Los pasos perdidos de Juan Carlos Mirabal

 

Especial/El Nuevo Herald

Tres viajes a La Habana entre el 2010 y el 2011 propiciaron que el fotógrafo cubano Juan Carlos Mirabal reencontrara su ciudad natal a través del lente de su cámara. En las fotos que tomó afirma que está reflejada su fe de que Cuba volverá a ser el país con el que siempre ha soñado.

Los pasos perdidos, una selección de 12 fotografías en las que la nostalgia y su visión del futuro han sido tratadas con un interesante efecto de polarización de la luz y el color, se puede apreciar hasta el 27 de este mes en la librería Books and Books de Coral Gables.

“Fueron tres viajes de carácter familiar que hice con mi esposa, planificados en fechas significativamente religiosas”, explica Mirabal. “El primero en las Navidades del 2010, el segundo durante la visita del papa Benedicto XVI y el tercero en las Navidades del 2011. Fueron tres experiencias reveladoras porque me sirvieron para encontrar esa sensación de fe y esperanza que estaba buscando desde que salí de allá en 1992”.

¿Qué se te perdió en La Habana?

“Mi infancia, mi adolescencia; los niños de la familia, y los amigos”.

Mirabal utiliza iconos arquitectónicos de su ciudad como símbolos de lo que está pasando en Cuba. Los pasos perdidos, la foto que da título a la muestra, está tomada desde las ruinas de un edificio (donde aún vive gente) que está frente al teatro Martí. Por encima del muro se observa la cúpula del Capitolio cubano. “Debajo de la cúpula del Capitolio está el Salón de los Pasos Perdidos”, dice. “Pero esa imagen va más allá, porque creo que los cubanos hemos perdido el rumbo. El pueblo de Cuba se olvidó de Dios, permitió que se cerraran las iglesias, que se prohibiera la religión, eso es lo más importante”.

Son diez fotos que revelan la vida y costumbres de los habitantes de esa parte de la ciudad de calles estrechas que alguna vez fuera la ciudad de las columnas, como la describió el escritor cubano Alejo Carpentier, pero que a Mirabal le sigue pareciendo visual y socialmente loca, atractiva y fascinante.

Tuvo el atino de no regodearse plasmando una urbe en ruinas, sucia, desorganizada, carente, con aspecto de ciudad bombardeada. Tampoco prestó demasiada atención a esa zona pintoresca y por lugares cuidadosamente reconstruida del casco histórico, asediado por los turistas, que los cubanos describen con ironía como “una anciana con colorete”, que disimula las arrugas con varias capas de maquillaje. La enseña como “una Habana destruida, pero a la vez distinta, con los colores que no estamos acostumbrados a ver”.

Para las fotos trabajó con una Nikon D 700 con aberturas de F8, y sensibilidad de entre 400 a 100 asas. El tratamiento de los colores y el dramático contraste de las nubes los consiguió utilizando un filtro de polarización y luz natural. “Es una intuición mía, un sentimiento, de que todo en Cuba tiene arreglo, de que hay una esperanza. Cuando el cubano pueda hacer lo que se hace en un país normal, La Habana donde viví va a tener su renacer. En todas mis fotos hay una crítica intrínseca. Para algunos muy obvia, para otros solapada, pero en cada fotograma expreso la posibilidad de que va a venir un cambio”.

Exiliados cubanos de varias generaciones asistieron a la inauguración de esta muestra el pasado 4 de enero. Para los que dejaron la isla cuando eran niños o muy jóvenes, Los pasos perdidos es una manera de acercarse y conocer el mundo que extraviaron sus padres para comenzar una nueva vida y abrir el camino de la Cuba en el exilio. Para los que llegaron despúes es un recorrido por La Habana tal y como la recuerdan, medio en ruinas, a pedazos, triste, bulliciosa, y destartalada.

San Cristóbal de La Habana (así la llamó Diego Velásquez cuando la fundó en 1519) está ahora resentida, sucia y agrietada. Quemada y arrasada por el corsario Jacques de Sores en 1555 y tomada militarmente por los ingleses en 1762, ahora huele a escape de gas y a basura acumulada; suena a salsa, a son, a guaracha o a reguetón de moda, pero los colores que nos muestra Juan Carlos Mirabal, sugieren que sigue allí, esperando a que venga alguien y la rescate.• 

‘Los pasos perdidos’, exposición fotográfica de Juan Carlos Mirabal en Books and Books, 265 Aragón Ave., Coral Gables. (305) 442-4408.

Más de Boletín de Cuba

  •  

 <span class="cutline_leadin">En los</span> paneles del día se repasaron los desalentadores indicadores económicos de Cuba, como los $2,000 millones en importaciones de alimentos que se estima realizará el gobierno este año, los 1.6 millones de toneladas de azúcar en la zafra anterior y las 6,106 toneladas producidas de café, apenas una décima parte de la producción que se obtuvo en 1958.

    economistas cubanos

    Expertos discuten en Miami resultados de la reforma económica en Cuba

    Más de 20 cubanos de la isla participan desde el jueves en Miami en la conferencia anual de la Asociación de Estudios de la Economía Cubana (ASCE), según informó su director, el profesor Ted Henken de Baruch College.

  • Vicepremier niega culpa en caso de herencia de viuda cubana

    El viceprimer ministro de las Bahamas Philip “Brave” Davis ha negado haber hecho nada indebido en el caso de la viuda cubana de un residente de las Bahamas que se ha quejado de no haber recibido toda la herencia que le tocaba. “Ni hay, ni ha habido, ninguna queja formal en cuanto a la manera en que se ha administrado el patrimonio”, afirmó Davis, quien fue albacea del testamento de Franz Kohlrautz, en un comunicado por escrito dado a conocer el miércoles.

  •  

 <span class="cutline_leadin">El cardenal </span>Jaime Ortega oficiará una misa el sábado en La Habana para celebrar sus cinco décadas en el servicio católico.

    Celebrarán 50 años de ordenación sacerdotal de Jaime Ortega

    La comunidad católica celebrará una "misa de acción de gracias" por los 50 años de la ordenación sacerdotal del cardenal Jaime Ortega, informó la Arquidiócesis de La Habana.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria