Miles de jóvenes son víctimas de accidentes de tránsito en sur de la Florida

 

bmedina@elnuevoherald.com

“Cierren los ojos por cuatro segundos y cuenten hasta cuatro. Lo que acaban de hacer es equivalente a recorrer la distancia de una cancha de football manejando a 55 millas por hora. ¿Manejarían ustedes con los ojos cerrados por esa distancia?. Pues es lo mismo que manejar distraído”.

Esa es la lección que Carlos Sarmiento, del Departamento de Transporte de Florida (FDOT), intenta enseñar a jóvenes de Miami-Dade durante los entrenamientos de seguridad del conductor que imparte en escuelas y universidades.

A juzgar por las cifras más recientes, el entrenamiento que brinda Sarmiento es necesario.

Según el FDOT, un total de 26,848 accidentes de tránsito en el sur de Florida involucraron a menores de edad en el 2010. Como consecuencia de esos accidentes, 144 jóvenes murieron y 18, 543 resultaron heridos.

Aunque aún no se han reportado las cifras del 2011 y el 2012, Sarmiento cree que posiblemente vayan en aumento.

De acuerdo con el Pew Research Center, un 40 por ciento de los jóvenes estadounidenses admitieron que han viajado con conductores que utilizan su teléfono celular de una manera que pone su vida en peligro.

El 11 por ciento de los conductores menores de 20 años involucrados en accidentes de auto reportaron estar distraídos al momento del choque.

“Los accidentes de auto son una de las causas principales de muerte de jóvenes en nuestra área”, explico Sarmiento. “Las causas pueden ser varias, carreras, manejar borrachos, o manejar mientras usan el teléfono”.

La senadora Nancy Detert, republicana de Venice, presentó recientemente ante la legislatura de Florida una medida contra los mensajes de texto mientras se maneja. Según la propuesta SB52, los agentes de la policía podrían imponer una multa de $30 por enviar mensajes de texto a un conductor detenido por otra violación. La penalidad no se aplicaría a los conductores que estuvieran leyendo un dispositivo de recorridos (GPS) o información sobre las condiciones del tráfico. Aunque el proyecto de ley ha sido rechazado en el pasado por legisladores que lo califican como una limitación a las libertades individuales, Detert dijo que cree la ley tiene mejores oportunidades este año.

Florida es uno de solo cinco estados en la nación que no tiene una ley contra el uso de celulares por conductores.

“Manejar distraído es algo así como una epidemia en el sur de Florida”, apuntó Sarmiento, coordinador de Programa Comunitario de Seguridad del Trafico de FDOT. “Cualquier cosa que evite que el individuo tenga sus dos manos sobre el volante y los ojos en la carretera es una distracción”.

En Miami-Dade hubo una racha de accidentes automovilísticos fatales en los últimos dos años cuyas víctimas o responsables fueron jóvenes y adolescentes:

• Una de las víctimas más recientes fue Idalys Quintero, una jovencita de 16 años que murió en la escena de un aparatoso accidente en Hialeah el miércoles 24 de octubre.

El conductor del auto Chevrolet Cobalt amarillo era César Martínez, de apenas 15 años y quien según fuentes aun no tenía una licencia de conducir. Martínez perdió el control del carro, se estrelló contra unos árboles y terminó volteado frente a una casa en la calle 43 del oeste. Los otros pasajeros a bordo del auto eran Grisel Verdecia, de 16 años; Orestes Pedraza, de 16; e Isbel Díaz, de 15.

• Unos días antes, el viernes 19 de octubre, otro accidente en Hialeah cobró la vida de Andrea Castillo, de 21 años e hija de Susie Castillo, una miembro de la Junta Escolar de Miami-Dade. Esa noche la camioneta negra Jeep Compass en la que Andrea viajaba con su novio Marco Barrios, de 23 años y quien era el conductor, fue golpeada violentamente por el Crown Victoria de la Unidad Especial de Supresión de Crimen de la Policía de Hialeah que conducía el agente Raúl Somarriba. El accidente se ha vuelto controversial ya que no se conocen todos los detalles y Castillo exige una investigación particular para determinar las causas.

• Una noche antes, la madrugada del sábado 18 de octubre, el chofer de un Toyota Scion conducía a alta velocidad en lo que aparentemente era una carrera automovilística por un tramo de la Flagler y la Avenida 59. El Scion impactó una camioneta Ford Expedition en la que viajaba una familia completa: José Serrano, de 43 años, su esposa Carmen Orta, de 42, y sus hijos German y Gabriel, de 15 y 12 años de edad, respectivamente. Serrano y su hijo Germán murieron instantáneamente. La mujer y el menor de los hijos fueron trasladados en estado crítico al Hospital Jackson Memorial. Debido a la fuerza del choque también los dos ocupantes del Scion fueron arrojados del vehículo y uno de ellos, Iván Rodríguez Jr., de 20 años, murió en la escena. Alejandro Hernández, el conductor de 19 años, fue hospitalizado.

• Hace poco más de un año, en agosto del 2011, otro dramático accidente relacionado con carreras de carros dejó tres muertos en Doral. El conductor, Alberto de Jesús Coterón Oliva, de 19 años, perdió el control del Honda Civic que conducía y en el que viajaban también Verónica Santiago, de 17 años, Isis Jiménez, de 15, y Daniel Cárdenas de 17 años. El carro se estrelló contra un poste de luz y se partió en dos. Santiago, Jiménez y Cárdenas murieron en el impacto. Oliva, que apenas sufrió unos golpes, abandonó desorientado el lugar de los hechos y se entregó en el cuartel de la policía de Doral horas más tarde.

• En septiembre del año pasado, la estudiante universitaria de 19 años de edad Ivanna Villanueva conducía ebria en Coral Gables a la una de la madrugada cuando chocó con el auto en el que viajaba Eyder Ayala, de 68 años. La joven venezolana salió de un club nocturno y conducía su carro Audi a 80 millas por hora por la Lejune Road cuando Ayala salía de su trabajo de noche en un restaurante McDonald’s, en la calle 8.

Mediante el Programa Comunitario de Seguridad de Tráfico el FDOT se enfoca en cuatro aspectos para reducir el número de accidentes y su impacto: aplicación de la ley, servicios de emergencia, educación y mejoramiento de las carreteras.

Pero Sarmiento considera que quizás el más importante es el aspecto educativo, con programas de prevención en las escuelas, como el “Put It Down”, que incentiva a los jóvenes a dejar sus celulares y otras distracciones a un lado mientras manejan. También es necesario que los padres hablen con sus hijos sobre la responsabilidad que conlleva conducir, dijo el especialista.

“La policía puede influenciar haciendo cumplir las leyes como parar a la gente y darles multas, la ingeniería puede ayudar, si tenemos calles seguras e infraestructura”, dijo Sarmiento. “Pero al final necesitamos que el conductor sea responsable”.

Por ejemplo, las carreras ilegales de carros en Miami-Dade se han convertido en un problema a veces difícil de controlar para el departamento de Seguridad Vial y Vehículos de Motor, contó José Sánchez, oficial de ese departamento.

“Especialmente en los fines de semana y días festivos en las áreas de Krome Avenue y Okeechobee Road hay mucha actividad de carreras de carros”, dijo Sánchez. “Aunque mandamos agentes para controlar esas áreas, a veces es difícil localizar a los infractores porque se han vuelto más astutos y mandan a vigilantes a monitorear los puntos de chequeo de la policía antes de empezar la carrera”.

Las multas por exceso de velocidad y carreras oscilan entre los $1,000 y $5,000 y los castigos pueden ser arrestos y revocación de licencia de conducir.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria