Las ventas de autos salvaron la economía en el 2012

 

The Washington Post

No es una exageración decir que las ventas de autos impulsaron la economía estadounidense en el 2012. Según el Kelly Blue Book, en el 2012 se vendieron 14.5 millones de vehículos nuevos, un aumento de 13 por ciento en comparación con el año anterior y la cifra más elevada desde la crisis económica.

Sin esa cifra de ventas, el año hubiese sido mucho peor porque la compra de vehículos por parte de los consumidores constituyeron casi el 30 por ciento de todo el crecimiento económico del primer semestre de año, según Credit Suisse.

Pero lo que hizo el 2012 un año estupendo de ventas, también trajo consigo un año terrible de llamados a revisión. Jim Gorzelany, analista del sector, reporta que los fabricantes llamaron a revisión unos 14.3 millones de vehículos durante los últimos 12 meses debido a varios defectos, desde problemas con la dirección hasta las ventanillas eléctricas.

Pero eso no afectó las ventas en nada, explica Gorzelany.

Toyota y Honda tuvieron la mayor cantidad de llamados a revisión en el 2012: Toyota con 5 millones y Honda con casi 3.4 millones. Pero incluso así ambas empresas aumentaron su cuota de mercado en el 2012: las ventas de Toyota aumentaron 17.3 por ciento y las de Honda casi 25 por ciento.

Entre los problemas del sector en el 2012, Toyota llamó a revisión unos 2.5 millones de vehículos de varios modelos entre el 2007 y el 2009 por problemas en las ventanillas eléctricas, 778,000 RAV4 y Lexus HS 250h por problemas en la suspensión y 670,000 Prius por problemas en la dirección. Los llamados a revisión de Honda incluyeron 807,000 Pilot, Odyssey y Acura MDX por defectos en el interruptor de arranque, 572,000 Accord por problemas en las mangueras del sistema de dirección y 820,000 Civic y Pilot por problemas potenciales en las luces delanteras.

Toyota y Honda tuvieron un mal año en el 2011 en parte porque su cadena de suministro fue afectada por el terremoto en Japón y el subsecuente tsunami en el sureste de Asia. Pero no fueron sólo esas dos compañías japonesas las afectadas. General Motors tuvo que llamar a revisión 1.3 millones de vehículos y Ford 1.1 millones. Casi todos los grandes fabricantes tuvieron por lo menos un llamado a revisión en el 2012. Pero los estadounidenses siguen comprando vehículos en masa.

¿A qué se debe eso? Una teoría es que a los consumidores no les preocupan mucho los llamados a revisión, especialmente de empresas como Toyota, que tiene reputación de fiabilidad. Un estudio fascinante realizado en el 2012 por la Universidad Estatal de Carolina del Norte sobre los mal recordados llamados a revisión de Toyota en el 2009 — resultado de preocupaciones sobre “aceleración repentina no intencional”— prácticamente no afectó la percepción de la marca por parte del público.

Otra posibilidad es que los consumidores no pueden darse el lujo de no comprar ahora. En enero del 2012, el auto promedio en Estados Unidos tenía 10.8 años y la mayoría de la gente había pospuesto el reemplazo de sus vehículos durante la desaceleración económica.

Los analistas del sector dicen que en el 2012 la demanda se disparó. La gente tenía que comenzar a comprar carros nuevos en algún momento y la ola de llamados a revisión no iba a desanimarla.

De ser así, es una buena noticia para este año. A pesar de las fuertes ventas, la edad promedio de los carros ha aumentado a poco más de 11 años. Esa es una de las razones por las que nos analistas pronostican que el sector seguirá creciendo este año, impulsando la economía del país. Y en este momento, parece que hay muy pocas cosas, ni siquiera el llamado abismo fiscal, puede interrumpir la tendencia.

Más de Estados Unidos

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria