La nominación de 'No' consolidaría el cine en Chile

 

AP

Con la nominación al Oscar de No de Pablo Larraín, Chile no sólo consigue su primera candidatura al premio a la mejor cinta extranjera, sino la atención del mundo nuevamente y con ella un nuevo impulso a la producción cinematográfica local.

Para Larraín, la postulación no resultó del todo sorpresiva, pues el mes pasado la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas anunció que su filme estaba entre los nueve preseleccionados –el único de Iberoamérica–, y por las críticas positivas que ha recibido en los países por donde ha pasado.

“Pensaba que estábamos cerca”, dijo el director a sólo minutos de conocida la nominación, pero en conversación con la televisión estatal confesó que la ganadora, en su opinión, será la austriaca Amour, que conquistó otras cuatro candidaturas, incluyendo a mejor película, director, guión original y actriz (Emmanuelle Riva). “Lo más probable es que esto termine en las manos de (el director) Michael Haneke, que es lo más razonable”, añadió.

De hecho, Chile celebraba por partida doble: el director de cinematografía Claudio Miranda, nacido en el país, fue nominado al Oscar por su trabajo en el filme Life of Pi de Ang Lee.

La postulación de la cinta de Larraín “da cuenta de una industria que comienza a perfeccionarse, a profesionalizarse y poder entrar en competencia en estándares internacionales, del calibre de las películas que están compitiendo”, dijo el jueves a la televisión local el ministro de Cultura chileno Luciano Cruz-Coke.

No, inspirada en los hechos reales que llevaron a la derrota de Augusto Pinochet, competirá también con la saga danesa del siglo XVIII En kongelig affære ( Un asunto real) de Nikolaj Arcel, con el drama canadiense de un niño soldado Rebelle ( War Witch) de Kim Nguyen y la aventura noruega marina Kon- Tiki, de Joachim Roenning y Espen Sandberg.

La cinta mezcla escenas reales de la campaña previa al plebiscito del 5 de octubre de 1988, cuando la mayoría de los chilenos le dijeron “no” a Pinochet e impidieron que siguiera en el poder ocho años más.

García Bernal da vida al publicista exiliado René Saavedra, que quedó en medio del referendo de televisión de 1988 y ayudó a convencer a la gente a votar “no”. El personaje, como en la realidad, logra desarrollar una campaña muy contagiosa, llena de música, bailes, risas, con personajes corrientes, como estudiantes, jubilados y amas de casa.

“Al hacerlo me la pasé muy bien, me divertí mucho y además [fui] muy bien recibido por todos los del equipo, había una relación natural, el hecho de que yo interpretara a un exiliado es algo que es muy común en Chile. La dictadura ocasionó este tipo de exilios y este tipo de retornos”, dijo García Bernal en una entrevista telefónica previa con The Associated Press desde Cabo San Lucas, México, donde se encuentra filmando un cortometraje con Diego Luna para un proyecto entre su productora Canana y la marca de whisky Chivas Regal.

La postulación de No es, en opinión de García Bernal, una oportunidad perfecta para presentar más cine chileno al mundo.

Para Larraín será “fascinante” que tras su película “pueda llegar a más lugares y pueda provocar la conversación y las emociones que hay en ella”.

“Creo que la película, si ha funcionado afuera, es porque la historia es un relato muy chileno. Los dictadores no salen a través de elecciones democráticas y eso es una historia profundamente humana que se resolvió a través de cosas que tienen que ver más con la belleza que con el horror”, señaló el director esta semana en una entrevista telefónica con AP desde Santiago de Chile.

“La película lo que hace es plantear cómo una sociedad se organizó y logró cambiar el destino de un país; cómo se derrotó una dictadura a través de herramientas pacíficas, de ideas positivas”, apuntó el cineasta.

Chile buscaba desde hace tres décadas la candidatura al Oscar a la mejor cinta extranjera. En dos ocasiones el director Miguel Littin quedó entre las nueve semifinalistas, por Actas de Marusia (1976) y Alsino y el cóndor (1983), pero como estaba en el exilio representó a México y Nicaragua, respectivamente.

El 2009 se pensó que La nana de Sebastián Silva, que triunfó en festivales como Sundance y fue nominada a un Globo de Oro, tendría buenas posibilidades, pero el Consejo Nacional de la Cultura no la escogió para competir.

Los ganadores del Oscar, en su 85va. edición, se darán a conocer el 24 de febrero en una ceremonia que se transmitirá al mundo en vivo desde el Teatro Dolby de Hollywood.

Más de Especial: Premios Oscar 2013

  •  

 <span class="cutline_leadin">El chef</span> austriaco Wolfgang Puck posa junto a las estatuillas de chocolate que va a servir en el tradicional baile.

    10,000 flores para la fiesta de los Oscar

    La Academia de Hollywood agasajará a los 1,500 invitados del Governors Ball, la fiesta oficial posterior a los Oscar, con una cena que incluirá cerca de 5,000 botellas de champán y vino dentro de una sala decorada con 10,000 flores procedentes de varios países.

  •  

Ellen DeGeneres presentará la ceremonia de los Oscar nuevamente este año.

    Zona Franca: Los Oscar, un ritual televisivo

    El próximo 2 de marzo se repetirá la entrega de premios del cine, que se transmite en vivo para más de 100 países y es vista por 300 millones de personas

  •  

Los hispanos nominados a los Oscar. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: los mexicanos Emmanuel Luzbeki, mejor fotografía por “Gravity’’, y Alfonso Cuarón, nominado por la misma película en tres categorías: mejor film, mejor director y mejor montaje; la keniana nacida en México, Lupita Nyong'o, mejor actriz de reparto; y Esteban Crespo, mejor cortometraje de acción real por “Aquel no era yo’’.

    Hispanos se hacen sentir en las nominaciones a los Oscar

    Alfonso Cuarón y Emmanuel Lubezki pusieron en alto el nombre de México en los Oscar el jueves por su trabajo en Gravity, que recibió un total de 10 nominaciones que incluyen mejor película.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria