Los venezolanos se preguntan cuánto tiempo podrán pasar sin presidente

 

jwyss@miamiherald.com

De cuclillas en una entrada a las afueras del palacio presidencial rosado y rojo, Alexis León dijo que tenía fe en que su inquilino, el enfermo presidente Hugo Chávez, regrese pronto a casa.

Funcionarios gubernamentales insisten en que Chávez está alerta y habla con su familia mientras se recupera de una operación de cáncer en Cuba. Pero en Caracas —donde no se le ha visto ni escuchado en más de un mes— hay poco que hacer aparte de preocuparse y esperar.

“Si fuera un miembro de mi familia, también impediría que hiciera apariciones públicas hasta que estuviera recuperado por completo —cualquier cosa por su salud”, dijo León, de 51 años, un profesor de teatro. “El regresará; sólo tenemos que darle tiempo”.

Pero muchos se preocupan de cuánto tiempo puede funcionar la cuarta mayor economía de América Latina con su líder ausente e incomunicado.

El lunes, la coalición de partidos opositores, conocida por sus siglas MUD, dio a conocer cartas enviadas a la Organización de Estados Americanos (OEA) y al grupo comercial Mercosur pidiéndoles que evalúen lo que ellos consideran una violación constitucional que podría “afectar la estabilidad de la región”. La coalición también pidió presentar su caso ante el consejo permanente de la OEA.

A pesar de la frágil salud de Chávez, la Corte Suprema insiste en que él está aún a cargo. Eso significa que el vicepresidente Nicolás Maduro no tiene el poder de designar embajadores o miembros del gabinete, ni de firmar tratados internacionales, dijeron expertos legales.

“¿Por cuánto tiempo tenemos que esperar por el presidente?” preguntó Miriam Berdugo de Montilla, una legisladora de oposición. “¿Quién puede decirnos dónde está el presidente? ¿En qué condición está? ¿Dónde lo tienen? Nadie sabe realmente”.

El gobierno dice que Chávez se encuentra en La Habana recibiendo tratamiento de un equipo de expertos para una forma de cáncer no dada a conocer contra la que combate al menos desde junio del 2011. El domingo, funcionarios dijeron que estaba alerta y reaccionado “favorablemente” al tratamiento de una infección respiratoria grave que ha afectado su recuperación.

Pero hay razones para la preocupación. La semana pasada, Chávez supuestamente envió una carta al congreso solicitando permiso para no estar en su toma de poder del 10 de enero. Pero la carta estaba firmada por Maduro, no por el presidente. Y cuando decenas de miles de seguidores de Chávez se reunieron en el centro de Caracas para marcar su nuevo término de seis años, no hubo mensajes grabados desde La Habana, como muchos esperaban.

“Imaginen al presidente Barack Obama sin una foto o una prueba de vida durante 35 días”, dijo el lunes Russ Dallen, un inversionista y periodista con sede en Caracas, a un panel en la ciudad de Washington. “Es un escenario en verdad sorprendente”.

Para complicar las cosas, la Corte Suprema ha desestimado las solicitudes de enviar un equipo médico a La Habana, y ningún médico u observador independiente ha comentado sobre su situación. Cuando un diplomático brasileño lo visitó este mes anteriormente, calificó de “grave” el estado del presidente, pero no dio más detalles. Los presidentes Cristina Fernández de Kirchner, de Argentina; y Evo Morales, de Bolivia, han sido también visitantes recientes, pero se han mantenido callados sobre su condición.

Resulta sospechoso el hecho de que sólo las personas que hablan sobre la salud del presidente tienen intereses creados en ello, dijo Nelson Madrid, un maestro de música de 59 años de edad que ha perdido confianza en los informes del gobierno.

“Necesitamos oír de nuestro presidente”, manifestó Madrid. “Realmente no sé qué va a pasar, tenemos que esperar que no sea algo malo”.

Si Chávez muriera o renunciara, esto provocaría nuevas elecciones dentro de 30 días. Antes de viajar a Cuba, el presidente pidió a la nación que respaldara al vicepresidente Maduro si él se viera afectado por la enfermedad. Esto enfrentaría a Maduro —ministro de Relaciones Exteriores por un largo tiempo— contra Henrique Capriles, gobernador de Miranda, quien perdió en octubre contra Chávez.

Pero ninguno de los seguidores del presidente ha reconocido abiertamente un futuro después de Chávez. Y la decisión de la Corte Suprema presume no sólo que él está a cargo, sino que regresará para jurar.

La oposición alega que la ausencia de Chávez del día de su juramento requiere que se declare temporalmente ausente al mandatario y que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, otro leal a Chávez, asuma el cargo hasta que regrese el presidente.

“La parte más problemática es que [la Corte Suprema] ha declarado, increíblemente, que el presidente Chávez no está ausente y está en control total de sus funciones, incluso cuando ha estado fuera del país por más de un mes y ni siquiera está en condición de firmar un comunicado oficial”, escribió MUD al Mercosur, el influyente grupo comercial al que se unió Venezuela en julio.

Por su parte, la administración ha calificado la decisión de la Corte Suprema como una victoria para la democracia en una nación que apoyó ampliamente a Chávez en la contienda presidencial del 7 de octubre.

La decisión ha dejado con poco espacio para las maniobras legales a la oposición, que ha convocado a una marcha pacífica para el 23 de enero en defensa de la constitución.

El gobierno parece preparado para un enfrentamiento. Poco después de que se anunciara la protesta, Maduro hizo un llamado a las fuerzas de seguridad a que estuvieran vigilantes y enfrentaran los intentos de la oposición de instigar a la violencia.

“Ellos tratan de manchar nuestras políticas y las victorias que esta nación conquista todos los días”, dijo Maduro de la protesta.

Por el momento, el debate constitucional ha tenido pocas repercusiones internacionales. Más de 20 delegaciones internacionales se encontraban la semana pasada en Venezuela para marcar el nuevo término de seis años de Chávez. Y la Organización de Estados Americanos y el Departamento de Estado de EEUU, entre otros, han dicho que respetan el fallo de la Corte Suprema.

Pero mientras más tiempo esté ausente el presidente, menos sostenible será la situación, dijo Gregorio Gaterol, un legislador de oposición.

“Este fallo de la Corte Suprema es una camisa de fuerza para la oposición”, agregó. “Pero con el tiempo, ella también se va a ver amarrada con esta decisión”.

Más de More top mobile stories

  • Se acaba el tiempo para inscribirse y votar en las primarias de agosto

    El tiempo se está acabando para los floridanos que quieran votar en las elecciones primarias del 26 de agosto, pero que aún no se han inscrito para hacerlo.

  •  

LUIS ROBERTO GUZMÁN, ANGELIQUE BOYER y SEBASTIÁN RULLI, PROTAGONISTAS DE ‘LO QUE LA VIDA ME ROBÓ’, UNIVISIÓN, 9 P.M.

    TELENOVELAS: ‘Lo que la vida me robó’ o el arte de despedazar un clásico

    Hasta las pestañas se le cayeron a Angelique Boyer de tanto llorar en Lo que la vida me robó, la cual fue un exitazo de rating y por ello decidieron alargarla. Pero la estiraron tanto, que al final hicieron un arroz con mango que parece Corona de lágrimas. Angelique llora a moco tendido sin descanso. Eso sin contar con los gemidos que salen del ronco pecho de Daniela Castro, quien vendió a su hija varias veces: se la quitaba a uno y se la vendía al otro… y ellos pagaban felices. Le han añadido de todo a la trama. Hasta una hermana borracha apareció, y ‘Dañela’ le robó todo. Debía llamarse Lo que la viuda les robó… ¿Y qué me dicen del accidente de aviación que sufrió Sebastián Rulli? Quedó en coma. Y el día que despertó… ¡Milagro! Arrancó a correr como galgo por las calles de Buenos Aires, después de estar totalmente paralizado durante ¡siete años! Por otro lado, José Luis era bueno, se volvió malo y sigue cambiando de personalidad como de calzoncillos. De pronto quiere tener a Monserrat amarrada a la pata de la cama… y ahora hasta “boyerista” se volvió, pues se la pasa espiando a la Boyer hasta cuando se baña. Muchos dicen que si Caridad Bravo Adams saliera de la tumba se volvería a morir, al ver que han convertido sus Bodas de odio en esta adaptación repleta de añadidos, retazos, zurcidos y retorcidos. Lograron muy buen rating con la telenovela, pero despedazaron la obra de la escritora mexicana. La buena noticia es que ya acabaron de grabarla… y para finalizar el telerretazo, dizque filmaron tres finales. En uno de ellos muere Alejandro (Rulli); en el otro fallece José Luis (Luis Roberto Guzmán) y en el tercero ambos estiran la pata. ¿Cuál final veremos del “exitoso” culebrón?

  •  

 <span class="cutline_leadin">Con la bendición</span> de Celia Cruz y ‘el Beny” la rumba nunca va a faltar en esta Havana...

    Havana 1957

    Havana 1957: tirar la casa por la ventana

    Con música de los años 1950, comida cubana de la buena y un menú para comer sin culpas, ‘El habanero delgado’, este restaurante-club pone sabor en Brickell

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria