con opciones para dos campañas más-, la contienda pasada vio un descenso considerable de sus números y la controversia por el uso de una frase de corte homofóbico en la sombra utilizada bajo los ojos para minimizar el reflejo del sol.

Ese desliz en septiembre le valió al torpedero tres partidos de suspensión y la obligación de trabajar junto a organizaciones de defensa de la comunidad homosexual. Durante una conferencia de prensa, Escobar asumió el error y prometió trabajar fuerte para mejorar su imagen.

“Pase lo que pase, quiero agradecer las muestras de afecto del pueblo de Miami conmigo en estos días’’, recalcó Escobar. “Realmente, tenía mucha ilusión de jugar en La Pequeña Habana, pero parece que no será así. Por encima de mis deseos, eso es algo que no puedo controlar”.

Más de Béisbol

  •  

 <span class="cutline_leadin">Albert Pujols </span>se convirtió en el 26to pelotero de la historia que llega a la cifra mágica de 500 cuadrangulares en Grandes Ligas.

    Pujols entra en el club de los 500 jonrones

    Albert Pujols no perdió tiempo para alcanzar los 500 jonrones.

  •  

 <span class="cutline_leadin">El lanzador</span> de los Marlins José Fernández trabajó ocho entradas y permitió tres hits a la tanda de los Bravos de Atlanta el martes. El cubano no dio boletos.

    MIAMI 1, ATLANTA 0

    Cubano Fernández poncha a 14 en triunfo de los Marlins

    José Fernández igualó la mejor marca de su vida, al recetar 14 ponches en ocho entradas, y se combinó con el cerrador Steve Cishek para lanzar pelota de tres hits, en el duelo en que los Marlins de Miami blanquearon el martes 1-0 a los Bravos de Atlanta.

  •  

 <span class="cutline_leadin"> Yasiel Puig</span> recibe un boleto en el partido entre los Dodgers y los Diamondbacks el 18 de abril del 2014.

    El caso Puig, la hipocresía y la denuncia

    Basta sentarse a ver la galería humana para contemplar a los que ponen cara de asombro, como si se tratase de noticia nueva, cuando se describe la manera en que Yasiel Puig llegó a Estados Unidos, cuando se relata su relación con un grupo de maleantes relacionados con narcotraficantes y de las sumas involucradas en transacciones dudosas, donde cabe todo, hasta la vida y la muerte.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria