Austria decide en referéndum mantener el servicio militar obligatorio

 

AFP

Los austríacos decidieron este domingo en un referéndum la manutención del servicio militar obligatorio y rechazaron la posibilidad de profesionalizar el ejército, en una cuestión que generó profunda división en el pequeño país alpino, que mantiene así su condición de nación neutral.

Alrededor del 60% de los electores se pronunció por el servicio militar obligatorio, de acuerdo a resultados preliminares.

El resultado constituye un fracaso para al canciller socialdemócrata, Werner Faymann, y para el ministro de la Defensa, Norbert Daramos, así como los Verdes y también para los principales periódicos populares, que hicieron campaña en favor de un ejército profesional.

En tanto, los demócrata cristianos, aliados de los socialdemócratas en el gobierno de coalición desde 2008, hicieron campaña por el servicio militar obligatorio.

Alrededor de 6,3 millones de austríacos fueron llamados a votar, y la participación debería ser de poco más de 50%, según los institutos de sondeos.

El costo de un ejército reformado, el número de reclutas y el impacto de las misiones en el extranjero o el socorro en caso de catástrofes naturales han sido los principales puntos del debate, con una cuestión de fondo: ¿Qué representa esto para la neutralidad de Austria?

De los países del Consejo de Europa, Austria, Chipre, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Noruega, Suiza y Turquía todavía mantienen la conscripción.

Además, Austria se niega a sumarse a la OTAN, la organización de Defensa de Estados Unidos y el Oeste de Europa, como tampoco a las estructuras que reagrupan los países del Este europeo, para conservar su neutralidad. Esta neutralidad podría verse cuestionada con la adopción de un ejército profesional, en opinión de analistas.

Al mismo tiempo, Austria participa desde hace tiempo en misiones de mantenimiento de la paz en la ONU, especialmente en la ex Yugoslavia (Kosovo y Bosnia) y en el Medio Oriente (Líbano y el Golán).

“La naturaleza de la amenaza ha cambiado, es la razón por la cual una transformación es necesaria”, explicó Darabos en un discurso en defensa del ejército profesional. Un ejército convencional se ha visto superado por la era “del contraterrorismo, de la cibercriminalidad”, y de “Estados en crisis”, estimó.

En tanto, el jefe del Estado Mayor del ejército austríaco, el general Edmund Entacher, previno que un ejército profesional conducirá “irremediablemente a una baja en calidad, número y capacidad”.

Austria cuenta con 55,000 soldados, un número que debería mantenerse con la reforma, insiste el ministro de la Defensa. Cada año, 22,000 austríacos efectúan un servicio militar de seis meses.

El ejército también puede ser movilizado en territorio nacional para responder a catástrofes naturales, como inundaciones o avalanchas.

Los austríacos que no desean hacer el servicio militar (aproximadamente unos 14,000 cada año) pueden optar por un servicio cívico de nueve meses, trabajar con los servicios de socorro, en casas de retiro, con refugiados o toxicómanos.

El debate público, curiosamente, se desarrolló en frentes contradictorios: los socialdemócratas, históricamente favorables a la conscripción, esta vez defendieron la propuesta del ejército profesional (con algunas pocas excepciones), y los demócrata cristianos, tradicionalmente inclinados a la profesionalización del ejército, defendieron el servicio militar obligatorio.

La cuestión del costo de un ejército profesional también estuvo en el centro de los debates, aunque Austria destina apenas 2,000 millones de euros por año a sus Fuerzas Armadas, ó 0,6% del presupuesto, una de las menores tasas en la Unión Europea.

Más de El Mundo

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria