Recupera su puesto policía de Miami Beach suspendido por golpear a hombre gay

 

dsmiley@MiamiHerald.com

Un agente de la policía de Miami Beach despedido el año pasado por su papel en un presunto caso de golpiza a un gay va a ser restituido a su trabajo.

Eliut Hazzi fue uno de los dos agentes acusados de golpear a un hombre gay esposado en Flamingo Park, de South Beach, en el 2009 y luego detener a un testigo. Fue despedido el año pasado durante un verano tumultuoso para el departamento, pero luchó por recuperar su placa y ganó el caso el martes ante un árbitro independiente.

“Está muy ansioso por volver a trabajar y dejar todo esto detrás”, dijo el presidente del sindicato de policías, el sargento Alejandro Bello, que habló con Hazzi anoche.

Hazzi y el agente Frankly Forte fueron objeto de una investigación cuando la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) presentó una demanda contra los agentes y la ciudad en el 2010 en nombre de un turista de California que dijo que los agentes, vestidos de civil, lo detuvieron indebidamente casi un año antes.

El incidente comenzó a la 1 a.m. del 13 de marzo del 2009, cuando Harold Strickland, un ex residente de la playa que había venido de visita desde Los Angeles, pasó junto a Flamingo Park, cerca de 14th Street y Michigan Avenue. Forte llamó al 911 cuando dijo que vio que un hombre era golpeado por dos hombres en las afueras del parque.

“Vi a un tipo corriendo, y después vi a dos, parecían ser policías encubiertos, corriendo. Empujaron al tipo al suelo, uno de los policías lo hizo, y el otro policía se acercó como si fuera a patear un balón de fútbol, y le dio una patada al hombre en la cabeza”, dijo Strickland durante una conversación telefónica grabada.

Durante casi cinco minutos, habló con un despachador. Entonces Forte y Hazzi se acercaron, y se pudo oír que decían: “¿Qué estás haciendo aquí? ¿Dónde vives? A ver, una identificación”. Unos segundos después, la línea se cortó.

Strickland dijo que los agentes le dieron patadas y le gritaron insultos contra los gays antes de meterlo en una camioneta y arrestarlo.

Hazzi y Forte escribieron en sus informes policiales que Strickland y el hombre al que habían detenido primero, Oscar Daniel Mendoza, estaban tratando de penetrar en los autos estacionados fuera del parque. Strickland dijo que estaba caminando por South Beach para ver su antigua casa y hablando por teléfono con su hermana, que corroboró su afirmación.

Mendoza dijo que estaba buscando el collar de su perro.

Ambos hombres fueron acusados de vagancia y merodeo, pero todos los cargos fueron retirados. Strickland ganó finalmente un acuerdo de $75,000 con la ciudad.

Los fiscales dijeron que no había suficiente evidencia para presentar cargos contra Hazzi y Forte. Pero los superiores de la policía y altos funcionarios de la ciudad despidieron a los oficiales el verano pasado, diciendo que una investigación de asuntos internos mostró pruebas contundentes de que los hombres abusaron de sus puestos y falsificaron informes policiales.

El sindicato, por su parte, sostuvo que los agentes fueron despedidos a causa de la presión de la comunidad gay y como consecuencia política del caso del agente borracho que causó un accidente el 3 de julio en South Beach, mientras manejaba un vehículo ATV, llevando consigo a una mujer que venía de una fiesta de soltera.

“Hazzi fue entregado por los poderes de la ciudad en un sacrificio político para apaciguar a la comunidad gay”, escribió el abogado del sindicato, Eugene Gibbons, en un documento presentado en el caso.

En su fallo, el árbitro M. Scott Malinowski no estuvo de acuerdo con que Hazzi fuera un chivo expiatorio. Pero dictaminó que la ciudad no contaba con las pruebas necesarias para despedir a Hazzi, que debe ser reinstalado como agente con pago retroactivo, incluidas las posibles horas extra perdidas y los créditos de jubilación.

Forte también ha apelado contra su despido, y la fecha de su audiencia aún no se ha fijado.

En una entrevista realizada en la mañana del miércoles, el jefe de policía, Raymond Martínez, dijo que no había visto aún el fallo y que se estaba reuniendo con la Oficina del Fiscal de la Ciudad para discutir el caso.

“Ganó, y va a recuperar su puesto. Pero es un poco difícil hacer comentarios en este momento”, dijo Martínez.

Más de Es noticia esta semana

  •  

 <span class="cutline_leadin">Durante varios</span> meses, propietarios de negocios a lo largo de Alton Road, choferes y peatones han experimentado la opresión de la construcción en casi todas las esquinas de South Beach.

    Construcción en Alton Road está matando los negocios en South Beach

    Camiones de volteo rugían por la cuadra de los 900 de Alton Road en South Beach esta semana mientras los trabajadores rompían el asfalto y maniobraban piezas de tuberías de drenaje bajo tierra.

  •  

 <span class="cutline_leadin">La falta</span> de productos en Cuba es común y la escasez afecta todos los rubros, desde alimentos a medicinas. En la imagen de noviembre del 2013, los estantes de una farmacia de La Habana tienen poco que ofrecer.

    De cerveza a condones, se agrava la escasez en Cuba

    Primero, las papas desaparecieron de los mercados cubanos. Ahora están de vuelta, pero la policía lucha para mantener bajo control a multitudes de frenéticos compradores. Y hay una nueva escasez de cerveza y preservativos, con algunas tiendas cobrando hasta $1.30 por cada condón.

  •  

Un grupo de estudiantes y manifestantes opositores al Gobierno venezolano participan en una manifestación de pies descalzos en la Avenida Francis de Miranda hoy, miércoles 16 abril de 2014, en Caracas (Venezuela). Los estudiantes convocaron a una nueva jornada de protesta tras la segunda reunión para el diálogo entre el Gobierno y la oposición del pasado martes.

    Diálogo ensancha fisuras entre sectores de la oposición en Venezuela

    Las conversaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y dirigentes de la oposición están ensanchando las fisuras entre los adversarios del chavismo, con un bando denunciando el diálogo como el suministro de oxígeno a un gobierno debilitado y con el otro describiendo el proceso como un nuevo frente desde donde también embestir a la “revolución bolivariana”.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria