Nuevo tasador del condado no tiene acceso a oficinas

 

eflor@elnuevoherald.com

Un nuevo pleito entre el saliente tasador de propiedades de Miami-Dade y su sucesor forzó a que la administración condal implementara de forma temporal una pequeña oficina en el edificio de gobierno, en el downtown, para coordinar el intrincado proceso de transición entre ambos políticos.

El electo tasador Carlos López-Cantera se quejó el jueves de que el aún titular del cargo, Pedro García, le haya cerrado las puertas del séptimo piso en el edificio condal con el ánimo de entorpecer las gestiones para el cambio de mando.

“El señor García no me deja entrar”, se quejó López Cantera. “Me han cerrado las puertas de la oficina y los empleados han recibido la orden de no comunicarse conmigo. Esto no ayuda en nada y lo único que hace es prolongar la transición”.

García dijo a El Nuevo Herald que las quejas de López-Cantera buscan justificar su inexperiencia a tan sólo un mes para asumir el cargo.

“El está llorando mucho”, dijo García. “Le voy a tener que dar un Kleenex”.

Agregó que él y su equipo de profesionales se encuentran concentrados en dejar todo listo para el inicio de la temporada de solicitud de exenciones de impuestos, programada para enero, por lo que carecen de tiempo para atender a López-Cantera.

“En estos momentos yo no puedo estar entretenido y dedicarme a enseñarle cómo funciona esta oficina”, manifestó García. “Aquí no se viene a aprender, aquí ya llegan profesionales hechos, listos para poner en práctica sus conocimientos y experiencia”.

Enfatizó que durante los últimos dos meses, uno de sus más cercanos colaboradores, el subdirector de la Oficina del Tasador, Lázaro Solís, ha mantenido reuniones de coordinación con López-Cantera, para proveerle toda la información que solicitaba.

“Yo no sé de que tanto se queja”, añadió. “Además, el alcalde [del Condado, Carlos Giménez] le ha facilitado una oficina, algo que no es usual en el proceso de transición”.

Fernando Figueredo, vocero de la alcaldía de Miami-Dade, confirmó que, ante la controversia, hace un mes se le asignó una oficina a López-Cantera en el piso 22 del edificio del gobierno condal. Indicó que el ambiente cuenta con un escritorio, una mesa y tres sillas, y carece de teléfono y computadora.

López-Cantera, quien asumirá el cargo el 8 de enero, indicó que solicitó la oficina para que no tener que realizar las reuniones de coordinación con Solís en la cafetería del edificio condal o en algún restaurante.

“Cuando salgo de allí tengo que llevarme mis papeles de trabajo”, criticó López-Cantera. “Realmente es absurdo lo que está ocurriendo. El que está siendo afectado no soy yo, porque finalmente yo tendré que entrar a esa oficina en enero, los grandes afectados serán los propietarios de viviendas”.

López-Cantera dijo que su insistencia por ingresar a la oficina es para entrevistarse con los directores y empaparse con sus métodos de trabajo. La oficina del tasador cuenta con un presupuesto anual de $33 millones y emplea a 371 personas.

En agosto, tras perder las elecciones ante López-Cantera, García anunció que iniciaría una demanda por fraude electoral. El ganó en las urnas y en los comicios anticipados pero perdió por amplio margen en la votación por boletas ausentes. García contrató al abogado Stephen Cody, pero sorpresivamente y sin mediar explicaciones, desistió de continuar con la demanda.

“Luego de que cambiamos de abogado, no tuvimos el tiempo suficiente para continuar con la demanda”, aseguró García. “Tuvimos investigadores privados y encontramos problemas en algunos hospicios, principalmente en Hialeah, donde las boleteras tomaron ventaja. Yo estuve en tres entrevistas con personas muy mayores, que eran tan frágiles, que sentí que no podíamos interrogarlas”.

Durante las elecciones de agosto, Hialeah fue el epicentro de un escándalo de fraude electoral tras la captura de una boletera que, de acuerdo con las pesquisas de la policía condal, falsificó la firma de una anciana en estado terminal internada en un hospicio de Miami Springs.

López-Cantera dijo que entendía lo difícil que le resultaba a García aceptar la derrota electoral, pero “era hora de dejar la política atrás y no continuar dilatando el proceso de transición”.

García indicó que no asistirá a la ceremonia de juramentación en el cargo de López-Cantera.

“No le voy a dar ese gusto”, dijo García. “Ese día tengo programado asistir a una fiesta de cumpleaños”.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria