La Habana confirma que el cable de fibra óptica está en funcionamiento

 

La Habana advirtió que no significa más acceso a internet

jtamayo@elnuevoherald.com

Dos años después de que un cable de fibra óptica llegara a Cuba desde Venezuela, y por lo menos cinco meses después de que fuera activado, La Habana confirmó que el ALBA-1 está funcionando; pero advirtió que eso no significa que los habitantes de la isla tendrán más acceso a la internet.

Una breve nota de ETECSA, el monopolio de telecomunicaciones del gobierno cubano, publicada en la edición del jueves del periódico Granma fue el primer comentario oficial detallado sobre las operaciones del cable desde que llegó a la isla.

El cable de 1,000 millas “está operativo desde el mes de agosto del 2012, inicialmente cursando tráfico de voz correspondiente a telefonía internacional”, según reportó la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A.

Y el 10 de enero los técnicos “comenzaron a ejecutar las pruebas de calidad de tráfico de internet sobre dicho sistema”, agregó. “Las mismas se realizan utilizando tráfico real desde y hacia Cuba, con el fin de normalizar esta vía de comunicación”.

Pero incluso después de que el cable esté completamente operacional, eso “no significará que automáticamente se multipliquen las posibilidades de acceso” a internet, advirtió, porque el sistema necesitará mejoras generalizadas que tendrán que ser costeadas con las escasas divisas del país.

Cuba tiene uno de los índices de conectividad a internet más bajos del Hemisferio Occidental, y que se cree que es inferior al de Haití. Sin embargo, es difícil determinar las cifras exactas porque el gobierno reporta a aquellos que sólo tienen acceso a un sistema interno de la isla conocido como “intranet”.

El gobierno ha culpado repetidas veces a las sanciones económicas de Estados Unidos por la ausencia anterior de un cable de fibra óptica y por la lentitud y los altos precios del acceso a internet. Una cuenta legal en la isla cuesta más de $100 al mes, mientras que el acceso en el mercado negro oscila entre los $20 y $40 al mes.

Varios funcionarios de EEUU y ex funcionarios cubanos, conocedores de la situación, han dicho que Fidel Castro rechazó una oferta de compañías estadounidenses de telecomunicaciones de instalar un cable de fibra óptica de La Habana a la Florida luego de que el huracán Andrew dañó un cable submarino entre ambos países en 1992.

Hasta este mes, ETECSA estaba operando todo el tráfico de internet a través de tres satélites que tienen conexiones lentas. El tráfico de EEUU a Cuba, por ejemplo, tenía que viajar alrededor de 43,000 millas, primero hasta los satélites y luego de vuelta hacia abajo.

El cable Alba-1, de 1,000 millas de longitud y con un valor de $70 millones, financiado por el gobierno venezolano y construido por una compañía francesa, fue terminado en febrero del 2011 y diseñado para expandir el acceso de Cuba a internet.

Pero los funcionarios del gobierno nunca explicaron por qué el cable no había sido activado, haciendo vagas referencias en ocasiones a “problemas técnicos” sin decir una palabra acerca de reportes que circulaban por la isla de que varios funcionarios de ETECSA habían sido encarcelados por corrupción en relación con el proyecto.

Un ex alto funcionario de ETECSA que reside ahora en Miami, Jose Remón, ha mantenido durante largo tiempo que el cable estaba operativo desde finales del 2011, pero sólo para tráfico “no declarado” entre los gobiernos de Cuba y Venezuela.

La primera señal de que el cable se había puesto en uso de un modo más amplio tuvo lugar esta semana, cuando Doug Madory, analista de Renesys, compañía estadounidense que observa el tráfico global de internet, notó un aumento en la velocidad de las conexiones con Cuba.

El incremento indicó que tal vez una parte del tráfico estaba moviéndose a una mayor velocidad de lo que los satélites pueden permitir, según escribió Madory el domingo en el blog de la compañía. Pero ese incremento no fue lo bastante rápido para indicar que el cable estuviera totalmente operativo en ambas direcciones.

El martes, otra entrada de Madory en el blog señaló que exactamente a las 9:01 a.m. de ese día la velocidad de las conexiones cubanas aumentó de nuevo a un nivel que indicaba claramente que el cable estaba activo para el tráfico bidireccional.

La nota de ETECSA, publicada tanto en Granma como en Cubadebate, un website gubernamental, tenía fecha del jueves.

“Estamos contentos de ver la confirmación del gobierno cubano”, escribió el jueves Madory en un correo electrónico a El Nuevo Herald. “Es importante recordar que estos no son más que los primeros pasos. De ETECSA dependerá determinar cuán rápido distribuirán este ancho de banda a sus clientes”.

Más de Boletín de Cuba

  • Herencia de una cubana se esfuma en las Bahamas

    Kenia Batista Mir afirma que ella tuvo una vida feliz con su esposo alemán, quien llevó a la cubana a vivir con él en las Bahamas. “Estaba fuera de Cuba, y a la vez cerca”, dijo ella. El falleció despues, dejándole un patrimonio que se estima en unos $10 millones.

  • GLORIA LEAL: Museo del Exilio o monumento a la humillación

    ¿Qué hubiese pasado si en vez de unirse a las fuerzas mambisas, José Martí hubiera decidido recaudar fondos para crear un Museo fuera de Cuba sobre los años de exilio de los cubanos que vivieron en Nueva York, Cayo Hueso y Tampa?

  • ONU pena a operador norcoreano de barco con armas

    La ONU impuso sanciones a la compañía naviera norcoreana que opera un barco que fue detenido en Panamá en julio de 2013 por llevar equipo militar no declarado procedente de Cuba y ha ordenado a todos los países que congelen sus activos.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria