Desfilan por la alfombra roja en cuatro patas y lo hacen mano a mano con los bípedos humanos.

Las estrellas lanudas de Hollywood

 

Especial para El Nuevo Herald

Uggie filma películas, hace comerciales, ganó un Oscar, disfruta de una vida plena de comodidades, tiene una biografía publicada, ha sido invitado a la Casa Blanca y su foto ha aparecido en los más importantes diarios. Hoy por hoy, el pequeño Jack Rusell Terrier, de 11 años, es considerado la estrella lanuda por excelencia de Hollywood y su nombre está inmortalizado en el Paseo de la fama.

Desde sus inicios, el cine y la televisión han sucumbido ante los encantos de los canes. Hay cierta fascinación de los seres inteligentes por los cuadrúpedos de hocico frío, ojos redondos y orejas caídas. Aunque ninguno de sus congéneres ha llegado tan alto como Uggie, la saga perruna comenzó hace muchos años con criaturas semejantes recreadas por el dibujo animado. ¿Quién puede olvidar a Golfo, el vagabundo enamorado de la sexy Reina, a Pluto, el mejor amigo del ratón Mickey, y al cándido y “grande por gusto” Sccoby Doo?

Pero los verdaderos héroes caninos del celuloide son los de carne y hueso: Rin Tin Tin y Lassie (los perros policías capaces de descubrir y vencer al más implacable de los criminales, que abrieron el camino a los de su especie) y los actuales, entre otros, Beethoven, el gigante San Bernardo quien hizo un largo serial con su personaje, y en fecha aún más reciente, el “acabose” desatado en las salas cinematográficas con los 101 dálmatas.

De personaje secundario a protagonista

Lo del pequeño Uggie es punto y aparte. De personaje secundario, sorprendió a todos al convertirse en coprotagonista, a la par de George Valentin (Jean Dujardin) y de Peppy Miller (Berenice Bejo), también de Al Zimmer (con el consagrado actor John Goodman) con los papeles estelares en The Artist, el drama-comedia que en el 2012 arrasó con los Premios Oscar, y también los Goya, los Globos de Oro, entre otros galardones cinematográficos. La actuación de Uggie lo hizo acreedor del Collar de Oro al mejor actor canino por su interpretación como Jack, la mascota de George, y también del Premio al Mejor Perro en el Festival de Cannes.

Claro, la estrella lanuda no aprendió el guión solo, a su lado estuvo siempre su entrenador, Omar von Muller, quien le enseñó y practicó con él cada uno de sus “gestos” y piruetas frente a las cámaras. Omar, un colombo-americano- entrenador nato de mascotas- empezó su carrera en Miami, pero después del devastador huracán Andrew se fue para Los Angeles con toda su cohorte de animales, y allí reside ya por 18 años. En la actualidad, Omar, junto a su esposa Mercy y su preciosa hija Terry de 7 años, atiende ocho perros, entre otras mascotas. Pero Uggie es el favorito, no sólo porque está padeciendo de un trastorno neurológico, causa de que abandonara su carrera en el cine, disfruta de todas las atenciones. “El es un miembro más de la familia”, asegura el fornido entrenador, quien ahora realiza obras de caridad con su mascota y lo lleva a hogares de niño y ancianos para entretenerlos con las “ocurrencias” de Uggie.

Omar lo recogió a los pocos meses de nacido porque sus dueños lo querían entregar a una perrera “porque era muy inquieto”. Evidentemente, los señores ignoraban los rasgos de los de su raza. El carácter de un Jack Rusell Terrier es el de un verdadero cazador de madriguera: atrevido, fanfarrón y dinámico, pero su relación con los niños y con los caninos como él, es muy buena. Otras de sus aptitudes son las de cazador eficaz, excelente perro de compañía y de alerta.

En cuanto a sus características físicas: mide de 27 a 35 cm, pesa como promedio 1 kg por cada 5 cm de altura, su pelaje es blanco o con marcas leonadas, marrones o negras, en la cabeza y en la raíz de la cola. Y su expectativa de vida es de 12 a 14 años,

“Yo no pensaba quedarme con él. Mi intención fue salvarlo de un destino incierto, pero él me demostró que era un perrito muy cariñoso y activo, que quería trabajar”, asegura a El Nuevo Herald el profesional en amaestrar mascotas para el cine.

Los platos fuertes de la actuación de Uggie en The Artist

Entre los platos fuertes de su actuación en la laureada cinta está el de la mesa del desayuno, cuando se convierte prácticamente en el doble del actor, imitando “al detalle” las reacciones de tristeza y dolor de ése ante las palabras de su esposa: “No soy feliz”, le dice la mujer, y él le responde: “Millones de personas en el mundo no lo son”. De tal diálogo se entera el espectador por los letreros, pues el filme recrea la época del cine mudo.

Otros momentos estelares son cuando Uggie “tímidamente” esconde su cabeza entre las patas, como adivinando que el hombre besará a la muchacha, y cuando George al leer las “gracias” de Peppy, escritas con lápiz labial en el espejo de su camerino, lo interpreta como un gesto definitivo, “matador”, y se apunta a la sien con los dedos de su mano. Sin embargo, no es él quien cae fulminado por el inexistente disparo sino su mascota que, patas arriba, se retuerce en el suelo.

Pero ninguna escena supera a la protagonizada por el animalito cuando George se encuentra atrapado entre las llamas que él mismo ha desatado por su frustración ante la aparición del cine sonoro, hecho que él subestima. Su lugar, de cierta manera, ha sido ocupado por Peggy.

En esas circunstancias decisivas, el perrito corre hasta encontrar un policía, al cual trata de avisarle del peligro tirando de la pata de su pantalón. Finalmente, en un gesto supremo, se deja caer, semejando estar muerto. Y de esa manera logra encontrar el esperado auxilio para salvar a su amo.

El Collar de Oro es el Oscar a las mascotas

El Golden Collar Award, el Collar de Oro que premia al mejor artista canino en el cine, y que fue creado por la revista Dog News Daily, es el Oscar concedido a los perros, y ese precisamente fue el que Uggie alcanzó por su “humana” actuación en The Artist, filme que hizo además de Water for Elephants.

Uggie competía por el premio frente a otras tres estrellas caninas del celuloide: Cosmo, el perro del drama familiar Beginners; Hummer, que actúa en Young Adults; Denver, que aparece en el drama sobre el cáncer 50/50; y Blackie, el perro que aparece en la estelar película Hugo. Otros fueron Koko, el perro de la cinta australiana Red Dog, y Bridgitte que se alzó con el Golden Collar por su intervención en la serie televisiva Modern Family.

El periódico The Washington Times invitó a Uggie a la Casa Blanca para participar en el encuentro del presidente Barack Obama con la prensa.

A todos esos logros se refiere Uggie en su libro autobiográfico My Story, hasta ahora solo en inglés pero cuyos derechos ya han sido adquiridos para publicarse en francés, italiano y ruso. El título, narrado en primera “persona” por la escritora británica Wendy Holden, hace gala “fantásticamente” de lo que George Valentin, The Artist, tanto deseó para su fiel amigo y salvador: “Ojalá hablara”.

Más de Séptimo Día

  • Los violinistas no prefieren los Stradivarius

    Diez de los mejores violinistas solistas del mundo se sometieron a una prueba científica de ciego único para determinar cuáles instrumentos, algunos Stradivarius de gran valor y otros menos costosos, sonaban mejor. Los resultados quizá parezcan fuera de tono para músicos y coleccionistas, porque los violines más nuevos ganaron de calle.

  • Madres canguro reemplazan a las incubadoras en Colombia

    Una idea simple: dar calor a bebés prematuros poniéndolos contra el pecho, como los canguros, surgió en Colombia hace 30 años ante la falta de incubadoras y, tras vencer el escepticismo, se aplica en todo el mundo como ejemplo de medicina más humanitaria.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Un policia</span> custodia las dos obras de arte de los artistas franceses Paul Gauguin ("Fruits sur une table ou nature au petit chien"), y Pierre Bonnard ("La femme aux deux fauteuils").

    Cuadros famosos colgados en una cocina

    Italia ha recuperado recientemente dos cuadros atribuidos a los postimpresionistas franceses Paul Gauguin y Pierre Bonnard, robados en Londres en 1970, que un trabajador de la Fiat de Turín quien ignoraba su valor tuvo durante 40 años colgados en la cocina de su casa.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria