Alto número de estudiantes llega sin preparación al college en la Florida

 

Florida Center for Investigative Reporting

Shakira Lockett fue una estudiante bastante aplicada en la escuela primaria, intermedia y superior. La muchacha, nacida en el condado de Miami-Dade, afirmó que usualmente sacaba A y B en las clases de Inglés.

La Matemática fue siempre como una batalla para Lockett. Sin embargo, salió de su examen final de secundaria con una calificación de aprobada y terminó por graduarse en la secundaria superior Coral Gables Senior High School en el 2008.

Inmediatamente, se dirigió a Miami Dade College. Entonces sucedió algo inesperado: suspendió los exámenes de ingreso en el college en las tres materias: Lectura, Escritura y Matemática. Eso no significó que no pudiera asistir a la escuela. Todos los colleges estatales y comunitarios de la Florida tienen una política de puertas abiertas, lo cual significa que todo el mundo es aceptado. Pero sí significó que tuviera que tomar cursos remediales antes de pasar al nivel de college.

“Cuando me dijeron que tenía que empezar una clase de Lectura 2 y Lectura 3, dije: ‘¿En serio?’”, señaló Lockett. “Porque siempre he sido buena en Lectura”.

Lockett, que tiene ahora 22 años, pasó un año y medio tomando clases remediales antes de que pudiera empezar a tomar la primera clase de nivel de college para graduarse en Comunicaciones y Periodismo. Los siete cursos extra le costaron $300 cada uno.

La experiencia de Lockett es común en la Florida. En el curso del 2010 al 2011, el 54 por ciento de los estudiantes que venía de la escuela secundaria fallaron al menos en una materia en el examen de ingreso del Sistema de Colleges de la Florida, según una investigación realizada por el Centro de Información Investigativa de la Florida y StateImpact Florida. Eso significó que cerca de 30,000 estudiantes —graduados de secundaria— tuvieran que tomar al menos un curso remedial en el college.

Las necesidades de la educación remedial en la Florida son mucho más grandes que en muchos otros estados. Nacionalmente, alrededor de 40 por ciento de todos los estudiantes de primer año necesitan educación remedial antes de poder matricularse en cursos de créditos, según la Alianza por la Educación Excelente (Alliance for Excellent Education), un grupo de política y defensa con sede en Washington, D.C.

Las cifras son peores en Miami Dade College, donde el 63 por ciento de los graduados de secundaria toma al menos un curso remedial antes de matricularse.

El precio de no estar bien preparados

Todos estos estudiantes que se presentan en los 28 colleges comunitarios y estatales de la Florida sin estar bien preparados, tienen que pagar un precio. Los estudiantes tienen que pagar —y el estado tiene que subsidiar— los cursos remediales. El costo de la educación remedial, compartido por los estudiantes y el estado, saltó de $118 millones en el 2004-05 a $168 millones en el 2010-11.

La mayor parte de los pagos del estado van a estudiantes no convencionales, aquellos que vuelven al college después de haber estado fuera de la escuela por un tiempo. Pero según el Departamento de Educación de la Florida, alrededor de un tercio del costo de la educación remedial está en estudiantes que acaban de salir de las secundarias de la Florida.

Los expertos en educación consideran que parte del problema consiste en que un diploma de secundaria nunca ha sido lo mismo que un certificado de preparación para el college. Hay una brecha entre lo que se les enseña a los estudiantes de secundaria y lo que deben saber para entrar en el college.

El ex gobernador Jeb Bush ha sido un defensor del examen estatal general de secundaria, el FCAT, o Florida’s Comprehensive Assessment Test. Pero ahora el defensor de la educación conservadora reconoce que el examen nunca tuvo por objetivo determinar si los estudiantes estaban preparados para el college.

“En realidad, es una puerta para graduarse de secundaria, no para la preparación para el college”, declaró Bush a StateImpact Florida.

En Miami Dade College, el proyecto final para los estudiantes que asisten a la mayoría de las clases remediales de escritura, es escribir un solo párrafo al final del semestre.

“Queremos ver si los estudiantes son capaces de enfocarse en un tópico, mantener una idea principal, desarrollarla, apoyarla y valerse de transiciones”, explicó la profesora adjunta Michelle Riley, quien añadió que es muy difícil para muchos de ellos.

Vallet Tucker enseña cursos de Inglés en la secundaria Miami Northwestern Senior High, y afirmó que su estudiante promedio de décimo grado lee a un nivel de séptimo grado.

“Y tengo estudiantes de honor”, dijo. “Esto es materia de décimo grado, y todavía no han llegado allí. El vocabulario no está donde debe, y es la base de la lectura”.

La crítica se enfoca en el FCAT

Los exámenes estandarizados han sido una parte muy importante de la educación pública en la Florida durante más de una década. El Florida Comprehensive Assessment Test se inició en 1998. En secundaria, se utiliza como un instrumento para determinar la ubicación de los estudiantes en las clases y si son capaces de graduarse.

Pero con el tiempo, el FCAT se ha convertido también en un instrumento administrativo. Las puntuaciones de los estudiantes determinan ahora los niveles de los fondos recibidos por las escuelas, las evaluaciones de los maestros y, a partir de este año, el salario de los maestros. Las puntuaciones del FCAT también ayudan a determinar si una escuela puede mantenerse abierta, o si se cierra debido a su pobre desempeño.

Los opositores del FCAT dicen que los maestros, bajo la presión de ayudar a los estudiantes a obtener puntuaciones más altas en los exámenes, han dado más importancia a las habilidades para tomar un examen que a las materias de estudio fundamentales. A los estudiantes se les enseña a memorizar hechos y a eliminar respuestas en las preguntas de varias opciones.

“Desde el momento en que un niño entra en el kindergarten, todas las preguntas que se le dan tienen cuatro opciones de respuesta, de las cuales dos o tres pueden ser eliminadas fácilmente”, comentó Raquel Regalado, integrante de la Junta Escolar de Miami-Dade. “Desafortunadamente, la vida no le da a uno cuatro opciones de las que dos o tres pueden eliminarse fácilmente. Y ese es el problema”.

Con los años, el FCAT se ha vuelto más riguroso en lectura, escritura y matemática. Pero el material no coincide con lo que se examina en la prueba de ingreso al college.

En el 2006, la rama investigativa de la Legislatura de la Florida, conocida por su sigla de OPPAGA, estudió la educación remedial en los colleges comunitarios. El estudio llegó a la conclusión de que el FCAT creó una desconexión entre las habilidades que se enseñan en las escuelas públicas y las que se necesitan en el college.

El éxito en el FCAT, según descubrió la oficina estatal de rendición de cuentas, “no garantiza que los estudiantes estén preparados para estar en el nivel del college”. La OPPAGA indicó que, a pesar de que informes anteriores señalaban los mismos problemas, los dirigentes de la educación estatal y los legisladores no habían revisado la eficacia del FCAT.

Matthew Ladner, asesor de política e investigación de la Fundación por la Excelencia en la Educación, de Jeb Bush, es un defensor del FCAT. Aseguró que el examen ayudó a incrementar la tasa de graduación de secundaria. En el año escolar 2010-2011, la Florida graduó la mayor cantidad de estudiantes, y de alumnos de color, en la historia del estado. A Ladner no le parece sorprendente que algunos de esos estudiantes tuvieran dificultades en el nivel de college”.

“No tenemos por qué ver el hecho de que estos estudiantes vayan después a una institución de educación superior y tengan que tomar un curso de educación remedial, como necesariamente un fracaso catastrófico”, apuntó Ladner. “Se trata de una especie de proceso en el camino hacia el éxito, en el sentido de que muchísimos de los estudiantes que están actualmente en instituciones de educación superior de la Florida, no hubieran podido terminar la secundaria hace 15 años”.

El creciente número de personas que entran en el college, subrayó, puede ser un factor en el aumento de las cifras de la educación remedial.

El Centro de Información Investigativa de la Florida (Florida Center for Investigative Reporting) es una organización informativa sin fines de lucro apoyada por fundaciones y contribuciones individuales. Para más información, visite fcir.org. StateImpact Florida es un proyecto de información educacional de NPR, WUSF en Tampa, y WLRN en Miami. Para más información, y para leer más sobre educación remedial, visite http://stateimpact.npr.org.

” Lockett said. “Because I’ve always been good at reading.”

The Florida Center for Investigative Reporting is a nonprofit news organization supported by foundations and individual contributions. For more information, visit fcir.org. StateImpact Florida is an educating reporting project of NPR, WUSF in Tampa and WLRN in Miami. For more information, and to read more about remedial education, visit http://stateimpact.npr.org.

Más de Es noticia esta semana

  •  

El ex congresista David Rivera dijo el lunes que sigue en la contienda electoral para aspirar a la candidatura al Congreso por el Partido Republicano. En la imagen, Rivera habla con la prensa durante una visita a Cuba Nostalgia el 18 de mayo.

    Ex congresista David Rivera nombrado cómplice en fraude de campaña

    El candidato congresual de Miami y ex representante federal David Rivera fue nombrado oficialmente el martes como blanco de una investigación federal cuando su amiga se declaró culpable de violaciones criminales de finanzas de campaña en una audiencia pública.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Una mujer </span>muestra pesos cubanos (CUP) y pesos convertibles (CUC). Los billetes de más valor son los de 100 CUP y CUC. El país cuenta además con billetes de CUP por valor de 1, 3, 5 y 10. Foto archivo.

    Cuba añadirá nuevas medidas para combatir la falsificación de los pesos

    El Banco Central de Cuba añadirá nuevas medidas contra la falsificación de moneda a sus billetes de 20, 50 y 100 pesos en una preparación aparente para una subida en el valor del peso cubano, que ahora vale unos cuatro centavos de dólar estadounidense.

  • Extremistas decapitan a periodista, reportero de Miami puede ser próximo

    En una respuesta salvaje a los ataques sobre sus combatientes en el norte de Irak, el Estado Islámico colocó el martes un video que muestra la decapitación de un fotorreportero estadounidense y amenaza con ejecutar a un segundo prisionero de EEUU si el presidente Barack Obama no pone fin a los ataques.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria