Asesino en serie Manuel Pardo escribió una extraña misiva antes de su ejecución

 

bmedina@elnuevoherald.com

Antes de morir por inyección letal, 24 años después de ser sentenciado, Manuel Pardo, el ex policía de Sweetwater convertido en asesino en los años 80, escribió de su puño y letra su última carta.

En la extraña misiva, Pardo mencionó brevemente su sentencia y aceptó responsabilidad por seis de las muertes por las que fue sentenciado—las de los hombres, en su mayoría traficantes de drogas— pero insistió en que no mató a las tres mujeres.

“Acepté culpabilidad porque sabía que de todos modos estaba condenado y no hacía ninguna diferencia para mí, en aquel tiempo, tener seis o nueve cadenas perpetuas”, escribió el hombre de 56 años. “Mi guerra era contra hombres que traficaban con narcóticos, ¡y nadie más!”

Pero el segundo párrafo es la parte más desconcertante en la carta del ex policía. El hombre dedica casi la mitad de la misiva a profesar su admiración por los Yankees y los Gigantes de Nueva York.

“Como un neoyorquino y leal fanático, me hizo feliz ver a mis Yankees y Gigantes ganar tantos campeonatos durante mi vida”, escribió. “Los Jets, por el contrario, hicieron lo que mejor saben hacer, estrellarse y quemarse. ¡Ellos apestan!”.

Pardo agregó sentirse “eufórico” de que finalmente pudo ver a España ganar un mundial de fútbol y animó al gobierno español a no prohibir las corridas de toros, porque son parte “de nuestra cultura y herencia”.

“!Y si lo prohíben, estoy contento de que no estaré vivo para ver tal farsa!”

Pardo fue declarado culpable de matar a nueve personas con ayuda de un cómplice durante una serie de robos en Miami-Dade en 1986.

Dentro de sus víctimas, a dos mujeres con las que había tenido problemas, y a otra mujer por ser testigo de uno de sus asesinatos.

En un juicio realizado en 1988 en Miami-Dade, Pardo admitió los asesinatos, diciendo que estaba librando las calles de la “escoria de la tierra”.

“Yo no soy un criminal. Soy un soldado. Como soldado, pido que se me dé la pena de muerte. Yo cumplí mi misión”, dijo entonces a los miembros del jurado.

Pardo no se disculpó en su carta con los familiares de sus víctimas pero al final pidió que “Dios bendiga a todos aquellos afectados” por su caso. En el comunicado, el veterano de la Marina de Guerra que empezó su carrera policial como agente de la Patrulla de Caminos de Florida en 1970, pidió perdón a sus familiares por el “dolor y la tristeza” que les había causado.

En las últimas horas de su vida, el ex policía de Sweetwater recibió la visita de ocho familiares y amigos, y disfrutó de una última comida al estilo cubano, preparada en la cocina de la prisión.

Un portavoz del sistema carcelario dijo que el martes en la mañana el hombre comió cerdo asado, arroz blanco y frijoles rojos, tostones y una ensalada de tomate y aguacate, todo rociado con aceite de oliva. De postre comió pastel de calabaza y se tomó un café cubano.

Al final de la carta titulada “Mi Ultima Declaración”, escrita en inglés en letra de molde y firmada en cursiva horas antes de su muerte, el hombre profesa su amor a su hija con la línea “Te adoro Michi Girl…eternamente”.

No es la primera vez que una carta de Pardo llama la atención de los medios. En 1996 el hombre fue apodado “el Romeo de la pena de muerte”, por haber enamorado a varias mujeres a través de cartas enviadas desde la cárcel, a quienes convenció de enviarle miles de dólares. Pardo publicaba anuncios clasificados de “corazones solitarios” en los tabloides y luego intercambiaba cartas de amor, a veces idénticas, con mujeres que respondían a sus anuncios.

Su identidad fue revelada tras enviar una misiva con el nombre incorrecto a una de sus amigas por correspondencia. En aquel entonces Pardo escribió a The Miami Herald, argumentando que él proveía un servicio de “terapia” para aquellas mujeres solitarias y vulnerables, y que ellas debían “estar agradecidas”.

El ex policía fue declarado muerto 16 minutos después de que le suministraran la inyección letal, a las 7:47 p.m. del martes en la Prisión Estatal de la Florida, al norte de Gainesville.

Más de Es noticia esta semana

  •  

En esta foto del 6 de marzo de 2014, el laureado novelista colombiano Gabriel García Márquez saluda a sus admiradores y a reporteros fuera de su casa en el día de su cumpleaños 87 en ciudad de México. García Márquez murió el jueves 17 de abril de 2014 en su casa en la Ciudad de México.

    Gabriel García Márquez, el maestro del realismo mágico

    Pocos escritores alcanzan una extraordinaria reputación literaria y una, aún mayor popularidad. Uno de los más grandes del siglo XX, el novelista, periodista y ganador del Premio Nobel, Gabriel García Márquez, falleció el jueves a los 87 años de edad.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Varios trabajadores</span> se toman un descanso cerca de un grafiti de la mascota del Mundial Brasil 2014, Fuleco, cerca de la parada del metro Maracaná en Río de Janeiro.

    Aeropuerto de Miami será una puerta al Mundial Brasil 2014

    El Director del Aeropuerto Internacional de Miami, Emilio T. González, compara los preparativos para atender a los aproximadamente 50,000 viajeros adicionales que viajarán debido a la Copa Mundial de Fútbol este verano, a una operación militar.

  •  

A la derecha, Juliet Michelena Díaz, periodista cubana de 32 años.

    Exigen la liberación de la periodista cubana Juliet Michelena

    Las autoridades cubanas deberían liberar de inmediato a la periodista encarcelada por reportar un caso de supuesto abuso policial cuando un perro policía mordió a un hombre, declaró el jueves Reporteros Sin Fronteras (RSF), radicada en París.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria