La Cámara de Representantes aprueba acuerdo contra “abismo fiscal”

 

AFP

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un acuerdo la noche del martes evitando a último momento el llamado “precipicio fiscal”, que hubiera implicado subidas de impuestos para la mayoría de los estadounidenses y recortes automáticos del gasto.

El proyecto de ley, aprobado por la Cámara dominada por la oposición republicana en una votación de 257 a 167 que concluyó poco después de las 23H00 (04H00 GMT del miércoles), marca una victoria para el presidente Barack Obama, quien debe ahora firmarlo para que entre en vigor.

El presidente Barack Obama, poco después de que el país evitara los efectos del llamado “abismo fiscal” con un acuerdo aprobado tras frenéticas negociaciones en el Congreso, declaró que había cumplido su promesa de campaña de implementar un sistema tributario más justo en Estados Unidos.

Obama también advirtió que no negociará con sus adversarios republicanos en el Congreso, ni ofrecerá recortes de gastos, a cambio de elevar el límite de endeudamiento del gobierno, conocido como techo de la deuda, necesario en el primer trimestre de 2013.

“Aunque voy a negociar sobre muchas cosas, no voy a tener otro debate con este Congreso sobre si ellos deben o no pagar las cuentas que ya han acumulado a través de las leyes que ellos aprobaron”, dijo el presidente.

“Déjenme repetirlo. No podemos no pagar las cuentas en las que ya hemos incurrido. Si el Congreso se niega a dar al gobierno de Estados Unidos la posibilidad de pagar estas cuentas a tiempo, las consecuencias para toda la economía mundial serían catastróficas, mucho peores que el impacto de un abismo fiscal”.

Poco después de hablar con la prensa en el Ala Oeste de la Casa Blanca, Obama tenía previsto partir para Hawai, donde retomará las vacaciones con su familia.

El texto aprobado prevé un aumento de los impuestos para los más ricos (la tasa de imposición pasará de 35 a 39,6% para los hogares con ingresos superiores a 450.000 dólares anuales), pero deja interrogantes debido a la postergación por dos meses del plazo para poner en vigor recortes del gasto público federal por unos 109.000 millones de dólares, en particular en el área de defensa.

“Si bien ni los demócratas ni los republicanos obtuvieron todo lo que querían, este acuerdo es lo que hay que hacer por el bien de nuestro país y la Cámara debe aprobarlo sin demora”, dijo Obama en un comunicado difundido durante la noche.

“Hay más trabajo aún por hacer para reducir nuestro déficit, y estoy dispuesto a hacerlo”, dijo Obama al asegurar que los sacrificios para reducir el endeudamiento del país deberían ser “compartidos”.

Victoria para Obama

Tras meses de agonía por la crisis, semanas de debate sobre una posible solución y días de intensas negociaciones a puertas cerradas, una abrumadora mayoría del Senado (89 contra ocho) había aprobado ya, en la madrugada del martes (07H00 GMT), el controvertido proyecto de ley.

La iniciativa fue el resultado de una combinación de un aumento de impuestos a los ingresos más altos y recortes presupuestarios automáticos que entran en vigor al vencer un paquete de exenciones fiscales aprobadas durante la presidencia de George W. Bush (2001-2009) y de un acuerdo alcanzado en 2011 por los legisladores.

El acuerdo en el Senado fue negociado entre el vicepresidente Joe Biden y el jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

El aumento de los impuestos a las familias más pudientes es una clara victoria de Obama, que lo tenía como elemento clave de la negociación.

“Recuerden que hace tan sólo un mes los republicanos en el Congreso decían que jamás aceptarían aumentar de nuevo los impuestos a los estadounidenses más ricos”, dijo el sonriente mandatario la tarde del lunes durante una rueda de prensa antes de finalizar las negociaciones en el Senado.

En un comunicado difundido el martes, la Casa Blanca alabó las virtudes de una solución “que mantiene el impuesto sobre la renta en un nivel modesto para la clase media” y que significa que “los millonarios y multimillonarios pagarán su justa parte para reducir el déficit”.

Pero para eso el presidente tuvo que ceder y algunos en el bando demócrata se mostraban decepcionados, puesto que Obama había defendido a capa y espada durante su campaña electoral que el aumento de impuestos se aplicaría a los ingresos superiores a los 250.000 dólares anuales.

El acuerdo posterga entonces por dos meses los recortes presupuestarios automáticos que tenían que empezar a aplicarse el miércoles, y da así más tiempo a los legisladores para elaborar un plan de reducción del gasto.

Este enfrentamiento anuncia otro en las próximas semanas, para aumentar el techo legal de la deuda, de 16,4 billones de dólares, que oficialmente se alcanzó el lunes. La decisión de postergar las negociaciones sobre el gasto público podría hacer que se acumulen estos dos asuntos, y por lo tanto la amenaza de un nuevo “precipicio fiscal” aún más temible.

El aumento del techo de la deuda, una prioridad del Congreso, ya había desatado en 2011 una crisis política importante entre la Casa Blanca y los republicanos.

Y el episodio le costó caro a Estados Unidos, que perdió su valiosa triple A en la notación de su deuda por la agencia Standard and Poor's.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria