Presentan demandas por accidente de autobús en el aeropuerto de Miami

 

bmedina@elnuevoherald.com

La familia de uno de los pasajeros que murió cuando un autobús chocó el pasado fin de semana contra un paso a desnivel en el Aeropuerto Internacional de Miami, al igual que una de las sobrevivientes, han presentado demandas separadas contra el chofer y la empresa de servicio de transporte.

La familia de Francisco Ureña, uno de dos pasajeros que falleció tras el accidente del 1ro de diciembre, acusó el viernes al chofer Ramón Ferreiro y la empresa Miami Bus Service Corp. de causar la muerte por negligencia.

“La historia aquí es cómo y por qué este chofer estaba al volante”, dijo el abogado Lewis S. “Mike” Eidson, de la firma Colson Hicks Eidson. “¿Cuáles eran los controles de seguridad para prevenir que los choferes hagan lo que él hizo? Se perdió en una ruta tan sencilla”.

Ferreiro transportaba a una congregación de 32 Testigos de Jehová de Sweetwater a una asamblea general en West Palm Beach. El chofer de 47 años dijo a las autoridades que se desvió en el camino y que se confundió al llegar a la entrada del aeropuerto.

También ignoró varios letreros que advierten que los vehículos con altura de más de 8 pies y 6 pulgadas no deben pasar bajo un paso a desnivel del área de llegadas del aeropuerto. El autobús medía unos 11 pies de altura.

El impacto del choque cobró las vidas de Ureña, de 56 años, y de Serafín Castillo, de 86. No está claro si la familia de Castillo presentará una demanda.

Varias llamadas a Alberto y Mayling Hernández, los propietarios de la empresa, no fueron respondidas el viernes por la tarde.

Eidson dijo que los sobrevivientes de Ureña incluyen a su esposa, Norma Tavares, y sus hijos Anarshille y Francisco Ureña. El día del accidente, la familia de Ureña viajó en un auto aparte a la asamblea general de los Testigos de Jehova. El hombre decidió acompañar a sus amigos en el autobús.

“Se sienten muy mal de que no estuvieron allí cuando esto pasó”, dijo Eidson. “Cuando llegaron al hospital, ya Francisco había muerto”.

El jueves la pasajera Miriam Lorenza Machado, quien sobrevivió el choque, también demandó a Ferreiro y Miami Bus Service Corp. por negligencia.

Stephen Rossman, el abogado de Machado, dijo que no entiende por qué Ferreiro ignoró los avisos.

“Es realmente alucinante el que él no haya prestado atención a todas las señales que estaban frente a sus ojos cuando se supone que es un conductor profesional”, dijo Rossman. “Pensamos que fue negligencia total y falta de tacto”.

Machado, de 70 años, se rompió cuatro costillas y tres vértebras de la columna. Permanecía en el Centro de Trauma Ryder del Hospital Jackson Memorial el viernes por la tarde.

La viuda llegó de Cuba hace apenas dos años y vive sola, dijo su hijo, Yovanis Chávez.

“Tenemos muchas preguntas. No sabemos qué pasará con mi madre o en qué estado va a quedar”, señaló Chávez.

A pesar de que es diabética, Machado nunca había requerido insulina antes del choque. Sin embargo, ahora se la han estado subministrando en el hospital. Además, la mujer necesita un ajustador para poder pararse.

Machado no es la única sobreviviente que ha buscado la ayuda de abogados. Patrick Cousins, un abogado de West Palm Beach, dijo que está representando a seis de los sobrevivientes que quieren ser compensados por sus gastos médicos.

El jueves, Cousins dijo a El Nuevo Herald que prefiere llegara un acuerdo con la aseguradora de Miami Bus Service Corp. fuera de las cortes.

Por su parte, la hija de Ferreiro circuló un comunicado de prensa esta semana expresando su pésame por las familias de las víctimas. Ferreiro no ha sido acusado de manera criminal.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria