Egipcios sepultan a 35 y protestan contra gobierno

 

AP

Decenas de miles de dolientes salieron el domingo a las calles de la conflictiva ciudad egipcia de Puerto Said y corearon consignas contra el presidente islamista Mohamed Morsi durante un funeral masivo de 35 de las 37 personas que perecieron en los disturbios del día anterior.

Hubo algunos brotes breves de violencia cuando algunos manifestantes abrieron fuego con sus pistolas y la policía respondió lanzando gases lacrimógenos. La televisión estatal informó que 110 personas resultaron lesionadas.

“Estamos muy preocupados por lo que puede ocurrir después del sepelio”, dijo Rasha Hamuda, activista de las juventudes locales, quien destacó que hay mucha tensión en la ciudad.

En El Cairo se llevaron a cabo también los funerales de dos policías muertos un día antes en los hechos de violencia en Puerto Said. Varios agentes increparon al ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, quien está a cargo de la policía, cuando llegó al funeral, dijeron algunos testigos. Los policías indignados señalaron a gritos que el ministro sólo se había presentado para aparecer ante las cámaras de televisión.

Se trata de una muestra inusitada de disenso en Egipto, donde la fuerza policial suele imponer una disciplina de estilo militar. Ibrahim se marchó en forma precipitada y el funeral continuó sin él.

La violencia en Puerto Said, unos 225 kilómetros (140 millas) al noreste de El Cairo, estalló el sábado, horas después de que una corte impuso la pena capital a 21 personas por su participación en una serie de disturbios durante un partido de fútbol en la localidad. Aquellos enfrentamientos del 1 de febrero de 2012 en el estadio dejaron 74 muertos.

La mayoría de los sentenciados a muerte eran aficionados de Puerto Said. Los 21 fueron hallados culpables de homicidio, y la corte emitirá su fallo sobre el resto de los 73 acusados en marzo.

Los disturbios se derivaron principalmente de la rivalidad enconada entre la policía y los ultras, como se llama a los seguidores radicales de clubes en Egipto. Muchos de esos hinchas se han politizado cada vez más, suelen enfrentar a la policía y también formaron parte del levantamiento que derrocó al régimen de presidente Hosni Mubarak hace un par de años.

Asimismo, varios aficionados estuvieron al frente de las protestas contra la junta militar que se hizo cargo del país después de la salida de Mubarak. Ahora participan en las protestas contra el presidente islamista Morsi, el primero surgido de unas elecciones libres.

“No hay más Dios que Alá”, dijeron a coro los manifestantese en el funeral. “Morsi es enemigo de Dios”, afirmaron otros.

La procesión avanzó por la ciudad después de que los dolientes oraron en la mezquita de Marian. Mujeres vestidas de negro comenzaron a corear las consignas, que se propagaron poco después.

Más de El Mundo

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria