La afrocubanía de Lydia Cabrera

 

Mariela A. Gutiérrez reside en Canadá, donde es profesora destacada de literaturas hispánicas en la Universidad de Waterloo, Ontario, especializada principalmente en la escritora y etnógrafa cubana Lydia Cabrera. Por su excelencia académica ha sido merecedora de incontables premios, pero es su simpatía la que atrae a sus conferencias cada vez que nos visita en Miami.

Esta vez fue presentada en la Casa Bacardí del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos, ICCAS, por José Antonio Madrigal, en la reunión mensual de la Asociación Nacional de Educadores Cubano Americanos, NACAE, en la que Gutiérrez disertó sobre Lydia Cabrera, la autora, y la afrocubanía de su universo

narrativo.

Comenzó con una cita del hispanista Seymour Menton, que destacó a Lydia Cabrera como “la escritora cubana más valiosa del siglo XX”. Por lo menos, puede decirse que entre las escritoras es la más conocida y respetada mundialmente. Las obras que citó Gutiérrez fueron en primer lugar Cuentos negros de Cuba (1940), ¿Por qué... (1948) y Ayapá: Cuentos de Jicotea (1971), de los que hablaría más tarde, y, por supuesto, de su obra maestra, El monte (1954), “volumen considerado por la crítica, tanto como por los adeptos a las creencias afrocubanas, como la Biblia de AfroCuba”, comentó.

Cabrera, que nació en 1899, no estudió formalmente en Cuba, pero cuando viajó a París, de adolescente, estudió arte en L’École du Louvre y en Beaux Arts, en el Musée Guimet y en La Sorbonne. “El estudio de la pintura y las mitologías orientales, el arte negro y un retorno a La Habana natal en medio de sus años de estudio la sensibilizan ante el fascinante mundo de las culturas afrocubanas”, dijo Gutiérrez, “y se despierta en ella un vivo interés por los vestigios de las diferentes culturas africanas que se establecen en la Cuba colonial y que permanecen vitales hasta hoy día, interés que persiste hasta su muerte en Miami, Florida, el 19 de septiembre de 1991”.

Lo más importante en Lydia Cabrera es que además de ser una creadora de ficción penetró en los secretos del mundo afrocubano, y estudió su vocabulario, sin el cual no hubiera podido comprender sus mitos ni sus creencias, siguiendo un modelo científico que ha sido básico para otros estudiosos, afirmó Gutiérrez. Aunque, curiosamente, el iniciador de estos estudios fue Fernando Ortiz, cuñado suyo (y profesor en la escuela de verano de la Universidad de La Habana). Pero Cabrera fue más allá. “En la obra cabreriana, la ciencia y la dedicación científica se unen al ‘sentir’ de una raza”, dijo Gutiérrez. “La obra de Cabrera es exorbitante; la versada autora tiene a su favor más de 100 publicaciones”.

Gutiérrez no solo ha estudiado estos libros, sino que ha consultado sobre ellos con su autora y con sus críticos. Entre sus intereses, Cabrera escribió sobre los refranes negros, el yoruba cubano, la sociedad secreta Abakuá, las piedras preciosas, las aguas, los chascarrillos, el bantú, el palo monte, etc.

Entre ellos, Gutiérrez escogió esta vez las colecciones de cuentos para ver “su concepción cósmica africana –principalmente la yoruba, con su poco de bantú–, tan diferente a la cosmovisión cristiana que predomina en el Occidente”. Así nos deleitó con Ayapá: Cuentos de Jicotea y el relato de Bregantino Bregantín, de los Cuentos negros de Cuba, en los que analizó los diferentes aspectos cósmicos y la armonía del mundo afrocubano que Lydia Cabrera incorporó a su narrativa.

EL APOYO DE PLÁCIDO DOMINGO A LAS ARTES

Toda la semana pasada estuvo celebrándose la Semana de los Jóvenes Artistas, YoungArts Week, en Miami, de la Young Arts National Foundation, que acaba de estrenar su sede en la antigua Torre Bacardí de Biscayne Boulevard. Allí se celebró la primera Clase Magistral de la Semana el 6 de enero, con Plácido Domingo dirigiéndola. Le preguntamos entonces qué razón tenía para participar en esta organización de 32 años de fundada. El prefirió responder por escrito.

“Como la mayoría de los artistas, sé por experiencia cuán importante es tener guías y apoyo en las etapas tempranas de la carrera”, dijo Plácido. “Tuve el beneficio de nacer en el seno de una familia musical y de ser admitido como adolescente al Conservatorio de Música en la Ciudad de México. Pero en aquella época yo estudiaba piano y dirección de orquesta. La posibilidad de una carrera en la escena de la ópera no se abrió para mí hasta que la gente del Conservatorio me animó a que cantara también. Y luego muchos colegas y mentores me siguieron animando durante esos primeros años, mientras aprendía en los escenarios de México e Israel”.

Al llegar a cierto punto en su carrera decidió corresponder de la misma manera. “Al mismo tiempo”, siguió diciendo el tenor, “cuando a uno le toca su turno, es esencial pasar a los jóvenes artistas las experiencias que se han tenido. Por eso establecí el concurso Operalia en 1993, para ayudar a reconocer a jóvenes cantantes, y es la razón por la que inicié los programas de Artistas Jóvenes en la Washington National Opera y en la Opera de Los Angeles”.

“Por eso también he decidido ser artista consejero de la Youth Orchestra of the Americas, y me siento orgulloso de participar en YoungArts, el único programa verdaderamente nacional que apoya y reconoce a jóvenes talentosos en todas las disciplinas artísticas”, concluyó Plácido. • 

olconnor@bellsouth.net

Más de Boletín de Cuba

  •  

Jorge Emilio Pérez de Morales (foto), de 50 años, un fugitivo acusado de lavar más de $30 millones robados por otros al Medicare y mandados a Cuba, vive ahora en el barrio Santa Fe de La Habana con su esposa, Zuzel Monné Díaz, según el blog “Cuba al Descubierto”.

    Identifican a cuatro fugitivos de EEUU que viven en Cuba

    Un bloguero de Miami dice que ha localizado en Cuba a cuatro fugitivos de Estados Unidos —un hombre acusado de lavar $30 millones, dos personas buscadas por fraude al Medicare y un hombre buscado por el robo de $180,000 en monedas de 5 centavos.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Entrevistas y</span> documentos obtenidos por la AP indican que los organizadores del “Twitter cubano” se acercaron a principios del 2011 a los líderes de la organización Roots of Hope (Raíces de Esperanza)

    Jóvenes cubanoamericanos ayudaron a ‘ZunZuneo’

    Los líderes de la mayor organización sin fines de lucro de jóvenes cubanoamericanos dieron un silencioso apoyo estratégico al llamado “Twitter cubano”, un programa secreto del gobierno federal, estableciendo contactos entre contratistas y potenciales inversores e incluso fungiendo como consultores pagados, según comprobó The Associated Press.

  • Gobierno dice ganadería cubana necesita inversión millonaria para salir de ‘depauperación’

    La ganadería cubana requiere inversiones millonarias para salir del estado de “depauperación” en que se encuentra y remontar la caída sostenida de más del 60 por ciento en sus producciones que afronta desde hace dos décadas, informó este martes el diario oficial “Juventud Rebelde”.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria