Experta asegura hubo atrocidades bajo mando de general salvadoreño

 

achardy@elnuevoherald.com

Las masacres, secuestros y asesinatos atribuidos a escuadrones de la muerte aumentaron considerablemente cuando el general José Guillermo García era ministro de la Defensa en El Salvador, según declaró el viernes una académica estadounidense que se considera experta en los temas de la guerra civil que asoló al país centroamericano por más de una década.

“El total de muertes debido a masacres se incrementó durante el mandato del ministro de la Defensa García”, dijo Terry Karl, experta sobre El Salvador que ofreció testimonio en el quinto día del juicio de deportación contra el ex jefe militar. “Las masacres se convirtieron en algo normal”.

Aunque se esperaba que García declarara luego de que Karl terminara de prestar su testimonio, esto no ocurrió porque la abogada del ex ministro salvadoreño solicitó más tiempo para preparar su interrogatorio y el juez Michael Horn estuvo de acuerdo. Horn decidió suspender el juicio a fecha aún no determinada, que bien podría ser en enero o febrero. El testimonio de Karl se demoró más de lo esperado debido principalmente a desperfectos en el sistema de audio que usa el intérprete para traducir el testimonio al español. Karl pudo terminar su presentación como testigo del gobierno federal, pero el contra interrogatorio por parte de la defensa no pudo comenzar.

Karl, profesora de Ciencias Políticas y Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Stanford en California, fungió como tercer y último testigo del gobierno contra García debido a su profundo conocimiento de la estructura de poder militar que existía en El Salvador durante la época de la guerra civil en ese país entre 1980 y 1992.

Aunque durante su testimonio verbal el viernes, Karl no cuantificó específicamente cómo aumentaron las masacres en El Salvador cuando García era ministro entre 1979 y 1983, en testimonios anteriores en diversas acciones legales contra el ex militar la académica ha dicho que mientras que en febrero de 1980 unas 237 personas murieron en asesinatos y otras acciones extralegales, para junio de ese mismo año el número de muertos había aumentado aproximadamente a unos 1,000 por mes.

Karl citó dos acciones, que atribuyó principalmente a García y otros militares salvadoreños de línea dura, como detonantes de masacres así como del incremento en secuestros y asesinatos por parte que escuadrones de la muerte que, agregó, estaban integrados por civiles armados, militares y miembros de otras fuerzas de seguridad.

Las acciones, dijo, fueron la decisión de quitarle el mando de tropas al coronel liberal Adolfo Majano y la sorpresiva liberación de varios militares, incluyendo el ex mayor Roberto D’Abuisson, luego de que estos fueron arrestados por órdenes de Majano en una finca en mayo de 1980 donde presuntamente tenían documentos mostrando vínculos con escuadrones de la muerte y el asesinato del arzobispo de San Salvador, monseñor Oscar Arnulfo Romero, el 24 de marzo de 1980.

“Fue como una luz verde para matar”, declaró Karl. “Era un mensaje que decía adelante y que habría impunidad total”.

A D’Abuisson, que había sido destituido de su rango como mayor, se le consideraba el líder de los escuadrones de la muerte, que Karl dijo se originaron en la década de los años 70 dentro de la guardia nacional. Karl agregó en su testimonio que un antiguo líder de la guardia nacional describía jocosamente a D’Abuisson, que sirvió en esa corporación, como uno de sus “tres asesinos favoritos”.

Alina Cruz, abogada de García, no pudo interrogar a Karl, pero en varias ocasiones objetó las declaraciones de la académica diciendo que esta no tenía información directa o verificada de que su cliente hubiera apoyado las acciones de los escuadrones de la muerte o que no hubiera hecho nada por investigar o detener las atrocidades, o que hubiera buscado la destitución de Majano y la liberación de D’Abuisson.

“Usted no pudo realmente saber esto a ciencia cierta”, dijo Cruz.

“Para mí es inconcebible que el ministro de la Defensa García no tuviera conocimiento de todo esto”, respondió Karl.

Más de More top mobile stories

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria