LA MUERTE DEL LEGENDARIO STAN MUSIAL

Entre los grandes de la historia

 

Ganó siete títulos de bateo, tres premios MVP, tuvo un promedio de .331 y conectó 475 jonrones

mmartinez@elnuevoherald.com

La muerte de Stan Musial cubrió de luto al béisbol de Grandes Ligas. Le dijo el adiós a la vida uno de los mejores peloteros de todos los tiempos.

Nació en Donora, Pensilvania, el 21 de noviembre de 1920. Su debut en las Mayores ocurrió en 1941, la misma temporada en la que Ted Williams bateó para .406 con los Medias Rojas de Boston y Joe DiMaggio fijó el récord de 56 juegos consecutivos bateando imparables con los Yankees de Nueva York.

Musial sólo vistió un uniforme, el de los Cardenales de San Luis durante más de dos décadas. El único año que Musial perdió con los Cardenales fue en 1945, cuando estuvo en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial.

Ganó siete veces el título de bateo de la Liga Nacional, en tres ocasiones el de Jugador Más Valioso y tres campeonatos de Serie Mundial con los Cardenales durante la década de los cuarenta.

Brilló a la par de Ted Williams y Joe DiMaggio, pese a estar alejado de las grandes ciudades de Estados Unidos. Conquistó los tres premios de Más Valioso en 1943, 1946 y 1948, quedando segundo en cuatro temporadas.

Musial fue el segundo miembro del Salón de la Fama en fallecer el sábado, pues Earl Weaver, mánager de los Orioles de Baltimore, también falleció a los 82 años de edad.

Se le llamó “Stan the Man’’ y llegó a ser tan querido en San Luis que dos estatuas con su imagen fueron construidas afuera del Busch Stadium.

La primera estatua del nuevo Busch Stadium es un sitio de reunión antes de los juegos. “Aquí está al guerrero perfecto. Aquí está el caballero perfecto”, reza la frase en la estatua.

Participó en el Juego de Estrellas en 24 ocasiones, acumuló un promedio de .331, conectó 475 jonrones y está considerado como el más grande pelotero en la historia de los Cardenales, siendo la primera figura a la que la franquicia le retiró el número. Humilde, sin ningún escándalo en su contra, Musial fue el jugador preferido de fanáticos en la región del medioeste estadounidense, donde el béisbol se vive con pasión.

Casi siempre produjo con hombres en bases y nunca se ponchó más de 50 veces en una temporada, siendo líder de la Nacional en varias categorías ofensivas, excepto en jonrones.

Su mayor número de jonrones fue de 39 en la campaña de 1948, quedándose corto por uno de completar la Triple Corona.

Musial tenía 55 récords cuando se retiró en 1963. Su placa en el Salón de la Fama arranca con estas proezas: “Dueño de muchos récords de la Liga Nacional’’.

Musial se mantuvo activo hasta el día que cumplió 43 años. Bateó un hit en su último turno empujando una carrera con línea por encima de un novato segunda base de los Rojos de Cincinnati con el nombre de Pete Rose, el mismo jugador que 18 años después rompió su marca de 3,630 imparables de por vida.

De sus 3,630 hits, Musial sumó 1,815 en casa y 1,815 como visitante. También sumó 1,951 remolcadas y anotó 1,949 carreras.

Tenía una postura poco común en la caja de bateo con sus piernas y rodillas ceñidas con su madero cerca del oído. Cuando el pitcheo llegaba, Musial movía el cuerpo y hacía el swing con soltura.

Una vez le preguntaron sobre los hábitos para su perdurabilidad: “Dormir ocho horas, cuidar el peso, correr una milla diaria y no fumar”, dijo. Y algo más. “Batear para .300”.

Fue respetado por todos los fanáticos y no lo abucheaban ni siquiera los amantes de los Dodgers de Brooklyn, que le pusieron su apodo en señal de admiración por su .359 de promedio en el Ebbets Field.

La gente de Brooklyn tenía otro motivo para admirarlo: Musial respaldó a Jackie Robinson cuando en 1947 rompió la barrera racial y ayudó a crear una buena armonía entre blancos y negros en los equipos.

Superó los 3,000 hits en 1958 y fue el primer jugador de la Nacional con un salario de 100,000 dólares. Nunca expresó resentimiento por los salarios multimillonarios de los peloteros actuales diciendo que los atletas de su época se divertían más.

Tras su retiro como jugador, pasó a formar parte de la directiva de los Cardenales. Fue el gerente general del equipo que ganó la Serie Mundial de 1967.

Descanse en paz “Stan the Man’’. Uno de los mejores bateadores de todos los tiempos.

Más de Deportes

  •  

 <span class="cutline_leadin">El boxeador</span> cubano Alexei Collado enfrentará en la pelea estelar a Rod Salka Jr., este viernes, como parte de una velada de la cadena SHOWTIME.

    Cubano Collado va a su cita más fuerte en el ring

    A cuentagotas, pero las oportunidades van llegando a los boxeadores cubanos y ahora le toca el turno a Alexei “El Huracán’’ Collado.

  •  

 <span class="cutline_leadin">El zurdo</span> cubano de los Marineros Roenis Elias lanza en un partido contra los Rangers el 14 de abril del 2014.

    MIAMI VS SEATTLE

    Elías y Canó las atracciones de Seattle en su viaje a Miami

    En otra época la llegada de los Marineros al sur de la Florida habría significado poco, salvo la oportunidad de ver a Félix Hernández en la lomita, pero los tiempos han cambiado y esta puede ser una oportunidad única en el parque de los Marlins.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Guillermo Rigondeaux</span> ya tiene separado el 19 de julio en Macao, China, para su última pelea bajo la bandera de Top Rank, con la cual ha sostenido una tormentosa relación

    Rigondeaux con fecha para pelear; Dorticós vuelve a noquear

    Las noticias no pueden ser mejores para Caribe Promotions por estos días: un campeón establecido como Guillermo Rigondeaux ya tiene fecha para pelear y un futuro campeón como Yunier Dorticós crece como la espuma y con un plan establecido hacia el estrellato.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria