Comunidad judía de Cuba celebra con Alan Gross

 

jcchavez@elnuevoherald.com

Miembros de la comunidad judía de Cuba visitaron al contratista estadounidense Alan Gross, preso hace tres años en La Habana, para compartir la tradicional fiesta de Janucá.

El encuentro se realizó el lunes durante casi dos horas, según dijo Adela Dworin, presidenta de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba, a la agencia de noticias Associated Press (AP).

Dworin explicó que el encuentro fue afable y giró en torno a temas religiosos y familiares, entre otros.

“Estaba un poco deprimido”, agregó Dworin. “Quizás se hizo muchas ilusiones por el tercer aniversario”.

Gross trabajaba para Development Associates International (DAI), con base en el área suburbana de Washington. La empresa fue contratada a su vez por la Agencia Federal para el Desarrollo Internacional (USAID) con el propósito de poner en marcha algunos de sus programas destinados a promover la democracia y el intercambio de ideas en la sociedad civil cubana.

El subcontratista Gross, de 63 años, fue arrestado en La Habana el 3 de diciembre del 2009. Las autoridades de la isla lo condenaron a 15 años de cárcel. Su detención ocurrió después de haber entregado teléfonos satelitales y otros equipos de comunicación a miembros de la comunidad judía en Cuba y a otros grupos no gubernamentales.

Gross viajó a Cuba con una visa de turista. Nunca reportó su ingreso como subcontratista del gobierno estadounidense. El gobierno cubano denunció que Gross entregó ilegalmente al menos un teléfono satelital BGAN. Este tipo de aparatos telefónicos pueden evadir el control gubernamental para monitorear todas las llamadas telefónicas regulares.

Gross fue condenado en un juicio de primera instancia el 4 de marzo del 2011. Posteriormente se le concedió una audiencia de apelación el 22 de julio. La apelación fue rechazada. Semanas después, la Sala de Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular ratificó la condena de 15 años de cárcel contra Gross.

Recientemente, la esposa del subcontratista, Judy Gross, dijo a El Nuevo Herald que la sentencia contra su marido fue absolutamente inmerecida. En su opinión las autoridades cubanas debieron expulsarlo del país. Asimismo añadió que espera que el gobierno de Barack Obama pueda conseguir su excarcelación.

“Para ser honesta, estoy empezando a perder las esperanzas. Después de tres años, es natural”, dijo la mujer. “Pero creo que tengo un poco más de esperanza, ahora que las elecciones han pasado, que la Casa Blanca se puede ocupar en sacar a Alan de Cuba”.

En una fotografía de la visita mostrada por Dworin a la AP se veía a Gross, sonriente, vestido de guayabera azul y con una hoja en su mano en la cual escribió un mensaje para su esposa: “Yo -un corazón dibujado en rojo- Juddy”.

Hace un mes la familia del subcontratista presentó una demanda de $60 millones contra su antigua empresa de Maryland y el gobierno de Estados Unidos por considerar que Gross no fue entrenado debidamente para mitigar los riesgos que conllevaba su trabajo.

La demanda también alega que Gross nunca fue informado en detalle sobre los peligros que este podía encarar al realizar tareas de desarrollo económico en Cuba sin la autorización de las autoridades cubanas.

Otra demanda de $10 millones fue hecha en una corte federal en el estado de Maryland contra Federal Insurance Company, compañía de seguros radicada en Nueva Jersey. La aseguradora debía cubrir la misión de Gross en un caso de emergencia con el pago de sueldos y otros gastos a la familia del contratista.

Más de Boletín de Cuba

  •  

 <span class="cutline_leadin">Yasiel Puig</span> gesticula tras llegar a tercera base después de disparar un triple en el partido entre entre los Dodgers y los Gigantes, el 15 de abril del 2014 en San Francisco.

    Revelan detalles escabrosos de la fuga del cubano Yasiel Puig

    Confinado en una habitación de un motel en el Caribe mexicano, el escape del pelotero cubano Yasiel Puig de su país natal se convirtió en una prisión, bajo amenaza constante de un cartel mexicano de mutilarle un dedo o un brazo, si el pago de su rescate no llegaba a tiempo.

  •  

 <span class="cutline_leadin">La falta</span> de productos en Cuba es común y la escasez afecta todos los rubros, desde alimentos a medicinas. En la imagen de noviembre del 2013, los estantes de una farmacia de La Habana tienen poco que ofrecer.

    De cerveza a condones, se agrava la escasez en Cuba

    Primero, las papas desaparecieron de los mercados cubanos. Ahora están de vuelta, pero la policía lucha para mantener bajo control a multitudes de frenéticos compradores.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Una vendedora </span>de periódicos en La Habana lee un tabloide confeccionado por el diario oficialista Granma, donde se divulga la nueva Ley de Inversión Extranjera.

    Gobierno publica polémica Ley de Inversión Extranjera

    El gobierno de Cuba publicó el miércoles la nueva Ley de Inversión Extranjera y su correspondiente reglamento que regirá a partir de finales de junio y cuya principal novedad serán los beneficios fiscales que ofrece al capital foráneo.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria