Jóvenes enfrentan al chavismo en Venezuela

 

adelgado@elnuevoherald.com

A pocos días de ser salvajemente golpeado por agentes del chavismo, el líder estudiantil Lorent Saleh explicaba por qué los jóvenes venezolanos no tienen más opción que salir a las calles para exigir la restauración del orden constitucional, aún cuando saben que con ello están exponiendo sus vidas.

“Ya son 14 años en lo mismo y cada vez vemos nuestro futuro más borroso. No podemos permitir que se sigan burlando de nosotros”, dijo Saleh, de 24 años, en una entrevista vía video por internet, en la que mostró gran dificultad al hablar.

Su rostro en el video lucía deformado, con los labios muy hinchados. Los golpes que recibió en la cara le habían debilitado tanto la encía superior, que el joven sentía gran dolor con cada palabra que pronunciaba.

Aún así, Saleh dijo que él y sus compañeros se disponen a seguir manifestándose para protestar por la instauración de lo que consideran como un régimen ilegítimo en Venezuela.

“Nos estamos preparando para que las protestas sean llevadas con mucha más fuerza. Nos estamos preparando para que sea a nivel nacional. El gobierno lo sabe, y por eso es el modo en que actúa”, dijo el joven dirigente de Caracas, quien recibió la golpiza durante una manifestación el pasado jueves en la Universidad José Antonio Páez en la ciudad de Valencia.

Como Saleh, son cientos los jóvenes que han iniciado jornadas de protesta para manifestar su descontento frente a la instauración de un gobierno chavista que no tiene al presidente Hugo Chávez al frente, en lo que es visto por la oposición como una aberración de las leyes del país sudamericano orquestada directamente desde La Habana.

Las manifestaciones, realizadas casi diariamente por los estudiantes de algunas de las principales casas de estudios del país, aspiran a alertar a la comunidad internacional de la ilegitimidad del gobierno encabezado por el vicepresidente Nicolás Maduro en nombre de Chávez, cuyo verdadero estado médico es desconocido por los venezolanos.

El miércoles representantes de la Universidad de Carabobo expresaron su solidaridad con la huelga de hambre iniciada por dos jóvenes frente a la sede de la Organización de Estados Americanos, para exigir el nombramiento de una junta médica independiente que viaje a Cuba para evaluar las condiciones en que se encuentra el mandatario.

Esa manifestación era realizada mientras otro grupo de estudiantes, pertenecientes a la Universidad Central de Venezuela, se congregaba frente al Tribunal Supremo de Justicia para protestar por la decisión de la corte que dio la luz verde al régimen encabezado por Maduro.

“Esa sentencia no es nada más y nada menos que la legitimación de un gobierno de facto. Al no tener un presidente juramentado y que tome posesión, nos encontramos ante un gobierno de facto que está hoy en día nombrando cancilleres”, dijo el estudiante Francisco Matheus.

Chávez, quien padece de un cáncer agresivo, viajó el 9 de diciembre a La Habana para ser sometido a una nueva operación y desde entonces no ha vuelto a ser visto en público.

El gobierno venezolano sostiene que el mandatario se encuentra en plena recuperación, pero versiones de prensa aseguran que Chávez enfrenta un cuadro médico bastante delicado y que el cáncer que padece se encuentra en etapa terminal.

El inicio del nuevo mandato de Chávez, inaugurado el pasado jueves en una extraña ceremonia en la que Maduro juramentó a cientos de seguidores chavistas, es cuestionado por algunos de los principales líderes de la oposición, quienes rechazan el pronunciamiento emitido por el Tribunal Supremo de Justicia que avaló la medida.

El pronunciamiento de la corte —organismo que la oposición considera como un apéndice del chavismo— es uno de los temas centrales de las protestas realizadas por los estudiantes a lo largo de los últimos días.

No obstante, las manifestaciones están siendo brutalmente reprimidas por agentes del orden público.

Alrededor de 11 estudiantes que participaban en una protesta en la Universidad de Los Andes (ULA) a finales de la semana pasada resultaron heridos luego de que agentes de la Guardia Nacional dispararan perdigones contra ellos.

Según autoridades de esa universidad, los estudiantes fueron reprimidos dentro de la casa de estudios, versión que es desmentida por las autoridades venezolanas.

En el caso de Saleh, el joven dirigente trató de conversar el jueves pasado con los agentes del orden público para explicarles que la manifestación en la que él se encontraba era pacífica.

“Cuando nos acercamos, comenzaron a agredirnos y con uno de los golpes me llevan al piso, y allí me cayeron encima”, comentó el joven.

Las agresiones no culminaron allí. El joven opositor dijo que en las últimas horas sus familiares han estado recibiendo constante llamadas telefónicas para amenazarles.

El martes, funcionarios del Servicio de Inteligencia Bolivariano le confiscaron su pasaporte cuando Saleh se disponía a viajar a Costa Rica para exponer el maltrato de los estudiantes ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

Al prohibirle la salida del país, los agentes trataron de llevárselo detenido, pero sus esfuerzos se vieron interrumpidos por la presencia de los medios de comunicación.

“Ellos emprenden acciones como esas para intimidar a los demás compañeros”, comentó.

Pero por ahora, el espíritu de lucha no parece haber disminuido en el dirigente, quien dijo que el sector estudiantil pretende seguir manifestándose hasta que se produzca un cambio en el país.

“No podemos reconocer a este régimen. No podemos reconocer esto que está pasando y el llamado es a la protesta para que se reestablezca el hilo constitucional en Venezuela”, sostuvo Saleh.

“Nosotros ni siquiera votamos por Chávez. Nosotros no participamos en los errores de la Cuarta República [como el chavismo denomina al sistema de gobierno anterior a la llegada de Chávez al poder], pero nos ha tocado asumir esto, y nosotros lo vamos a asumir”, señaló.

Este artículo fue complementado con los servicios cablegráficos de El Nuevo Herald.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria